Esther Lilian Beatriz Fitzner, más conocida como Leevon Kennedy, lleva más de veinte años dando la turra con que es fruto del escandaloso affair que mantuvieron Marilyn Monroe y John Fitzgerald Kennedy en los años sesenta.

Por desgracia para Leevon, NADIE jamás se la ha tomado muy en serio… ¡hasta ahora! Bueno, hasta 2017, que es cuando salieron a la luz unas fotografías que confirman (al menos en la desquiciada mente de Leevon) su increíble parentesco.

Tras el descubrimiento, poco tiempo le faltó a la vidente argentina, según ella criada en una selva, para ir a sus redes sociales a CERRAR BOQUITAS.

En dichas fotografías, que se hicieron públicas tras ser vendidas en una subasta, la malograda estrella hollywoodiense (aclaramos que nos referimos a Marilyn Monroe y no a Sonia Monroy) aparece con una hinchazón en el vientre que, si bien podría ser que Marilyn no toleraba los lácteos, la persona que hizo las fotos, Frieda Hull, las tituló “the pregnant slides“.

Ahora todos quieren confirmar lo que vengo diciendo hace veinte años. Toda la Argentina se burló y hoy en día se está confirmando que yo decía la verdad.

¡Dile a toda la Argentina que son unos pelotudos, di que sí!

No me pongan más “La supuesta hija de…”, porque agota al publico. Pónganse a pensar la verdad: si yo no fuera realmente la hija de JFK, ¿no estaría muerta? ¿Por qué no me matan? ¡Porque no van a matar a sangre de su sangre!

Pues nada, chica, CASO CERRADO.

Pero vaya, que no. Según Freida Hull, Marilyn estaba embarazada de Yves Montand, actor francés casado (¡ESCÁNDALO!) con el que estaba trabajando en la película “Let’s make love” (se lo tomaron al pie de la letra, se ve) mientras estaba casada (¡ESCÁNDALO!) con el dramaturgo Arthur Miller, del cual hemos hablado mucho aquí en FNB, como ya sabéis. También según Mrs. Hull, el fruto de ese vientre no llegó a nacer y tampoco se convirtió en Leevon con los años, sino que Marilyn acabó abortando.

Pero no dejemos que la verdad estropee la ilusión a la pobre Leevon que se despide de todos nosotros con la siguiente frase y la siguiente pose.

Qué calor. Quiero ser Noelia Pompa y dormir en la heladera.

Y recuerda que si quieres saber más sobre Leevon Kennedy, solo tienes que ir a nuestro podcast.

 

Escrito por Chloe Sevigny

Deja un comentario