Queridos, alguien está jugando con la dignidad de nuestro icono fug favorito.

Britney Spears en tanga

Nótese que Brit sigue atenta a su cigarrillo, como si estuviera superacostumbrada a que cualquier ajeno decida subirle el g-string hasta la campanilla.

Por otra parte, en FnB aplaudimos la persistencia de esa fug en ciernes que es Sienna Miller. No sólo se ha plantado una nueva cortina y aún más horrible que las anteriores, sino que además ha reaccionado mal al alcohol. Nos encanta el detalle del guardaespaldas poniéndole una manaza en la espalda en plan “vale, Sienna, pero ahora métete en el coche que vas a salir en Heat”.

Sienna Miller borracha

Increíblemente, Joss Stone estaba sobria cuando decidió aparecer en público con esto.

Joss Stone

El nuevo hair-do acentúa su cara de travestorra, pero lo que nos tiene de verdad intrigados es el vestido. Es que ni en Oxfam. Quizá haya encogido hasta poder embutirse los vestidos de Barbie, pero es que hasta Barbie ha dejado de llevar eso. Aunque, un momento, ahora que caigo a lo mejor es que se ha hecho amiga de Gwen Stefani.

Otra que ha cambiado de estilo es Gwyneth Paltrow, y si Chris Martin la abandona por ello me parecería muy bien porque ya lo estoy visualizando con su colección de guitarras colgadas de los pezones. However, la conversión de Gwyneth Paltrow de loca macrobiótica a goth wannabees un poco preocupante. A lo mejor lo que necesita es abrazar la Cienciología.

Gwyneth Paltrow

Y, para terminar, nuevas imágenes de nuestra protegée: Mariah “Maralla” Carey.

No sabemos quién diseñó el infame poncho (¿o es una manta de viaje?) que lleva puesto, pero nos encanta:

Mariah CareyMariah Carey "Mimi"

Por supuesto, agradecemos que “Mimi” se embuta en una chaqueta de la talla cero y que debajo sólo lleve su wonder bra. Es que Maralla es una diva de verdad.

Lots of love.

Escrito por Guinevere

Hace diez años: llevaba jeans rotos, camisas de leñador y faldas grunge. Fashion crime: adora los leggings y en general, ciertas tendencias edgy de los ochenta (mitones hechos con medias de red, por ejemplo). Cree que encaje, jeans y black leather equivalen a the height of cool. Lleva jeans con vestidos. Adora los skinny jeans. On a bad hair day: no se separa de su spray anti frizz. Desafortunadamente, no siempre funciona. Beauty rutine: no podría vivir sin su eyeliner (Living Nature, Smoulder: con partículas brillantes!) y su máscara. Ni sin el secador de pelo. Ni sin corrector de ojeras. Ni sin crema hidratante. Ni sin perfume de vainilla. Fug target: Scarlett Johanson. Fug icon: Helena Bonham-Carter. Se lo follaría con su colección de whatever colgada de los pezones: Sean Bean. Con su colección de mullets colgada de los pezones.

4 respuestas

  1. beccawww.booworld1.blogspot.com 17 de febrero de 2007 a las 18:25

    Sola comentaré que el poncho-saco de la maraya es Gucci, un rato feo, pero Gucci.

    Responder

  2. Sola comentaré que el poncho-saco de la maraya es Gucci, un rato feo, pero Gucci.

    Responder

  3. ¿Pero por qué se ha puesto de moda entre las divas ir acompañadas de arriba para abajo de una chica negra gay? A ver, la black gay chick (o BGC) de Mariah es más machorra, va con esa manita en el bolsillo a medio meter y ya se le ven andares de negra del Bronx, de ir moviendo mucho el culo. Niñas, tenemos que hacer un post dedicado exclusivamente a los personajes secundarios de las fotos. Por cierto, ¿qué tiene el Chris Martin que os pone a tantas? ¡Si es un espantajo rubio!

    Responder

  4. Por un momento pensé que el post iba a tener acento español al ver una foto de Lolita en una estación del AVE, qué decepción descubrir después que se trataba de Maraya con la alfombrilla del baño…

    ¿Alguien sabe en el burdel de qué carretera trabaja la Britni?

    Saludos

    Responder

Deja un comentario