Tú también puedes arreglar tu cara de torta

No puedo evitar hacerme eco de ciertas informaciones que están apareciendo aquí­ y allá en diversas webs y que pueden hacernos recuperar la fe en la plastic surgery. Dicho de otro modo: si no hablo de esto RE-VIEN-TO!

Por lo visto la Wildenstein, que naturalmente poco miedo le tiene ya a dejarse recortar, se ha sometido a algunos procesos quirúrgicos para arreglar los desastres causados por años de escalpelo y cincel y que han dado lugar al resultado que todos conocemos.

La gran pregunta: ¿Es ésta la nueva Jocelyn Wildenstein o estamos ante un fake de tamaño planetario?

Se ofrece recompensa a quien nos traiga a la redacción al semidios que supuestamente ha sido capaz de obrar semejante milagro.

Nuestro minucioso trabajo de investigación nos ha llevado a descubrir un perverso a la par que delicioso What if que nos ha alegrado el weekend.

Nuevas caras de torta coming soon, bitches!