Divas

Queridos, en los tiempos que corren cualquier avestruz hija de un magnate hotelero se autodenomina diva. Afortunadamente, nosotros sabemos distinguir un auténtico divismo entre un cúmulo de despropósitos.

Hace falta más que enseñar el mimi al bajarse del coche para tener una auténtica actitud de diva. También hace falta más que tirarse a Benicio del Toro en un ascensor y subirse las tetas hasta la garganta, claro. Una actitud de divorra va más allá de ponerse unas gafas de sol tamaño jumbo y ponerle cara de chocho a los fotógrafos.

He aquí varios ejemplos de pretendidas divas con una actitud tan obviamente no-de-diva que casi sobran los comentarios.

Paris, si no te dejan entrar en la fiesta es porque eres una fracasada. A una diva de verdad se la picaría mucho, y además nunca se dejaría fotografiar por la prensa en tal estado de patetismo.

Courtney. NO. Eres lo más busted del grungismo. Métete en la cabeza que no se puede ir de star alternativa, de estrella del porno busted y de pseudoasesina de Kurtco todo a la vez. No way.

Keira, si realmente te planteas ser una diva, cambia de maromo. Intenta que por lo menos tenga más pinta de macho que Orlando Bloom, que tan difícil no es. Y, Goodness gracious, sal a la calle con make up y con un outfit digno.

Britney. Dos palabras. Ponte sujetador.
P.S. Ponte también bragas.

En cuanto a las engendras de las Pussycat Dolls, creo que se merecerían un post aparte. Tomemos como ejemplo a la cantante (ju, ju). ¿Qué lleva puesto? ¿Dónde trabajó antes de ser una pussycat whatever? ¿En una tienda de disfraces de Halloween? She is so wrong.

Y he aquí a Scarlett, la amiga de las Pussycat Dolls, con otras dos rubias sluts. Asimilemos la idea, Scarlett se equivocó de carrera.

Y ahora, dos ejemplos que nos encantan.

Esta es Beyoncé, con una actitud tan de divismo que en el pasado ya la cazamos con peluca, en la premiere de su última peli, Dreamgirls. Probablemente se había puesto algún tipo de cellotape en los pezones, pero eso no es óbice para que en este primer plano se le vea el nacimiento de ambos.

Eso sí, nuestra favorita sigue siendo Maralla y su actitud Total Whatever que en FnB nos mantiene fascinados. Esta, ladies and gentlemen, es la ganadora a las mejores piernas según Venus de Gilette. Nos encantan su vestido amarillo, sus sandalias de plataforma, su perro accesorio y su gesto de divorra. Gracias, Maralla.

Lots of love, como siempre.

CategoríasFug