Laboratory Pipol vol. 2

Hoy vamos a retomar un artí­culo que quedó pendiente de una segunda parte en el pasado. Hace dos años, Sunsie Hartford publicó una densa lista de rinoplastias y bottox faciales. Se llamó ‘Laboratory Pipol vol. 1‘.

Hoy, ofrecemos una segunda parte con imágenes de otros tantos famosos que se han quedado en el tintero.

1. Paris Hilton. La Heredera es lo que es gracias a su nariz, sus polvos Nars y sus Ciba Vision Elegance. Rinoplastia:

Mostrar imagen

2. Salma Hayek. Era una adolescente fan de ‘Al salir de clase’ súper fan de Mónica Estarreado. Se cambió la nariz para ser como ella. En realidad, la de la derecha es la propia Mónica Estarreado. Rinoplastia:

Mostrar imagen

3. Lisa Rinna. La sustituta de Hunter Tylo en ‘Melrose place’ no pudo ser mejor. Los productores tiraron a esta:

Mostrar imagen

para poner esta otra:

Mostrar imagen

Se ve que era realmente necesario mantener un personaje que tuviese los morros excesivamente colagenados, y cuando Hunter se quedó preñada, la sustituyeron acertadamente por Lisa. Para homenajearla, podrí­amos llamar a la operación de estos caracterí­sticos morros, una rinna-plastia (hah, hah, hah).

4. Jennifer Lopez. Otra rinoplastia (mejor dicho, ¡una nariz completamente nueva!), y puede que no mucho más, aparte de un estilismo nuevo.

Mostrar imagen

5. Fergie. Una bella promesa que tení­a una bonita cara en su juventud, la cual ha cambiado por la de una prostituta sacada del Sunset Boulevard. Rinoplastia:

Mostrar imagen

6. Courtney Love. No sabemos exactamente con cuál de las dos estampas quedarnos. Lo que nos ha quedado claro es que nos alegramos de no estar en su pellejo. Destrozaplastia:

Mostrar imagen

7. Star Jones. Aunque no os lo creáis, las dos mujeres son la misma persona. Digamos que antes era una Marí­a Del Monte del gospel, y ahora es una reencarnación de sí­ misma en una nueva vida. Liposucción:

Mostrar imagen

8. Jessica Simpson. No sabemos exactamente qué se ha hecho en los labios, pero antes tení­a una cara de loca sólo comparable a la inigualable Missi Pyle:

Mostrar imagen

¿Que no sabéis quién es esa tal Missi? Si habéis visto ‘Charlie and the chocolate factory‘, quizá recordéis el excéntrico personaje de la madre de la niña rubia repelente, que era dos veces más repelente que su propia hija. Fijáos en cómo era Jessica Simpson antes, y en este fotograma de la pelí­cula de Tim Burton, donde aparece Missi:

Mostrar imagen

Digamos que su cara de stalker borderline de frente aliení­gena nos recuerda a Amaparo Larrañaga y íngeles Martí­n a partes iguales. Si Jessica no se hubiese tocado los morros, serí­a tan entrañable como nuestra querida Missi.

9. Antonio Sabato. En los comentarios de la primera parte del artí­culo, Elmie mencionó el cambio de este actor, y hemos investigado. Rinoplastia y peinadoplastia:

Mostrar imagen

Un pequeño retoque de nariz, un peinado nuevo, un bronceado y no te reconoce ni tu madre.

