The sexiest man alive

Queridos, hay ciertas fotos que son incongruentes per se.

En FnB nos preguntamos si la revista People no ha ido un poco lejos nombrando una vez más a George Clooney como el hombre vivo más sexy. Recordemos que George ya no es el que era.

Pero para que no haya juego sucio hemos de señalar cuáles eran las otras opciones.

Por ejemplo, Matt Damon. Matt Damon, decía Clooney, tiene una sonrisa chispeante. Además es natural y accesible, como cualquier school boy. A veces se le escapa una risita un poco borderline, pero si ignoramos este hecho a lo mejor hasta podemos nombrarlo La Nueva Dicapria.

O Johnny Depp. Johnny Depp posee ese turbio encanto y ese aura de misterio. Si hasta se atreve con dientes metálicos. Como Mickey Rourke.

Esperad, mejor centrémonos en alguien no demasiado obviamente bello, pero con un atractivo animal, como Jake Gyllenhall. Lamentablemente, a veces reconocemos en él los genes de su hermana Maggie.

Quizá lo mejor sea incluir en la lista a alguien con la belleza de una estatua griega y una innegable distinción británica. Hasta que se divorció de Sadie Frost y Sienna Miller le permitió salir a la calle con mullets, y el atuendo más insoportablemente chav que encontró. No nos extraña que sonría así.

Después de todo, quizá hasta tengamos que recurrir a Brad Pitt , pero eso sería muy predecible.

Algo huele a podrido en Dinamarca, queridos lectores.