Anatomí­a de Kardashian

Hasta hoy, nunca habí­amos hablado de Kim, la más guarrona del clan Kardashian. Y no habí­amos hablado, por la sencilla razón de que no es nadie, nadie sabe por qué es famosa.

No viene a cuento, pero ¿alguna vez os habéis preguntado cómo entró Tamara Seisdedos en los medios de comunicación? El caso Tamara da para una investigación profunda, puesto que es un caso único de persona que se hace literalmente famosa por arte de magia. Ni concursos, ni familia famosa, ni romance famoso, ni carrera famosa… Nada, Tamara apareció por primera vez, si no nos falla el archivo, en el programa ‘Historias de hoy’ (con Paloma Ferre). A partir de ahí­, se abrió una brillante etapa con nuevos personajes que tuvieron su propia historia y varios años de fama.

Pues el caso Kardashian es un nuevo caso de tamarismo. Primero, antes de entrar en materia, veamos a la cerda en cuestión:

Mostrar imagen

No sabemos de dónde habrán salido estas maneras tan pornográficas de comer, eso de trinchar una cereza con un tenedor y llevártelo a la boca como si fuera una polla suena, a primeras, muy cerdo, pero en la foto dices “¡coño! si es hasta elegante”. Pues sí­, si empezáis a percibir ondas pornográficas a través de esa foto, vais por buen camino.

Y es que Kim tuvo un pasado así­, pornográfico. Se folló al hermano de Moesha, Ray J, y lo grabó en ví­deo. Evidentemente, ni que decir tiene que el ví­deo se hizo público (¿por qué no nos sorprende esto?) y la pobre Kim se hizo la ofendida interponiendo una demanda contra la distribuidora que lo hizo público. ¿Y qué pasó? Pues que la distribuidora le metió por el coño un maletí­n con 5 millones de dólares y nuestra Kimmie se puso más contenta que con unas castañuelas. Y a la mierda lo que piensen los demás. Sí­, mi dignidad vale 5 millones de dólares, ¿algún problema?

Mostrar imagen

Así­ es como la chupa. Ya le da igual que su polvo con un rapero de mierda lo haya visto hasta su panadero, a ella en realidad le encanta, porque es tan guarra que se hizo un Playboy y todo.

Pero la cosa no queda aquí­. Kim aprovechó la riqueza que generó su inesperada fama y ¿qué fue lo primero que hizo? ¡Perra gorda para nuestro lector fiel! Sí­ señor, se fue al Dorsia de debajo de su casa y se operó entera, de arriba a abajo. Entró así­:

Mostrar imagen

Y, dejando atrás su bonita naturaleza armenia, salió así­:

Mostrar imagen

En efecto, pidió una cara de guarra nueva, un par de tetas y, eso, lo de siempre. Bueno, no, no lo de siempre. Kim fue donde pocas han ido:

Mostrar imagen

¿De dónde sale ese ojete? ¿Cómo? ¿Que es natural? ¿Que no es tan exagerado? Vamos a contrastar su trasero de perfil:

Mostrar imagen

Mostrar imagen

¡Pero si parece que se haya implantado una puta sandí­a! Es el culo más artificial, antiestético y grande que hayamos visto.

Para demostrar que Kim es un producto de laboratorio, vamos a comparar su genética personal con la familiar. Observemos a su ¿hermana? Khloe:

Mostrar imagen

Mostrar imagen

¿Dónde está el parentesco? Misterio. No sabemos si son familia, pero sí­ se lo pasan bien juntas estas Kardashian, así­ nos saludan a la cámara:

Mostrar imagen

Lo que pasa es que deben tener cuidado, porque resulta que Kirstie Alley pasaba por la acera de enfrente, y pensó que iba para ella, así­ que lo devolvió:

Mostrar imagen

Mira quién habla ahora.

Me voy de… viaje

Queridos,

en vista del triunfo de la sección ‘Me voy de…’, vamos a homenajear esta vez a la archi conocida operación salida. O retorno. Operación vacaciones, resumiendo.

Y es que, como todos, nuestras celebridades disfrutan del verano tanto como nosotros. Para calmar a Penélope Cruz, que nos llamó muy disgustada el otro dí­a tras enterarse de que su Bardem está saliendo con Parada (le prestamos a un miembro de nuestro gabinete de psicólogos), queremos obsequiarla a ella y a nuestros lectores con una refrescante instantánea de estas de verano que apetecen ver:

Mostrar imagen

Maciu Macónegui pasándolo pipa en Malibu. Es la bonita estampa de un fresco verano que tiene comienzo, la mayorí­a de las veces, en los aeropuertos.

Atrás quedan los reportajes de programas de prensa rosa de sobremesa donde salí­a Carmina Ordóñez arrastrando la Roncato por Barajas, con gafas de sol, gritando “estáis a-allanamiento de las seres humanos”, camino de Valencia (Tómbola, claro). Ahora los aeropuertos acogen nombres más destacados en las páginas del corazón. Como hace tiempo que no sabí­amos nada de Jocelyn Wildenstein, vamos a ver cómo lleva su cara por el ancho mundo:

Mostrar imagen

Mostrar imagen

Como cualquier mortal, por muy podrida de dinero que esté, si no viajas en tu jet privado, debes quitarte el chaqueterí­o y toda la marroquinerí­a que me lleves para pasar por el detector de rifles. Jocelyn se ha decantado por una bolsa de piel blanca vulgar y corriente, pero ¿qué maletas llevan SamRo y LiLo?