10. Tom Cruise. Añadimos un hombre más a la lista, Tom, que ha conseguido sobrecogernos al descubrir que ha tenido tres narices:

Mostrar imagen

En ambas imágenes, vemos que conserva la misma forma del rictus de la boca hasta su horrible nariz. Pero no es hasta que lo vemos de frente cuando vemos el auténtico cambio. Rinoplastia:

Mostrar imagen

11. Nicole Kidman. Y pasamos de Tom a su ex. Esta mujer necesita un seguimiento de cerca en cuanto a su frente se refiere. Cada dí­a crece más, y más y más, y se pone más y más bottox. Deberí­amos verla con 20 o 30 años más para mirarla desde detrás de la silla aterrorizados. Rinoplastia, piñoplastia, pómulos y bottox:

Mostrar imagen

12. Melanie Griffith. Terminamos con la señora Banderas, que era realmente guapa, tení­a unos labios estupendos y habrí­a podido mantener su belleza natural dignamente sin haberse hecho nada, pero se equivocó. Quizá es uno de los ejemplos más veteranos y claros de unos labios horribles. Morroplastia:

Mostrar imagen

Siendo hija de quien era, por culpa de su adicción a las pastillas, su operación de labios y su boda con el actor español más insí­pido, ha estropeado la que podí­a haber sido una gran carrera cinematográfica.

Ya sabéis de qué van estos artí­culos. Las narices, quizá, pero nunca os toquéis los labios, sólo le salió bien a Michelle Pfeiffer.

No, no, no, y no

No te pongas cosas rosas plumosas en el pelo con rebequitas de angorina, Julie. Y puestos ya a ver si te buscas paternaires menos chichipán que ese chichipán

No te lleves amigas tan mal vestidas a las presentaciones, Carmen Electra, vistete tú mal y asi te comentamos …
No te vistas de fofito, Maria José, aunque tengamos la certeza de que seas un poquito mamarracha. Cortate, tía.

No permitas que te fotografíen, Camilla, con dos ramos en dos manos y con esa cara de gozo como si te los hubieran dado gratis en el ayuntamiento de Sanlucar de Barrameda. No abras la boca a no ser que sea estrictamente necesario.
No abras tú tampoco la boca, Christina, y no te perioxides mas el pelo, que te vas a quedar calva. Y no te acerques mas a Scarlet Johansson. Y no te creas tan fantástica, chica …
n No vayas tan apretada que te va a dar una lordosis, Elena, y no saludes de esa manera que pareces una pilingui. Y no te acerques tú tampoco a Scarlet Johannson

No vayas tan apretá, Paz, que el niño va a salir como un tapón de cava. Y no sabía que tenías una hermana que era dragde ti (¿o tú eres drag de tu hermana?). Y no te acerques tú tampoco a Scarlet Johnason

Mejor dicho, prohibido todas acercarse a Scarlet Johansson, que lleva la peste ….

No haberte casado con Tom, Kate …..

No me explico como se puede tener piel de naranja en el brazo, ministra. Y para que me comparen el escote y me dejen a la altura de Kiera Knightley, entro sola, como hizo Vd. la última vez
No se, Dakota, mira que luego te pueden salir niños ratones. Ya sabemos que despues de Hugh Jackman nada es igual, pero chica, anímate

No, Blanca, no, por mucho que sean los Goya, no vale ponerse el traje de la playa de media tarde. Y tampoco vale llevar el mismo peinado con el que vas al frutero ….

No te quejes , Isabella, os podría haber adoptado Michael Jackson.

No se yo, Carmen, si esas pieles con ese pelo y esa papada no te hacen más mayor de lo q ue en realidad eres ….

No te juntes con cualquiera ….. Yola.

No se yo si los botines rojos, Ivana, por mucha suerte que te dieran, eran la mejor elección. …
No es tán difícil usar una digital y no parecer una retarded, Verónica

¿No es un poco Mohedano style ese peinado, Estrella?. La Mah Grandeh está muerta, se tu
misma …. y de paso evitas convertirte en la versión castiza del peinado de Dolly Parton …

Si no fuera mucho pedir, te diría que no te echaras cualquier cosa a la boca, Paris …

No te empeñes más, Beyón, Maraya solo hay una …. ¿¿¿Y no me has escuchado decir que NO os acerqueis a Scarlett ????

¿Tan dificil es aparecer sereno, elegante y atractivo como Bruce?. Pues yo creo que no

Superfuggy

En FNB no tenemos tabúes y si hay que echar pestes de un niño, se echan y tan ricamente. Porque como nuestra dulce protagonistilla de hoy nos demuestra, el niño también puede ser fug y, sorprendente, también puede ser busted.

