8. Aída Nizar y los gitanos del Robledo

Si hay alguien que tiene todos los números para que le dejen la cara hecha un mapamundi, esa es Aída Nizar. Por algo ella misma se dio a conocer en “Gran Hermano 5” (2003-2004) agrediendo, física y verbalmente, a otra concursante.

A lo largo de los años, esta mujer de belleza sarracena y piernas hidratadas con aceite de oliva, ha sido objeto de ataques, televisados y no televisados (que siga viva es todo un milagro, seamos sinceros). Uno de lo más recientes fue durante el pasado año 2017 cuando el marido de Irma Soriano (concursante que participaba en “Gran Hermano VIP 3” junto a Aída) le metió un galletón en el mismo plató después de que Aída insultase a la presentadora de “Cine Western” y “Castilla-La Mancha busca una estrella“. Desgraciadamente, este momento se vivió durante la publicidad y no pudimos disfrutar de él.

Lo que sí tenemos documentado en imágenes, es la venganza gitana de la que fue objeto Aída cuando era REPORTERA DE DENUNCIA SOCIAL en “Sálvame” (traducción: Aída iba a los sitios a provocar a la gente hasta sacarla de sus casillas). Como uno de los gitanos dice en el vídeo, dejaron a Aída “escarná”.

Y aquí el director’s cut del vídeo con más escenas donde Aída nos enseña que la mejor manera de hacerte amigo del pueblo gitano es burlarte de su forma de hablar.

7. Nuria Bermúdez le arranca la peluca a Carmen Montenegro

En el 2001, Nuria Bermúdez (famosa en esa época por sus escarceos sexuales con el exmarido de Rocío Carrasco, hija de la difunta Rocío Jurado) participó en el programa de Canal 9, “Debat Obert” (“Debate Abierto”), presentado por Cristina Tárrega. O sea: programa de Canal 9 + Cristina Tárrega + Nuria Bermúdez = HOLOCAUSTO CANÍBAL.

Nuria acudía en calidad de REDACTORA de la prestigiosa revista amarillista “Dígame” (propiedad del “protector” de Nuria, el siniestro abogado Emilio Rodríguez Menéndez) para hablar de las revistas del corazón. Vamos, una excusa tan buena como otra cualquiera para liarla parda en plató. ¡Y vaya si se lió! Cuando Cristina Tárrega “inocentemente” dijo que no creía que la cantante Carmen Montenegro, también allí presente, llevase peluca, ALL HELL BROKE LOOSE: WIG SNATCHING, un “hijadeputa” repetido en bucle, taconazos en las costillas y una señora con pinta de funcionaria de prisiones muy severa y muy lésbica.

6. Indhira vs Carolina en “Gran Hermano 11”

Que en un reality que se nutre de los enfrentamientos entre sus concursantes, esta sea una de las peleas más recordadas de su historia, tiene su mérito.

Indhira era una concursante que entró en el concurso diciendo que jamás tendría sexo en la casa de “Gran Hermano” y acabó follando hasta dentro de un ataúd (verídico). Su tormentosa relación con Arturo, otro de los concursantes, un canalla de manual, se tornó aún más tormentosa con la entrada en la casa de otra concursante, Carolina.

Los flirteos de Arturo con Carolina desquiciaron a Indhira que, no solo le dedicó un bonito mensaje en el confesionario lleno de insultos pa’ cuando me veas por la tele, zorra, sino que una vez que Carolina fue repescada tras su expulsión, la situación se descontroló.

Cual pistola de Chejov, hace su aparición en escena UN VASO DE AGUA CON HIELO. Nuevamente, recurriendo a los mecanismos más básicos de la narración, Indhira juega al despiste con lo que de verdad acabará pasando cuando asegura a su rival que “no lo vah a conseguí, que eh lo que quiereh, no lo vah a conseguí, zorra“, refiriéndose a que no va a conseguir provocarla para que la agreda. Literalmente tres segundos después, pasó esto.

