La lista de Vanity Fair

Sin oficio pero con beneficio: Lapo Elkann