Nos gustas, chata

Hoy, en “La cocina de Mr Potato”, especial: gastronomí­a búlgara

El contenido de este artí­culo, a pesar del encabezamiento un tanto crí­ptico, es bien sencillo. Vamos a aprender en sólo unos pocos pasos a elaborar un personaje fug de verdad, que es lo que hace Diosa por las tardes en las épocas en las que Britney no está promocionando un disco. Ya vereis qué fácil; sólo se trata de empollarse unos separated at birth de los de toda la vida y aplicar la ecuación correcta.

Ingredientes:

1 – Un Ewok convenientemente despeluchado. El niño rubio es opcional.

Si no tenemos un Ewok a mano o simplemente no es época de Ewoks podemos sustituí­rlo por Lil’ Kim después de volverse totally absurd.

2 – Cuarto y mitá de Giorgio Armani sin tanorexia.

3 – Una pizca de Jimmy Giménez Arnau para realzar el sabor de Giorgio, siempre he dicho yo que se parecen…

4 – Una peluca (la más chunga que encontreis)

Preparación:

Se mezcla todo con esmero y la ayuda de un bisturí­ de hoja ancha. Y el resultado es:

KALINA DE BULGARIA!

Sugerencia de presentación:

El debate sobre si su nariz es el resultado (una vez más) de una nefasta cirugí­a o, como algunas fuentes comentan, un desafortunado tumor detectado semanas antes de su boda próximamente en Fug and Busted Deluxe.

Bon Profit!

Lil’ Kim es imposible

Yo creia que Lil’ Kim había llegado al máximo alcanzable en términos de absoluta inconsciencia sobre sí misma, con esas cirugías impensables, esos blanqueamientos de piel, esas carnes magras embutidas en imposibles trajes sintéticos y demás pero está claro que Kim tiene mucho amor propio y se levanta cada día pensando en cómo superarse a sí misma.

No sé qué pintaba el otro día en un evento porque se supone que todavía está en la cárcel pero como no sigo su vida no sé a que acuerdos habrán llegado sus abogados.

Aviso, voy a poner las fotos (recomiendo pulsar sobre ellas para agrandarlas), pero no se si centrarme en la ropa, que se las trae, o en la cara, que es lo que más me trastorna.

A ver, el modelito es como para que vuelva a la cárcel. Mirad ese bikini modelo niña de 10 años que lleva puesto debajo a modo de sujetador, con esa especie de vestido-túnica color rojo rosado y ese essspantoso abrigo de polipiel con ese rebordeado color natillas.

Pero lo peor es el gepeto: está claro que ha salido así a posta no me jodais.

¿Cómo puedes maquillarte poniendote por toda la cara pegotes de iluminador perlado a manchas como si fueras un oso panda y después liarte a untarte los polvos bronceadores en forma de lineas alrededor de la frente rebordeando los pegotes blancos, y en la parte baja de los pómulos y la punta de la nariz?
Luego, las pestañas postizas son terroríficas, parecen patas peludas de araña y nos recuerdan a las del tio de la Naranja Mecánica. Sin contar con la sombra de ojos de Carlo Di Roma y los pendientes chonis.

Las extensiones están horriblemente hechas y se nota que no se ha gastado un duro en ellas. Esos tirabuzones dorados tan mal colocados, parece Shirley Temple con sobredosis.

Pero…¿sabéis lo más triste de todo? Que va claramente maquillada y peinada imitando a Jennifer Lopez, incluso le copia los gestos.

Hay gente en el mundo que es así, que es única e incomprensible. Sin ir más lejos en España tenemos a Marujita o Carmen de Mairena. Jamás comprenderemos su idiosincrasia.

Famosos: