Chicas, FNB está de regreso. No sabemos si venimos para quedarnos, como Marí­a inTeresa Campos. No sabemos si esta vuelta durará lo mismo que el regreso de ‘Sorpresa, sorpresa’ pero, el caso, es que estamos de nuevo.

Pedro Almodóvar ha decidido hacer un homenaje (eufemismo que inventó Lucí­a Etxebarrí­a para rediseñar la palabra “plagiar”) en su última pelí­cula, ‘La piel que habito’. Veamos unas imágenes del artilugio en cuestión:

Antonio Banderas y Elena Anaya - La piel que habito (Pedro Almodóvar) Antonio Banderas y Elena Anaya - La piel que habito (Pedro Almodóvar)

Sí­, una pelí­cula interesantí­sima. Pedro se reinventa a sí­ mismo, Elena Anaya es la nueva Marlene Dietrich y, si no has entendido esta pelí­cula, es que no sabes de cine. No nos interesa la obra de Pedro.

Nos interesa constatar el impacto que causaron en nosotros los años 90. Cómo Pedro ha obviado la vigencia estética de uno de los mayores inventos de la historia de la estética doméstica: el sujeta caras de ‘Ally McBeal‘. Elaine Vassal, además de inventar la taza de váter que se precalentaba antes de sentarse, las gafas anti congelante y los pechos animados, pensó en cómo la mujer de los 90 podí­a mantener su cutis firme traspasando el miedo al ridí­culo:

Elaine Vassal (Jane Krakowski) - Face bra (sujetacaras) en Ally McBeal

Elaine Vassal (Jane Krakowski) - Face bra (sujetacaras) en Ally McBeal

Elaine Vassal (Jane Krakowski) - Face bra (sujetacaras) en Ally McBeal

Para los que no hayáis visto la peli de Almodóvar todaví­a, os jodéis. Os vais a tirar toda la puta peli viendo a Jane Krakowski en el papel de Elena Anaya.

Con esto, nos despachamos hasta el próximo aviso.

¡Recibe Fug And Busted en tu correo! Deja de darle al F5. Te enviamos un mensajito a tu correo a las 8 de la mañana cuando publiquemos algo.

Escrito por Chloe Sevigny

4 respuestas

  1. Quedáos porfaplis, porfaplis, porfaplis, porfaplis. ¡¡Haced caso a la masa!!

    Graciasdenada

    Responder

  2. Oh my dog! pero si F&B ha resucitado!

    Responder

  3. hoy tengo un motivo para seguir viviendo…

    Responder

  4. Un jodido honor releeros

    Responder

Deja un comentario