El mantra de Scarlett

Queridos, sabemos que muy recientemente las tetas de Scarlett Yojanson han sido nombradas las mejores de Hollywood. Desde aquí oímos los berridos de indignación de Salma Hayek, que quedó en tercer lugar.

“Si no dices que las mías son mejores, te rompo el Campari en la cabeza”

Aquí vemos la cara de decepción de Keira Knightley al enterarse de que ella ni siquiera estaba en la lista.

“¿Y si me pusiera unas tetas nuevas?”

Para celebrarlo, Scarlett decidió acudir a la ceremonia de los Globos de Oro (en FnB sabemos que el nombre no es pura coincidencia) en ropa interior, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados, y saludó a todos sus admiradores de este modo tan efusivo.

Los esfuerzos de Scarlett finalmente se han visto recompensados. En FnB creemos que Scarlett (a quien a partir de ahora podremos llamar Tetarlett sin ningún complejo, a iniciativa de Nosolie) merecía ese premio. Sobre todo después de un duro año de promociones.

Recordémosla jugando al hundir la flota con su novio Josh Hartnett.

No hace falta decir que Scarlett necesita, claramente, un top con refuerzos laterales. El pobre Josh se ve sobrepasado por el ímpetu yojansoniano, que además le acaba de romper la nariz con su rodilla.

Pero el momento que claramente la situó en la lista de preferidas fue éste.

En FnB nos preguntamos varias cosas. ¿Cuántos minutos aguantó la Yojanson sin respirar? ¿Cuántas veces repitió Scarlett el mantra “os voy a demostrar que tengo tetas”? La sonrisa de satisfacción que luce nuestra protagonista es el preámbulo al premio. Este fue el momento en que todos los que contemplaron a Scarlett se dieron cuenta de sus atributos femeninos, por si quedaba alguna duda.

A partir del título, Scarlett debería sentirse mucho más relajada. No nos parece que sea el caso. Nos sigue dando la impresión de que su estilista la sigue embutiendo demasiado y le recomienda tejidos y colores letales, como este lamé dorado tan zorril. Que si no fuera porque está firmando autógrafos ya me diréis si no parecería una extra cualquiera de Pretty Woman.

Nos preguntamos por qué el estilista de Scarlett sigue tan empeñado en vestirla como a una furcita de los años 50. ¿Creerá que las reminiscencias 50 recubren de glamour a cualquiera? ¿O es que sin el rollo Hollywood dorado Scarlett parece todavía más vulgar?

Lots of love, como siempre

CategoríasFug