Teri y el baño de masas VS Eva y ‘Eso’

Queridos, a veces es inevitable que recurramos a los mismos personajes. Disculpadme si vuelvo una vez más sobre el tema Mujeres D., pero Teri e Ifa nos obsequian con estampas inigualables con cierta frecuencia.

Hablemos, primero, de Teri. Hubo un tiempo en el que escribir un libro estaba reservado a los que realmente tenían algo que decir. Hoy día, sin embargo, la línea entre lo interesante y lo anodino se ha difuminado cual waterproof liquid eyeliner de Rimmel. Lo cual explica que Teri haya publicado sus memorias.

En la portada aparece en plan vecina sexy, con jeans y una postura así como autoconfortable, y su sonrisa más natural e inigualable. Pero nosotros no hablaremos hoy de las cualidades literarias de la prosa de Teri y de la vigencia de sus declaraciones para las generaciones futuras. Nosotros hemos decidido centrarnos en el modelo que llevaba cuando se plantó en Waterstones en plan baño de masas, como divorra televisiva que es.

Teri exhibe, una vez más, su sonrisa más natural, mientras con esta pose pretende, primero, ceñirse el vestido a la cintura (después de haberse saltado la cena de las últimas noches parece que ha encogido) y segundo, marcar el bíceps, porque todo el mundo sabe que no hay nada más horroroso que un brazo gordo y fláccido.

El vestido no es lo peor, no. Lo peor son las botas estilo Pocahontas que Teri ha decidido colocarse, aún no sabemos muy bien si porque estaba lloviendo el día de la premiere o porque le hacían la pierna más delgada. No perdamos detalle de su pelo-cardado, momentazo Colby que te pasas, que ya no se lleva desde los primeros ochenta. Crikey!

Como consejo, desde la redacción de F’n’B le sugeriríamos que se hubiera comprado uno de esos fabulosos sujetadores con relleno y efecto push-up, porque el rollo que tiene lo de tener un serio desorden alimenticio es que las tetas también se te van por el retrete cuando tiras de la cadena. Pero bueno, siempre habrá un cirujano plástico que las encuentre en alguna parte, digo yo.

Eva ni siquiera necesita desprenderse del maquillaje para aparecer en nuestro blog. Antes bien, se planta en una fiesta con ésto .

Todo lo que puedo decir es que el color del vestido atenta contra la retina, porque el tocado me deja speechless.

CategoríasFug