Si por un aquel nos encontrásemos a Dakotilla Fanning en el Toys ‘R’ Us no dudaríamos en decirle: ‘Dakota, crece ya, coño’. Porque Dakota aunque parezca que aún vaya a pre-escolar está a punto de cumplir, ni más ni menos, que 13 años. Por eso no nos extraña que pose como una prostitutilla de casino en el Vanity Fair.

Lo que nos extraña es que con la menstruación a las puertas (o fluyendo a sus anchas) se presenté así disfrazada en una fiesta de Halloween esta misma semana.

Aclárate, niña, o eres una Lolita o te pones a dibujar con tus DACS. Pero qué mal está la chiquillada hollywoodiense de hoy en día, que con 12 años ya quieren parecer más jóvenes.


Jennifer López se pone este traje y nos la comemos viva. Pero se lo pone Dakota y nos derretimos. Pues no. Que ser niña no le da permiso a tu madre (o a tu agente, que con estos chavalines nunca se sabe) para que te entierre en montañas de tules.

Angelito, que no sabe ni donde poner los bracines. Porque como no le dejan llevar ni un triste bolso de Hello Kitty la pobre va a pelo, con lo complicado que es posar con el brazo a palo seco. Creedme, hay cientos de fotos de Dakota atrapada en una orgía de rasos y lazos, pero nos las vamos a ahorrar.


Como ya hemos señalado, Dakota no sabe ya ni que edad tiene. Por ello a veces empieza a vestirse como una niña de su edad. O una niña de su edad pasada por la turmix de Nicole Kidman.


La única diferencia es que la Kidman no sonríe por miedo a una fuga de Botox y Dakotina se ríe siempre como una bendita. Pero a parte de eso, hasta deben pesar lo mismo. Quedémonos con la sonrisa de Dakota. Espontánea y natural, como la de un niño.

O puede que no.

¿Habéis visto alguna vez una sonrisa más falsa y forzada? ¿Una mirada más aterrorizada? No nos sorprende, claro. Seguro que se estaba mojando las braguitas del susto.

Aquí puede que se mojase las bragas por otro motivo. Creemos que esta fue la primera vez que Dakota se preguntó qué era ese picorcillo tan rico que le estaba entrando por ahí abajo. No la culpamos.

Aquí vuelve la Dakota más falsa. A mí también me entraría la risa nerviosa si Tom Cruise se empeñase en cogerme en brazos siempre que me hacen una foto con él.

Fijaos que Dakota lleva una espardenyes, ese calzado tan catalán y tan rural. Sí, cuando Tom Cruise, por fin, la soltó, se fue a coger rovellones.

Supongo que os habéis dado cuenta ya que todo el mundo ha pillado la perra de hacerse una foto con Dakota como si fuese la Torre Eiffel. Si no te haces una foto con Dakota no eres nadie. Pero cuando te la hagas, por favor, intenta no aplastarla.


Atención a como aparta el bracito para no acabar metiéndole el codo en la huevera al gordo de Vince Vaughn.

También puedes hacerte una foto con Dakota y no parecer una retrasada mental. Como se aprecia, Brittany Murphy no lo logró.

En un par de años Dakota empezará a darle al bebercio, al droguerío, al anoxiquerío y a todo lo que ya sabemos. Desde aquí queremos ir avisándola ya y le vamos a poner una foto de otro niña actriz, aunque nosotros
la hayamos conocido ya de mayorcita.


Así va Lindsay Lohan a las fiestas de Halloween. A esta le dices Halloween y ella oye furcia.

Ayyyyy, si es que nos crecen tan rápido. Y si no que se lo digan al rubito amigo de Hilary Duff, que trempó sólo de ver el contenido del bolso de Hilary.

