El espí­ritu de Carla Bruni

Cuando fundamos la página, yo particularmente pensé que habrí­a personajes intocables que no merecí­an aparecer aquí­. Al principio, todo esto estaba poblado por Tara Reid, Britney Spears y las cuatro locas de siempre. Pasó con Isabel Preysler, le pasó a  Evangeline Lilly y ahora le pasa a Carla Bruni.

Carla ahora es una first lady, pero no es una Barbara Bush ni una Annie Bottle. Carla presume de seguir la estela de Jackie O, respetando el estilo que Jackie guardó siguiendo la norma de vestimenta francesa que simbolizó a la señora europea antigua. El estilo se forja con esa bajada de la escalerilla del avión de la  compagnie aérienne du  République Franí§aise

Mostrar imagen

Nicolas, si te migo mientgas bajo me puedo caeg poj las escalegas, mon dieu!

…con la mirada perdida en esas lámparas de araña que cuelgan en Le Moncleau…

Mostrar imagen

Megde, cgeo que Jacqueline se tocaba la bagbilla con la mano deguecha…

…con los brazos cruz… er… ¡no! ¡Brazos cruzados en una situación de estas no! ¡Carla!

Mostrar imagen

…y ahí­ la cagó. Pero, para llegar a ser la Jackie que es hoy (cosa por la que felicitamos a Carla, ninguna first lady ha conseguido hacer sombra a Jackie con algo de estilo desde la propia Jackie) ha tenido que obviar su propio pasado. Y no, no será Fug And Busted quien saque a Carla Bruni en tetas con el estropajo al aire, consideramos que hay instantáneas y portadas que pueden incomodar más en una biografí­a, como la que protagonizó para LarrevistadeSánchez-Junco:

Mostrar imagen

Si las ponemos en bolas, personalmente me recuerda a la portada de alguna pelí­cula guarra italiana de los ochenta, ¿cuál de las dos tiene la cara más pornográfica?

Y ya, una vez casada, era inevitable que tomasen unas vacaciones. Y más inevitable aún eran las fotos en la playa:

Mostrar imagen

Mostrar imagen

Observamos detalladamente la postura de Carla, un poco más inclinada para que se note menos que él es más bajito que ella. Favor que Nicole le pudo haber hecho a Tom, pero claro, no fueron a la playa.

Y para cerrar el artí­culo, he decidido poner fin a esos equivocados pensamientos, esas personas que tienen la impresión de que Carla aparenta 20 años, cuando tiene 39. Y como la cara es el espejo de… de nuestra casa (qué alma ni qué hostias), sólo unas fotos de mayor tamaño y sin retocar pueden decirnos la verdad sobre el estado de un cutis cuarentón:

Mostrar imagen

Mostrar imagen

Mostrar imagen

Mostrar imagen

Uy, esta última foto se me ha colado, me parece que no es Carla. Realmente, ahora que lo pienso, el cutis de Carla está perfecto. No he dicho nada.