Esta es la gran historia completa de la enemistad entre Lindsay Lohan y Paris Hilton. Un trabajo de investigación que costó horas de redacción y merece que te prepares un Martini y unas olivas mientras lo lees:

Verano de 2006. Un año vivido peligrosamente por The Holy Trinity.

Es el verano de salir del coche sin bragas. Una moda que es todo un trend durante esos meses en las noches de West Hollywood. Porque dejarse la ropa interior en casa es la etiqueta en los locales de esta zona este verano.

Un grupo de jóvenes caminan por algún lugar entre Santa Monica Blvd y W Sunset Blvd flanqueados por guardaespaldas mientras una milicia de flashes y camarógrafos se mueve rápido a su alrededor.

Risueños, uno de ellos lanza feos improperios al aire mientras sus amigos ríen.

Entre ellos, una jovencita de un brillante cabello rubio y vestida de rojo, camina sosteniendo su smartphone con ambas manos al tiempo que las usa para tapar las carcajadas que brotan de sus labios.

Es la heredera de una enorme cadena de hoteles. Su amigo, el nieto de un magnate del petróleo y arrestado por posesión de cocaína. Y el objeto de sus burlas es una ex chica Disney que no está presente esa noche.

Lo que está sucediendo entre esos jóvenes desatará una enemistad que aún hoy perdura:

Lindsay Lohan has the stinkiest, fucking sweaty, orange vagina anyone has ever seen. I haven’t seen it. She wants me to see it but it shits out freckles, it’s orange and it fucking smells like diarrhea, so fuck off. And who would want to fuck her? Who? Wilmer? Is Wilmer in, like, a mariachi band? And she’s got a firecrotch that all you guys want to suck because you’re fucking desperate.


Lindsay lohan tiene la vagina más apestosa, sudorosa y naranja que he visto. Y eso que no lo he visto. Ella quiere enseñármelo pero caga pecas [sic]. Es naranja y huele como a diarrea, así que ¡a la mierda! Y ¿quién se la quiere follar? ¿Quién? ¿Wilmer [Valderrama, ex novio de Lindsay que hoy visita a Demi Lovato en el hospital]? ¿Es que acaso Wilmer es una banda de mariachis? Ella tiene una entrepierna cachonda ¡y todos os la queréis follar porque estáis jodidamente desesperados!

Nada que agregar a semejante poesía para borrachos, que era difícil que Lindsay tomase a broma.

Pero Brandon Davis y su amiga, Paris Hilton, se metieron en el coche, pisaron a fondo el acelerador y dejaron atrás una nube de vocablos endiablados y poniendo rumbo a nobody knows.

Brandon Davis y Paris Hilton

¡Eh, tío! ¿Tú también te la quieres follar? ¿Quién eres? ¿Un jodido mariachi? ¿El jodido Valderrama ese? ¡Que te jodan

Y, ¡un momento! Hablando de coños naranjas: ¿de qué me suena esa tapicería naranja? ¿Ese Mercedes SLR no lo he visto antes en otro sitio?

Britney Spears y Lindsay Lohan en el Mercedes SLR de Paris Hilton

¡Todo dentro de ese coche es naranja!

Britney Spears sin bragas saliendo del Mercedes SLR de Paris Hilton

Orange is the new black, negro.

Ahí está el famoso vestido de mangas chorrerescas de nuestro más famoso aún artículo ‘No eran bragas de color carne‘, de noviembre de 2006.

Pero no nos desviemos del tema. Paris y Lindsay. Enemistad.

El Twitter de Paris, Lindsay y Britney nos da pistas

Twitter es el mejor termómetro para conocer las relaciones entre famosos. Y lo vamos a usar para tomar la temperatura en este trío.

Esta foto que acabamos de ver, la propia Paris la catalogó como The Holy Trinity hace unos meses:

No menciona a ninguna de las dos, pero sí unos días atrás mencionaba su foto con Britney:

Eso sí: sin mencionarla directamente. No buscaba rescatar el contacto con Brit.

¿Se siguen en Twitter?

Ambas se siguen mutuamente. Pero ¿qué hay de LiLo? Este es el tema relacional de La Santísima Trinidad:

  • Paris sigue sólo a Britney.
  • Britney sigue sólo a Paris.
  • Lindsay sigue a Britney, pero no a Paris.

Lo fuerte es que Britney sigue a 386.000 personas en Twitter. O sea: Britney sigue a todo el puto mundo. Excepto a Lindsay.

Y excepto a nosotros.

Esto concluye que, efectivamente, Paris y Lindsay se guardan rencor. Y que ese rencor no existe entre Lindsay y Britney. Y que Britney, al estar en medio, prefiere mantenerse del lado de Paris.

Lindsay, sin embargo, admira a Britney y por eso se interesa por ella en Twitter.