5. Yurena y Paco Porras

A estas alturas no vamos a explicar quién es Yurena (conocida como Tamara en la época que nos ocupa) y, si eres un lector de fuera de España (o eres muy joven) y no tienes ni idea de quién te estamos hablando, te recomendamos que investigues el llamado “Tamarismo”, un fenómeno mediático y social pop-trash que llegó a nuestras vidas a principios de siglo.

Sabemos que la mayoría de enfrentamientos entre Tamara y Paco Porras (y los que tuvo con Tony Genil, Arlequín, Loly Álvarez o Leonardo Dantés) eran montajes como su supuesta relación amorosa, así que esta agresión a NABAZO limpio entre el vidente que leía el futuro en la fruta y la verdura y la cantante solo estaba alimentando ese universo ficcional que ellos mismos estaban creando. Pero nada de eso quita que no disfrutásemos del momento y de todos los que vinieron después.

4. Nova vs Amor

Nova y Amor fueron dos de las transexuales más conocidas de la televisión española. Expertas las dos en peleas televisivas, solo era cuestión de tiempo que se encontrasen en un plató. Y todos sabían que lo último que iba a pasar es que se pusiesen a debatir como Carla Antonelli.

En aquella época, parecía importar mucho que Nova se prostituyese o no, y ese era el tema de debate esa noche en “Sálvame Deluxe“. Los insultos transfobos de Amor, que parecía considerar menos mujer a Nova por el solo hecho de no haberse cortado el pito, acabaron por cansar a Nova que le arreó con toda la furia de su arma más infalible: SUS PAPELES LLENOS DE DATOS.

3. Carlos Navarro vs Silvia Fominaya

Tensísimo momento vivido en el plató de “La selva de los famosos” (el “Supervivientes” de Antena 3 en el 2003) entre el primer concursante de “Gran Hermano” expulsado por malos tratos (a su pareja, Fayna, también presente en el plató), Carlos Navarro aka “El Yoyas”, y una tertuliana de este tipo de programas llamada Silvia Fominaya (que jamás supimos de dónde había salido).

Gritos, macarrismo de barrio, ojos inyectados en sangre, dientes apretados, coloridos y elaborados insultos (“fue a la caja de las galletas y va a pillar hasta El Príncipe”; y tú no te traigas a un gorila pa’ que me pegue porque me va a comer la polla el gorila y tú, ¡imbécil!“), papeles volando, vasos de agua como arma (un clásico, como estamos viendo)… y una frase que hace a este momento merecedor de aparecer en nuestro ranking: “arlos] es un chapero, y no porque diga yo que eres un chapero… porque lo pone en INTERNET, en INTERNET, en INTERNET pone… lo pone aquí, lo pone en INTERNET… mira, INTERNET… INTERNET“. Razón no le faltaba a Silvia, todos sabemos que solo basta con el autocompletar del Google para saber TODA la VERDAD sobre alguien.

2. Manuela Trasobares y el señor de “tinc un vidre a dins”

Que el “Parle vosté, calle vosté” (“Hable usted, calle usted”) del año 1997, también de la extinta Canal 9, es uno de los programas más referenciados de los últimos veinte años es un hecho. Dedicado a la transexualidad, el programa estuvo lleno de personajes míticos, pero de entre todos ellos brillaba uno con luz propia: la mezzosoprano dramática Manuela Trasobares.

Eclipsando al resto de invitados, Manuela se vino arriba durante uno de sus interminables speeches y, como buena cantante de ópera, hizo estallar contra el suelo un par de vasos de vidrio para mayor TEATRALIDAD. El problema es que no midió la consecuencias de sus actos (ella no fue allí a medir nada) y un señor del público acabó con un vidrio en el ojo, legando así para la posteridad la mítica frase en el idioma valenciano “tinc un vidre a dins“, o sea, “tengo un vidrio dentro”.

1. El zapato de Norma Duval

Vamos a hacer un poquito de trampa aquí (DEMANDADNOS) porque este momento no fue televisado, sino radiado. Pero el impacto para la época fue tal, que merece que hablemos de él porque pasó en 1993 y eso de pelearse en la radio o en la tele no se llevaba y España entera se quedó loquísima.

