And the Razzie goes to

Mike Mayers y Sandra Bullock recogen sus razzies en 2010 como peores actores.