Sudar la camiseta

Muchas veces nos pasamos con los famosos, siendo crueles sin necesidad. Decimos que si no hacen nada, que vaya morro tienen por cobrar por hacer cuatro chorradas, que yo también quiero trabajar sólo dos meses al año e irme de fiestas los otros diez…

Pero, niños y niñas, los famosos también sudan la camiseta.

Por una vez ponemos una foto de Fergie con cariño. Porque la chica podrá ser todo lo jorterísima que se quiera, pero ahí está ella, dándolo todo sobre el escenario. Entregada. Sin cortarse con la coreo a pesar de tener la sobaquera hecha una piscina. Nana Mouskuri no tiene que preocuparse de estas cosas, ¿eh? Pero las artistas polivalentas como Fergie… pues… tampoco.

Otra que suda del tema (qué gran juego de palabras) es Mel C. Como se puede ver, el éxito de tu carrera en solitario no se mide por la cantidad de sudor que te dejas en el escenario. Y es una pena.

De todos modos, en fugandbusted no caeremos en la burla fácil sobre el sudor de personas humanas que se ganan las habichuelas haciendo giras veraniegas en pueblos perdidos de la hand of God. Al fin y al cabo, mola ver ahí a tu artista prefe sudando en el escenario, en un rollo super orgánico y básico.

Una variante del sudor ‘todo por los fanes’ es el que nos ofrecen nuestros famosos al saludarnos como plebe que somos.

Este gesto engrandece a Tom. No sólo por dignarse a mirar a la chusma (esa que no lee a L. Ron Hubbard) sino que, en un gesto de empatía, muestra su sudor de humano. Tom, eres perfecto hasta por eso. Te adoramos.

Lo peor es el sudor fuera de contexto. O más aún, el sudor en esos momentos comprometidos en que has asumido el reto de estar siempre perfecta.

Te curras el pelismo, te maquillas de los pezones a la base del pelo para tener un tono uniforme, ensayas la sonrisa ante el espejo… pero… ¡pam! Sheryl Crow, cielo, ¿quién te dijo que sería buena idea ponerte este vestido?

Alicia Silverstone consigue lo imposible: que se note esa mancha de sudor en un vestido claro, que es de un tono parecido al de su cara, que es de un tono parecido al de su pelo, que a su vez es de un tono parecido al del fondo del photo call. Y a pesar de ese rollo camuflaje… ¡yuju! I’m sweating!

Hablando de photo calls, aquí tenemos uno que Juliette Lewis desaprovechó estrepitosamente. Porque mira que, para lo que es ella, iba mona. Pero claro, esa camiseta ‘reality bites’ es traidora. Consigues no parecer una yonki (enhorabuena) pero pareces una guarra. Y si ya nos ponemos a visualizar los pelillos sobaquiles ahí todos pegoteados y tal… yuuuuuks!

Como creo que Kelly Osbourne sale poco en nuestro blog (es que sería taaaaan fácil….) reivindico su figura con esta fotografía. Además, que la chica ha aprendido a ir discretita, ¡caramba!

Otra que hacía tiempo que no salía en nuestra página. Que la mancha de sudor sobaquero no os distraiga de lo importante de la foto: ¿qué significa esa mancha harinosa? Ya puesta a rebozarse, podría haber usado un desodorante con microtalco. Que puede que el vestido sea de Karl Lagerfeld, pero más vale dejarlo hecho un Cristo por dentro que no… esto.

En esto del sudor los hombres se llevan la peor parte. No en vano tienen más grasillas y además, se ven forzados a vestir con trajechaqueta hasta en el día más tórrido de verano. Y no me digáis que la chaqueta es, precisamente, una bendición para disimular las humedades.

Steve Carell, ‘virgen a los 40’. Pues no nos extraña que no se te acerque nadie, sweetheart.

Otro error ‘generación x’. ¡A ver si aprendemos que las prendas ceñidas son peligrosas!

Terminamos con dos pesos pesados…



Sobre el primero tengo poco que decir. Pero es que sobre el segundo no voy a decir nada… En el fondo, somos piadosos…