Angelyne y sus modelis

Aunque siempre ha sido conocida en reducidos grupos de adoradores de petardas, fue hace dos años cuando introduje en sociedad a Angelyne, el mayor mito viviente de la costa del Pací­fico.

Como ya dije, se rumoreaba que tení­a cerca de 60 años. Antes confiaba ciegamente en lo que IMDB nos decí­a, ya que lo que salí­a ahí­, iba a misa. Pero hasta del IMDB tiene uno que desconfiar. Si la mirábamos de lejos, en ciertas fotos era difí­cil imaginar que tuviese 60 años, pero la hemos descubierto paseando su notoria vejez bajo el sol californiano:

Mostrar imagen

Jamás ha intentado pasar desapercibida, reconozcamos que no se le da demasiado bien. En España, hace años que nos curamos de espanto cuando se trata de ver a tu í­dolo desarreglado, es algo que asumimos cuando empezamos a ver a Rocí­o Jurado en chándal yendo a la peluquerí­a. Tras esa famosa escena, el resto de personajes se echaron a la calle de cualquier forma, como Cher saliendo sin sus rodajas de pepino, y demás locas similares.

Vamos a acercarnos a Angelyne un poco:

Mostrar imagen

Las tetas a medio metro de su sitio original, el colágeno de la cara desaprramado y al hombro un bolso de terciopelo lleno de mierda, damage! Angelyne ha perdido todo su glamour.

Mostrar imagen

Tanto glamour ha perdido, que se ha dejado llevar por una moda tan vulgar como la de los bolsos de Betty Boop. Eso sí­, ha sabido mantenerse fiel a sus principios y no dejar su ropa al azar: ¡un traje estampado de smileys! ¿Hay alguien mejor que ella?

Mostrar imagen

Hasta los policí­as del condado se apiadarí­an de una señora desprovista de sus nociones básicas de circulación y se guardarí­an la libreta y el boli antes de endiñarle una multa por aparcar en la zona de minusválidos a una mujer tan pretty.

Famosos:
CategoríasFug