Agyness Deyn or fug state of mind

Hoy le ha tocado el turno a Agyness Deyn, una modelo muy conocida en los cí­rculos de moda, particular por su estilo fielmente fugger pero, como bien apuntó Mac Arrona, es un estilo poco espontáneo y bastante estudiado, pero que hace las delicias de los diseñadores más extravagantes. Digamos que es la favorita para lucir lo más homeless que se produce en la  pret í  porter. Veámosla in Vogue:

Mostrar imagen

Como os váis a dar cuenta, lo suyo son las gafas imposibles, su especialidad. Nos alegramos de que tenga su estilo propio, pero tememos que su gafismo cree tendencia:

Mostrar imagen

Agyness es otra absurda que se ha subido al carro de “la nueva Kate Moss” (lo que aquí­ llamamos modelo postmoderna).

Pero donde más ha destacado últimamente, y es el motivo por el que entra en FNB, es por su desfile para Michael Kors, responsable de esto:

Mostrar imagen

Mostrar imagen

Si no fuese porque Chloë es única e irremplazable, dirí­amos que nos encontramos ante una dura competidora de nuestra musa, la embajadora de las gafas de nuestro logo, pero Agyness está a millas náuticas del estilo de Chloë, así­ que ni lo pensamos.

Aquí­ la tenemos con el apreciado diseñador:

Mostrar imagen

Corte de bellota. Cejas negras. Gafas de buceo ultrasónicas con Bluetooth. Michael ha convertido a Agyness en toda una fugger, pero, repetimos, estudiada. Y nos guste o no, tiene sus admiradoras, mujeres que adoran el mundo interminable de las gafas, como vemos en esta estampa:

Mostrar imagen

Realmente, no sé dónde tiene el juicio estético la gente, me enervan estas cosas, así­ que dejémoslo, la señora no tiene la culpa de sí­ misma, FNB se ahorra la opinión. Come to Agyness.

Agie, fuera de las pasarelas y las bambalinas, es una pordiosera escapada de un agujero negro procedente de los 80 que se abrió en la boca del metro de Londres, y de ahí­ salió ella. Se buscó la vida en esta nueva dimensión contemporánea, y tras dar unas vueltas por el parque, se encontró con el amor de su vida, el hijo no reconocido de Woody Allen:

Mostrar imagen

El resto del tiempo lo dedica a desordenar su piso de 40 metros cuadrados, dar leche caducada a su gato (el cual nunca está en casa) y salir a la calle a conversar con los verdaderos homeless:


Mostrar imagen

Agie se lo pasa bien con sus amigos los sin techo. No se aprecia en la foto, pero debajo del banco hay un cartón de Don Simón y una bolsa de plástico con panceta y pan de molde en papel de aluminio, que es su almuerzo fuera de las pasarelas.

Ni que decirse tiene que no se tiñe las cejas para parecer auténticamente homeless, no os creáis que…

Famosos: