¡Ay!, con lo que tu has sí­o

Hoy os vamos a dar carnaza. Los famosos en plan “wasted”. Cuesta abajo y sin frenos. Más dados de sí­ que la vagina de Sasha Grey. Sabemos que os gusta.

Cuando tienes una cara bonita la vida te sonrí­e (lo se por experiencia propia). Y luego vienen las fiestas, y los contratos que te apañan un par de años de existencia. Y la fama. Y los/las amantes suicidándose bajo tu balcón. Seeeh… la fama mola.

Pero sucede que no todos están preparados para la grandeza. Se les sube a la cabeza y se marean. Por eso hoy os ofrezco un post calentito calentito con los últimos famosos venidos a menos.

Wentworth Miller: Wentworth no es un recién llegado. Ya salió en la serie “Popular” haciendo de animador manipulador. Poco a poco el chico fue haciéndose un nombre. Pero si se le reconoce por algo es por Prison Break.

¡Uy! Me habéis pillado recién levantado de la siesta
¡Uy! Me habéis pillado recién levantado de la siesta

Empezó a petarlo. Salí­a en los editoriales de las revistas de moda, en las portadas, alfombras rojas. Un no parar. Pero claro, Prison Break solo tení­a gracia cuando estaban dentro de la carcel.

Pfff, ahora que he salido siento un vací­o en mi vida. ¡Ya sé!¡Lo llenaré con comida!
Esto en dos semanas a base de apio y agua mineral está "arreglao"

Tus ganas. ¿Y a que viene ese pelo?¿Y eso que veo son canas?¡Noooooorl!

¡Cardio, cardio!¡Que eso es lo que les jode!

Deseo profundamente a Wentworth éxito en la Operación Bañador, y querido, si entiendes el español y estás leyendo Fug And Busted y has engordado para “meterte dentro del personaje” sólo tengo una palabra para ti: Prótesis.

Mischa Barton: The OC. Madre mí­a, que recuerdos. Para los que nacimos a finales de los 80, The OC era el equivalente a Sensación de Vivir. Me molaba un huevo el cochazo que llevaba Peter Gallagher, me molaba un huevo la ropa de Adam Brody, me molaba dos huevos y media que la casa de la piscina fuese un apartamento totalmente equipado, con cocina, baño y salón-dormitorio. Y Mischa era la chica guapa de la serie. La que se llevaba los flashes y la que salí­a en las portadas de revista. Siempre me llamó la atención que su compañera Rachel Bilson no le agarrara por los pelos, porque era imposible hacerle sombra. ¡Coño!¡Si hasta alternó con Karla!

Missscha, estasss gorrrda, debesss comerrr máss pescado herrvido.
Missscha, estasss gorrrda, debes comerrr más pescado herrrvido

Si yo fuera Karl Lagerfeld me callaba un rato.

Me encanta. Ya tengo fondo de escritorio.

Pero vamos a centrarnos. Mischa antes era muy guapa.

¡Guapa!
¡Bonita!
¡Bonita!

¡Reina!

No era una tí­a buena rollo Amaya Salamanca. Es más, siempre estuvo en el punto de mira por tener el IMC algo justito. Pero a mi me molaba. ¡Qué pómulos!¡Qué pelazo!¡Que sonrisa!

¿QUIí‰N eres tu y QUí‰ has hecho con la señorita Barton?

Pero The OC se acabó, es más, Mischa no llego a hacer la cuarta temporada (se la liquidaron de manera chunga al final de la tercera, el principio del fin de la serie tal y como la conocí­amos) presuntamente porque se le hinchó el ego. Empezó a salir de marcha y que si pim pam toma lacasitos, que soy alcohólica, que me he reformada y solo tomo drogaí­na.

Muerte y destrucción

Con la mano en el corazón deseo que Mischa se apunte a “Desgraciaos anónimos” y salga de ese pozo negro en el que se ha metido.

¡Joder!¡Si yo sólo quiero irme a casa!
¡Joder!¡Si yo sólo quiero irme a casa!

Lindsay Lohan: Alias la LiLo. Antecedentes: Protagonista de pelí­culas Disney, niña talento un repulsiva. Le salieron tetas y se puso jaca.

Por favor, si viajáis al pasado, detenedla, antes de que sea demasiado tarde.
Ctrl + C, Ctrl + V, ¡madre mí­a si llegan a saber esto las Olsen!
De niña nada, mujer. Y que mujer. Y qué peras.
Yo lo tuve todo ¡TODO!

Ahora una foto curiosa.

¡Karl Lagerfeld, eres un desgraciao'!¡Todo lo que tocas lo jodes!
Lindsay tí­a, con la mano en el corazón, tienes un puto problema.
Pues yo los problemas los arreglo bailando, ¿vale?

Y te lí­as y al final no distingues churras de merinas.

Tí­iia...
¿Porqué me miran así­?

En estos momentos sólo vislumbro dos posibles finales para LiLo: O bien se pasa al trash y al coñosudismo o se arregla la cabeza.