Pero esto vamos a afinar rebobinando a 2006.

La primera escapada de La Santísima Trinidad

Y la última. No se volvió a repetir. Aquella noche las tres quedaron para salir de fiesta.

Supuestamente, porque Paris contó otra versión entrevistada en MTV Australia.

“You’re not on the list”

En realidad, íbamos a salir sólo Brit y yo. Entonces ella nos siguió hasta el coche y se metió. Pero no estaba invitada.

¿Fue realmente así? Analicemos todo lo que pasó antes de aquel momento, instante a instante.

16 de mayo de 2006.

Paris y Lindsay se pelean en el Hyde. El motivo: Stavros Niarchos.

17 de mayo de 2006

Sólo un día después, Paris y Brandon Davis andan por la calle riéndose de Lindsay en el vídeo que empieza esta historia.

9 de noviembre

Meses atrás, Paris llamó “cunt” a Lindsay, y esta se enfadó y le dejó un mensaje por teléfono, del cual Paris se rió como una loca.

En noviembre, Lindsay se lo devolvió a Paris con su famoso “Paris is a cunt“:

Aunque, según ella, bromeaba y decía “I love Paris”. Tó mu raro.

26 de noviembre de 2006

Lindsay se encuentra con los fotógrafos y se dirige a ellos mostrándoles una herida en su codo, diciendo que Paris le había atacado con una bebida.

En las ciudades peligrosas, los altercados en las discotecas se resuelven a navajazos o balazos. En Hollywood se resuelven con “amarettazos”:

27 de noviembre de 2006: la foto

Sólo un día después de ese vídeo, Paris y Britney iban juntas a una fiesta en el Guy’s de West Hollywood (hoy es el Peppermint):

Britney Spears y Paris Hilton de fiesta en 2006 Britney Spears y Paris Hilton de fiesta en 2006 Britney Spears y Paris Hilton

“Lindsay, tell them the truth!”

Horas después, apareciendo de la nada, Lindsay aparece en este vídeo borracha como una cuba, uniéndose a Paris y Britney:

Lindsay se mete en el coche ocupando el asiento de Britney. Viendo cómo no hay lugar para tres en los asientos delanteros, efectivamente, parecía no estar del todo invitada en aquel coche.

El Mercedes SLR que contenía a la monarquía de Hollywood al completo, cerró su puerta de ala de mariposa y desapareció bajo la lluvia. Nunca más se supo de las tres juntas.

Al día siguiente, la exclusiva en The New York Post:

Britney, Paris y Lindsay en The New York Post: "Bimbo summit"

Lo que pasó después

En febrero de 2008, Paris y LiLo se pelearon en la fiesta de los Grammy.

En agosto se reencontraron en una fiesta y dijeron estar reconciliadas, pero no coincidieron en ninguna foto hasta que aparecieron besándose en 2010:

Paris Hilton y Lindsay Lohan se besan - Lindsay pinchándose heroína

A la derecha, Lindsay pinchándose… ¿Insulina? No nos consta que sea diabética. Ambas imágenes resultan sórdidas.

En 2011, Paris tenía su fantástico reality The World According to Paris.

En él, se encuentra con una homeless a la que le regala unos pendientes. Esta la confunde con Lindsay y, muy cachonda, le suelta:

¡Se supone que debías estar en rehab!

Paris puso voz en off al vídeo añadiendo este disparo:

“Si fuera Lindsay estaría robando los pendientes, no dándoselos”.

2018: “Mentirosa patológica”

Hace unos días, Paris volvió a meter leña.

Esta vez, apareció en Instagram poniendo el hashtag #PathologicalLiar en el vídeo de Lindsay diciendo que le había dado un amarettazo:

A estas alturas del artículo, ya no sabemos si está bromeando, si se ríe de todos nosotros, si realmente se odian, si no…

Lo que sí sabemos es que hay una foto que quedará en el recuerdo de toda una generación:

¡Recibe Fug And Busted en tu correo! Deja de darle al F5. Te enviamos un mensajito a tu correo a las 8 de la mañana cuando publiquemos algo.

Escrito por Hansel

2 respuestas

  1. ¡Pero vaya reportaje de investigación! Yo no tenía ni idea de la mitad de estas cosas. ¡Cómo podía vivir a espaldas de tanto drama! Ahora quiero saber qué pasó en esa reunión donde Paris ATACÓ VICIOUSLY (o no) a Lindsay con una botella de amaretto. ¡Porque yo creo a Lindsay! #hermanayotecreo

    Responder

  2. Living con el tema todavía. Me abrís los ojos y me tranquiliza no ser el único que sigue en vilo estos temas. Conspiraciones Hollywoodienses en toda regla!

    Responder

Deja un comentario