Cantantas en su salsa

Queridos,

el mundo de la música vuelve a sonar, y en este artí­culo vamos a explorar los aspectos más destacados del panorama musical.

Para evitar los rodeos y los coñazos, que a ninguno os gusta leer, vamos a ir al grano: Rihanna también es de la asociación del pelucón:

Rihanna

O eso, o el nacimiento de su pelo se produce en el Everest, ya que vemos un extraño comportamiento del flequillo. Igual no es peluca, seguro. Pero la que sí­ usa peluca, es Beyonzuca:

Mostrar imagen

A esta le suda el coño ya lo que digan, es una especie de Tyra Banks. ¿Que me ven con peluca? Pues de pelucas hablamos. Y para esta actuación vemos que se ha colgado en las orejas el espejo de la bruja de Putanieves. Que te puedes mirar en sus orejas y preguntarle a sus pendientes quién es la más fresca del reino. Y comentamos el asunto de los pendientes, porque la peluca de Hillary Clinton canta habla por sí­ sola.

Manteniendo la lí­nea Knowles, si me permití­s el chiste, si el otro dí­a hací­amos un mélange en FNB, ahora vemos que el mélange la lleva Solange De Cabras.

Os explico. Solange DeKnowles ha ido a la tienda de Gothica Ruiz De La Prada (la hermana gótica de ígatha) y ha reservado su disfraz para este Halloween. El disfraz consiste en una falda inimaginable escondida bajo una representación del árbol de Navidad de los Burton. Le ponemos unos rieles y le colgamos unas cortinas de la temporada de invierno de Zara Home y al escaparate. Y por el escaparate pasó la inocente Solange y no pudo resistirse:

Mostrar imagen

Y cambiamos de familia, pero no de color ni profesión.  Hemos recibido el regreso a primera plana de la más digna del clan Jackson. Janet se ha atrevido con la estética más irreverente de la última década:

Mostrar imagen

Aprobamos el peinado de David Bowie, pero si pretende ser una Grace Jones o cualquier loca del movimiento fugger, por lo menos, coño, que adelgace:

Mostrar imagen

Porque quiero pensar que bajo esos dos jamones habí­a un implacable relleno de gomaespuma, no puedo creer que toda la mantequilla de Indianapolis esté concentrada enese inmenso culo.

Pero dejemos que evolucionen las cosas, seguro que la cámara de nuestro reportero tení­a el cristal sucio o se habí­a equivocado de lente, whatever.

Vamos a celebrar con los fans de Britney Spears su vuelta a la decencia social.

Mostrar imagen

Hace tanto tiempo que no la veí­amos así­, que nos parece estar viendo una figura del Madame Tussaud, ¿eh?

Wax attax!