Norma Duval, vedette y expareja de muchos, entre ellos “un novio paralítico al que le robó unas alhajas“, estaba tranquilamente en su casa escuchando el programa “Protagonistas” de Luis del Olmo en Onda Cero. Se conoce que no viviría muy lejos del estudio, porque cuando escuchó a uno de los tertulianos, Jimmy Giménez-Arnau, cronista de sociedad emparentado con la familia Franco, atacar a su persona, Norma se puso su minifalda, sus tacones, cogió su bolso y se personificó en Onda Cero dispuesta a rendir cuentas con Jimmy.

Todos los ataques de Jimmy, que parecía no guardarle mucho cariño a Norma por su afiliación al Partido Popular (Norma fue una de las primeras musas del PP en la época de Aznar), tenían como respuesta la dignidad de la señora Duval que se defendía con frases tan melodramáticas como: “No se puede consentir que una persona que vive de la miseria, de herir, de dañar, de inventar, chismorrear, se dedique a herir a las personas en su más íntimo, en su persona, en su familia” o “Vives en la mierda, o sea, vives en la mierda y te mueves en la mierda“.

Pero hay un momento en el que hasta una SEÑORA como Norma no puede más e hizo lo único que podía hacer: quitarse el zapato y tirárselo a la cabeza a Jimmy Giménez-Arnau.

 

¡Recibe Fug And Busted en tu correo! Deja de darle al F5. Te enviamos un mensajito a tu correo a las 8 de la mañana cuando publiquemos algo.

Escrito por Floh

4 respuestas

  1. Y ¿esa Norma ofendida? ¿No es maravillosa esa época en la que las ofensas se expresaban con poesía barata? Es el mismo comportamiento de Jesús Gil en un jacuzzi diciendo aquello de:

    no son los 300 millones del Dioni lo que a mí me preocupan [sic], sino otros miles de millones que se defraudan… Que se… Hurtan… Que se apropian… Esos son los que disfrutaría mejor la gente. Muchos más miles de millones. Como yo voy a hacer en este pueblo [Marbella]

    Siempre recuerdo a Gil atascándose en una ristra de sinónimos cuando escucho a Norma increpando a Jimmy. Por cierto, muy divertida la intervención de José Luis Coll como colofón.

    Responder

  2. Y termino con dos para no reescribir todo el artículo XD Pero ¿cómo ignorar a Aida? No vi el GH de Indhira (aunque observé con atención su momentazo), porque una vez que vi a Maravillosa Aida, nadie pudo superarla y no volví a ver ‘Gran hermano’ nunca más. ¡El momento del vaso de la barbacoa y el posterior vaso de agua hicieron mis delicias! Casi siempre que lo pasé bien viendo la tele hubo un vaso de agua como protagonista xD Hay que admitir el ingenio de que alguien le agregase cubitos de hielo en posteriores ediciones para perfeccionarlo. Pero Indhira no pasó de ahí. No llegó a ofrecernos el desfile de peligros y aventuras que ha sido Aida hasta hoy. Medalla para ese productor/a que decidió mezclar a Aida con los gitanos.

    Responder

  3. Tengo que comentar algo desde mi yo patriota: Manuela. La idiosincrasia valenciana permitió que algo así sólo sucediese en Comunidad Valenciana y, además, en nuestra tele pública (habla un alicantino). Los valencianos dimos al mundo a Camilo Sesto, Nino Bravo, ‘Tómbola’ (exportado a México), la paella, la capital pionera del destape y versión europea de Miami (Benidorm), la corrupción más literaria de la península y a Manuela Trasobares. La semilla de la transexualidad reivindicativa. El primer debate sobre transexualidad desenfadado y sin normas sociales. Pueblo contra pueblo. Y en la tele del pueblo. Ante el pueblo.

    Responder

  4. Alguien tenía que escribir este top ten. Está TODO aquí. TODO. Todo lo importante. La maliknidad de Cristina Tárrega en Debat Obert (programa que veía cada viernes religiosamente) alcanzó su mayor grado con esa frase de “pero si ella no lleva peluca!”, así, con la boca abierta, para acentuar su sorpresa fingida y provocar el polvorín entre esas dos damas. Es uno de mis tv catfights favoritos all time. Wig snatching! xD

    Responder

Deja un comentario