Nightmare busted I: Jackie Stallone

Hace tiempo que quería inaugurar una sección de pesadillas y ya he encontrado alguien para empezar.

Después de despertar vuestras peores pesadillas con Micaela Romanini, vuelvo con la madre de Silvester Stallone, Jackie Stallone, una mujer que parece que disfruta de su terrorífica cara que bien se la podría haber operado a sí misma con cuchillo y punto de cruz:

Jackie Stallone

Muchísima atención al labio inferior, cómo la mitad derecha de éste está especialmente hinchada como si fuese a reventar el tejido de la piel de un momento a otro, brotando todo el colágeno en tu cara. Especial atención al efecto de la piel: nos imaginamos la cara de Jackie mientras anda or whatever, y toda la piel de la cara moviéndose lenta y onduladamente como notándose el desplazamiento del colágeno por toda la cara.
Y aquí la vemos con su pelucón espectacular:

Jackie Stallone

Al ver la frontera entre su piel y la peluca, enseguida me vino a la mente la escena donde Anjelica Huston interpreta a la gran bruja en ‘Las brujas‘ (‘The witches‘), mientras se quita la careta:

Anjelica Huston en The witches

Anjelica Huston en The witches

Una vez descubierto su lado busted, vamos a mostrar su lado fug, porque Jackie es una mujer muy completa. Si sois lectores recientes de Fug And Busted, reconoceréis esta imagen, donde Jackie sale clavadita a la señora tan caserona que figuraba en el anterior avatar de nuestra lectora Marujita Robinson:

Si os pensábais que las abuelas locas y horteras sólo existen en España, os equivocáis. Aquí eleva su locura al máximo exponente, no perdamos de vista esa pose con las manos sujetando la nuca, dentro de una forzadísima postura a la par que incómoda. Lo más encantador es la cara de mirada perdida que pone, tan dulce e inspirada, tan natural que hasta te crees que está cómoda y melancólica:

Y terminamos el número circense con las dos payasas mayores. Vamos a dejar a Jackie y centrémonos en su amigacha la macha, nos encanta ese gafismo y ese tunismo decorando una indescriptible cara de satisfacción:

Como diría Elvira, “Buag, puaj, ¡qué horror! Estoy apunto de vomitar con ese monstruo, parecía inflado con hormonas”. See you.

i{content: normal !important}
i{content: normal !important}

CategoríasFug