Volvemos una semana más con un nuevo programa y hacemos un viajecito en el tiempo a una época donde las series se tenían que ver en la tele (imposible de creer, lo sabemos) y si te perdías un capítulo te lo tenía que contar tu vecina y fiarte de su memoria.

Fug&Busted 1×05: Classic Hollywood y el serial de los 80

En esa época, los manoseados ochenta, reinaban en las televisiones de todo el mundo los seriales de gente muy rica y muy bien vestida y enjoyada, principalmente sagas familiares llenas de amoríos, venganzas, secretos, catfights, tesoros nazis y alguna abducción alienígena (why not?) de vez en cuando.

Sus protagonistas se convirtieron en estrellas e incluso muchas de ellas aún siguen en activo (sin ir más lejos, la misma Joan Collins, Alexis en “Dinastía”, es una de las protagonistas de la presente octava temporada de “American Horror Story”), pero los productores sabían que no les vendría mal tener en su elenco a alguna estrella de Hollywood de esas que ganaban Oscars treinta años atrás, y que ahora estaban mano sobre mano en sus mansiones de Santa Barbara, CA. Así es como los seriales se llenaron de lo más granado de esos actores que ayudaron a convertir Hollywood en la gran industria cinematográfica que es hoy día.

FNB versus Pati Chapoy y “Ventaneando”

Antes de meternos de lleno en el tema, os contamos el último capítulo de nuestro propio serial: nuestros problemas legales con Paulina Rubio y nuestra enemistad con el programa “Ventaneando” del canal mexicano TVAzteca. Por suerte para nosotros hemos contratado al prestigioso abogado Emilio Rodríguez Menéndez para que lleve todos nuestros asuntos legales como en su día hizo con Nuria Bermúdez o Neus Soldevila. Emilio te va a crujir, Pati Chapoy.

Lana Turner y sus peleas con Angela Channing en “Falcon Crest”

La llamamos Angela Channing como si ese fuese su nombre real, pero es que el personaje de Jane Wyman en “Falcon Crest” fue tan icónico que ha pasado a la historia como sinónimo de ser muy villana (también es verdad que nosotros nos creemos que todo lo que se ve en la tele está pasando de verdad y gritamos a la pantalla como si nos escuchasen al otro lado). Cuando Lana Turner, la estrella hollywoodiense que fue descubierta en un diner bebiendo un batido de fresa (no sabemos qué bebía, pero el resto es verídico), llegó al set del serial de la CBS (emitido en España con gran éxito por TVE) a Jane Wyman se le erizó el lomo como a una gata presta a sacarle los ojos con sus uñas. Al parecer las dos arrastraban ya una rivalidad que trasladaron al rodaje de “Falcon Crest”

No fue la única super star que apareció por las viñas del Valle de Tuscany. Otra que hizo lo mismo fue Kim Novak, protagonista de la obra maestra de Hitchcock, “Vértigo” o, como se tituló en España, “Vértigo, de entre los muertos” (porque en España en esa época había que poner un espoiler en el título sí o sí, como pasó con “La semilla de el diablo”, pero esto es un tema para otro podcast).

Rock Hudson en “Dinastía”

El pobre Rock Hudson, el galán que provocaba suspiros en la pantalla en los años 50 y 60, se pasó toda su vida ocultando su homosexualidad. Por desgracia para él, fue una de las primeras víctimas del SIDA en los ochenta cuando aún se desconocía casi todo sobre el virus del VIH. Su muerte sirvió para empezar a concienciar a la población sobre esta enfermedad, pero muy poco antes de morir, Rock apareció en unos cuantos capítulos de “Dinastía” (serie de la cual actualmente se está emitiendo un reboot en el canal The CW llamado… pues “Dinastía”, cómo se va a llamar). Su paso por la serie, en la que ocultó su enfermedad, causó una gran polémica cuando se besó en pantalla con Linda Evans…

El papel de Rock, por cierto, era el del padre de Sammy Jo, es decir, Heather Locklear, la Amanda de “Melrose Place” y que también es muy del gusto de FNB.

“Los Colby”, el serial clon de “Dinastía”

Cuando los mismos productores de “Dinastía” decidieron explotar aún más el éxito de la serie no se les ocurrió nada mejor que hacer un spin-off con dos de sus personajes más populares, Jeff Colby y Fallon Carrington. Así, la pareja fue traslada a Los Angeles donde residían sus familiares, los Colby del título. Para lanzar la serie sabían que necesitaban a estrellas de relumbrón y las víctimas fueron dos de los más grandes, Charlton Heston y Barbara Stanwyck, que interpretaron a los hermanos Jason y Constance Colby.

“Los Colby” no logró el éxito esperado, sobre todo porque no aportaba nada nuevo, y fue cancelada tras dos temporadas. Pero para el recuerdo nos deja el final de temporada más inesperado de los seriales de la época…

Además, “Los Colby” tiene una anécdota muy FNB relacionada con unos de nuestros personajes más míticos, Paris Hilton.

“Dallas” y la “temporada del sueño”

“Dallas” tenía menos estrellas que las demás (¿Priscilla Presley, primera esposa de Elvis Presley, contaba como estrella?), pero fue una serie definitoria de lo que era hacer tele en los ochenta. Se podría decir que “Dallas” fue la creadora de los cliffhangers finales de temporada y tuvo a medio mundo (literalmente) en vilo cuando dispararon a J.R. Ewing (la pregunta “Who shot J.R?” es historia de la televisión), protagonista absoluto de la serie sobre la familia texana. Ahí es nada.

Cuando el actor Patrick Duffy quiso dejar la serie y los guionistas lo mataron en un hit and run que ni Lindsay Lohan borracha y descontrolada por Wilshire Boulevard, la serie empezó su declive. Y no por la muerte del personaje, Bobby Ewing, sino por su resurrección una temporada después. ¿Cómo lo resucitaron? Digamos que el final de “Los Serrano” no tuvo nada de original…

Liz Taylor en “General Hospital”

Si bien “General Hospital” respondía (y responde, que aún se emite) a un formato televisivo algo diferente al resto de seriales que aquí nos ocupan (daytime soap opera, o sea, telenovela matinal de emisión diaria y con un presupuesto algo más bajo), también hizo historia cuando el capítulo en el que la pareja formada por Luke y Laura se casaban se convirtió en la emisión más vista de un programa matinal en la televisión americana (aún hoy día invicto).

Fue en ese capítulo donde apareció Liz Taylor dispuesta a arruinar la boda a los protagonistas (como debe pasar en toda soap opera que se precie). Os contamos la historia de como una estrella de relumbrón como Liz aceptó participar en un culebrón.

Joan Crawford haciendo de jovencita

Christina Crawford escribió unas memorias donde no dejó muy bien parada (por decirlo suavemente) a su madre adoptiva, Joan Crawford. Uno de los momentos de más tensión entre madre e hija (aunque la prensa de la época no lo recogió como tal) fue cuando la protagonista de “¿Qué fue de Baby Jane? o “Johnny Guitar” sustituyó a su hija durante unos pocos capítulos en la soap opera “The Secret Storm” cuando Christina enfermó. Con el rostro demudado se quedarían todas las amas de casa cuando vieron que el personaje de Christina, una muchachita de 24 años, era interpretado por una señoraza de 60 años como Joan. Pero nadie quiso llevarle la contraria a la mujer, que sabemos que le gustaba arrear con perchas metálicas.

Y el próximo miércoles 24 de octubre, FNB se adentra en el true crime que ríete tú de los documentales de Netflix…

Escrito por Chloe Sevigny

Deja un comentario