Aún más decadencia para Courtney