Sin ti no soy nada

Aún a riesgo de que nuestros lectores puedan sufrir una indigestión a consecuencia de mis posts, aquí estoy de nuevo, porque no podemos dejar este nuestro blog de la mano de dios. La verdad es que no quiero que bajemos en el ránking de webstats4u, así que me acabo de sacar de la manga unas bellas estampas para mostraros la importancia que tiene el maquillaje en la vida de toda star que se precie.

Empecemos con un clásico: Pamela Anderson. Todos sabemos que esta chica no es nada sin maquillaje. Dejando a un lado la gran labor social que el bisturí ha hecho por ella, tampoco podemos olvidarnos del milagro que producen en su devastada cara unas pestañas postizas y, sobre todo, un buen lápiz de cejas.

Otra que le da a la ceja y a la pestaña fake es nuestra J.Lo. que no es que cambie tanto como la Anderson, básicamente porque la materia prima es infinitamente mejor, pero que aparece así de mejorada tras pasar por el sillón de Max Factor, Bobbi Brown or whoever:

Una cara que yo no entiendo muy bien es la de Christina Ricci, que me pasa que a veces la veo guapa y a veces la veo horrible. Puede ser a causa de sus continuos cambios de tonelaje (cosa que se refleja en sus mofletes). El caso es que no hay nada que un buen colorete y una sombra de ojos no puedan arreglar. Take a look!

Ahora procedamos con uno de los grandes misterios de la humanidad: la cara de Kylie Minogue. Que me perdonen Peibols y kyliemanía, pero es que yo sigo afirmando que Kaili miente respecto a su edad (dice que acaba de cumplir 38, ja!). Una vez la Rolling Stone publicó un reportaje de investigación al respecto en el que llegaba a la conclusión de que la diva tiene al menos 45 años. Analizaban sus fotos de comunión y cosas así, como hicieron en Crónicas Marcianas con la-artista-anteriormente-conocida-como-Tamara-Ambar. No sé, juzgad vosotros mismos. Que me traigan otra vez el carbono 14!

Yo aquí ya no sé si hablar de los milagros del maquillaje y la peluquería, del bisturí o de la Virgen de Fátima…

Otra que nos dejó a todos bastante impactados tiempo ha en uno de los post de nuestro Sunsetie es Julia Roberts. Dejando a un lado eso que dicen de que no se lava la sobaquera y demás, la cara que tiene en la foto de la izquierda no es ni medio normal.

Algo parecido le pasa a otro gran clásico del “no me saques sin maquillar”, Cameron Diaz, capaz de la mejor o de la peor cara, según el día. Tanto a Julia como a Cameron les pasa lo que a la mayoría de las americanas, que son así como de color de rosa, y tienen esa naricilla de fresita, y esos ojos sin pestañas que piden a gritos un poco de color y un mucho de máscara (de ojos, se entiende).

Querida, con lo que nos gustas y lo tremendamente fug que puedes llegar a ser. Te tengo que dedicar un post entero para ti solita (nota mental).

Y para terminar (que los fans ya se están empezando a quejar de las entradas demasiado largas), no puedo dejar de mostraros lo que ya estáis hartos de ver. A la mujer de K-Fed y madre de Sean Preston en su máximo esplendor. Y a la próxima que se meta con ella le clavo las uñas y le arranco las extensiones. He dicho.

Besitos de rouge de Dior con perfilador!

Retransmitió la Pichi para Fn’B desde Paris.
La Pichi recomienda el uso responsable del fond du teint, ombres à paupières et vernis à ongles.

CategoríasFug