Reina de nuestros cojines

En el capítulo anterior de Conrazón, conrazón … vimos a Maghrette, reina de los daneses, enseñando los piños, mostrando claramente que ella era de un natural-que-te-mueres, rollo monarquía escandinava (¡como que es de Dinamarca!) de los que no les importa salir en bicicleta o, visto lo visto, no ir al dentista.

Notese, por favor las fotos de vacaciones. Y a Henri de Montpezat posando como el modelo de Andros, vuelve el hombre ….

Rogándole a San Blog Bendito y a Santa Bitácora Martir que mis queridos compis de este su divertido diario no me machaquen la entrada, vamos a hacer una disertación sobre Maghrette, reina de nuestros cojines

¿Por qué Maghrette es reina de nuestro cojines?. Bueno, es de lo mejor que se puede ser reina, aparte de ser reina de Dinamarca. No corres el peligro de morir estampada en el puente del Alma en un Mercedes a toda hostia, pero, ¿Por qué de nuestros cojines? Ah…no, no es por el airbag

Hablando de Queen of Hearts, Dayana tambien tuvo su pasado fug

Maghrette comparte con Sonja, reina consorte de los noruegos, el dudoso honor de ser una designing queen (con todas las letras, porque ellas son queens de las de diadema, banda y quitapón que además diseñan …. Y cómo diseñan) Sólo fijemonos en una pequeña muestra de los trajes de gala que se diseña Maghrette para autoflagelarse…

A la par que informal, indignante por demás ….

Entendéis ahora porque la llamo reina de nuestros cojines. Yo no se si el catálogo de telas se lo ponen en bandeja los productores de nórdicos de Dinamarca u qué, pero entenderíamos que los de Moda de Dinamarca corrieran si Maghrette dijera de hacer de imagen/país y tal… entenderíamos que corrieran en dirección contraria gritando como posesos “No! Maghrette NO!!!!”

Pero no sólo eso, sino que es que la forma de los trajes y su linea, algunas veces es, como menos, atrevida ….y otras veces es directamente hortera, amen de las actitudes.

Elija entre “no mojarse el vestido” y “salir como una reina”. Y ella eligió “enseñar los panties”.

Aunque, reconozcámoslo, esta carrera de diseñadora pagada por el erario público de su reino, da para algunos aciertos

Japon+recepcion real = bonito traje … a ver si pudieramos repetirlo

Pero lo más son desaciertos. Cuando vamos a los vestidos de “diario” yo ya no se lo que es pior …por Dior …. Y sobre todo se entreve, muy nordica ella, el desprecio más absoluto al uso diario del sujetador.
Pero es que algunas veces Marghrette es atrevida hasta para ella misma. No se si os habeis dado cuenta de que cuando se viste de gala se pone los quitapones, y tiene un joyero con quitapones fastuosos. Pero se ve que tiene también algunos aderezos “moernos” que no sabe que salida darle y pone a trabajar su cabecita. Y sale esto

¡¡¡¡¡¡ Por el poder de la Sirenita !!!!!

Y en el próximo capítulo de Conrazón, Conrazón


Sonia de los noruegos o la cólera del Burda

Uhhhhh, voy vestida de madrastra arcoiris ….