Mostrar imagen

¡Unas putas Louis Vuitton! Que están más quemadas que el cenicero del Challenger. A LiLo le falta el puto monedero de Betty Boop y un bolso de Tous para dar más la nota. Y su novio ha empezado a hacer la transición al sexo opuesto empezando por su vestuario. ¿Hace falta comentar su fatal dress?

Pero volvamos al rollo del detector. Aquí­ no tenemos ni puta idea de quién es Kelis Rogers, ni nos interesa, pero nos vale para refrescar nuestra memoria de un total fug look. Lo comentamos después, si os parece. Ahora vamos a interesarnos por la siguiente situación:  Kelis se ha encontrado debajo de la puerta intergaláctica a una politronchi de aeropuerto con pinta de hindú, las piernas abiertas, corbata, cara de mala hostia y manos en el pecho cubierta de guantes de látex. Una estampa que es mejor ver por uno mismo.

Mostrar imagen

El soldado aeroportuario parece estar preparado para estirarse los guantes de un tirón e inspeccionar el recto de Kelis en busca de un alijo de farlopa.

Es lo menos que pueden pensar de ti cuando vas de rapera de cuna por sitios tan peligrosos:

Mostrar imagen

Tan rapera, que produce un aspecto de heinousness. Preferimos ir vestidas de Galliano antes que atrevernos a reinventar la moda. Kelis es una absurda desde ya.

Vamos a dejar los aeropuertos y a buscar soluciones más baratas para desplazarse:

Mostrar imagen

Kirstie Alley sigue manteniendo su dulce silueta de mesa camilla, pero totalmente, o sea, a esa falda le falta el tapete de ganchillo, una lámpara con flecos, unas gafas de abuela amarillentas y una novela de Danielle Steel, y ya tenemos la estampa completa.

Y las llaves del coche para los que tienen coche, porque si hay algo más barato que el avión y el coche, es el método Courtney Love:

Mostrar imagen

¡Esta tí­a siempre yendo a la última!

Be fatty!

Como lo prometido es deuda, después del ránking de flacas, toca el ránking de gordas, para que luego no digan que fomentamos la anorexia y demás tonterí­as. Y no es que nosotros queramos estar gordos ni mucho menos, pero las gordas nos hacen falta en nuestra vida, porque rodeándonos de gente obesa parece que estamos más buenos si cabe, siempre siguiendo el consejo de nuestra querida Kate Moss, referente de modelos post-modernas:

katemossbig0904_468í—469.jpg

Y después de este valiosí­simo consejo (rodearos siempre de gordas, hijas mí­as), vamos al tema:

10. JESSICA SIMPSON: En último lugar, no por nada en especial, sino porque apenas sabemos quién es ni qué narices hace in her life:

1-jessica-simpson-2.jpg

1-jessica-simpson-1.jpg
“Es cierto, quién diablos eres?”

9. AMERICA FERRERA: Y que no nos vengan con el rollo de “las mujeres de verdad tienen curvas y bla-bla-blá”,  porque hemos decidido que a esta muchacha  preferimos saltarla que rodearla:

2-america-ferrera-2.jpg
“Y que viva el photoshop oigaaaaaaaaa!!”

2-america-ferrera-1.jpg
“Pues sí­, querida, tú eres la siguiente en nuestro ránking…!”

8. SALMA HAYEK: Somos conscientes de que ha estado embarazada y demás, lo que no justifica que  siga estando oronda  como un zepellin:

3-salma-1.jpg
“Salma pre-parto”

3-salma-2.jpg
“Salma post-parto”

¡Encontrad las diferencias!

7. MARIAH CAREY:   Aquí­ no podí­a faltar la discí­pula aventajada del  maestro Photoshop!

4-mariah-carey-1.jpg

4-mariah-carey-2.jpg

6. JENNIFER LOVE-HEWITT:  Y como no podí­a ser menos, aquí­ tenéis a una mujer de la especie del tordo: de cara estrecha y culo gordo.

5-jennifer-love-hewitt-2.jpg

5-jennifer-love-hewitt-1.jpg
“Pues lo que de verdad nos impacta en la serie, aparte de tus ridí­culos atuendos, son tus pestañas postizas, querida”.

5. BRITNEY SPEARS: Vale que nada más dar a luz reapareció en la tele de esta guisa (que ya hemos sacado en Fn’B), pero…

6-britney-spears-1.jpg

…Su recuperación ha sido milagrosa!!:

6-britney-2.jpg

4. KIRSTIE ALLEY: Esta tipa es el tí­pico ejemplo de “retención de lí­quidos”…

7-kalley-2.jpg

7-kalley-1.jpg
“Al menos la falda te disimula, pero no vamos a decir nada de tus tobillos porque somos muy buenos”

Y atentos que llega la recta final!!…

3. KELLY OSBOURNE: Pobrecilla, le otorgamos la medalla de BRONCE por ser el prototipo de eterna adolescente-acomplejada-por-su-obesidad-y-al-borde-del-suicidio:

8-kelly-osbourne-2.jpg

8-kelly-osbourne.jpg
“Esta vez os habéis pasado un poco con el retoque, chatos”

2. JANET JACKSON: Una más que merecida medalla de PLATA para Janet, que llegó a pesar los setecientos kilos que véis aquí­ abajo por exigencias del guión (o eso dice ella).

9-janet-jackson-1.jpg

9-janet-jackson-2.jpg

1. Y la medalla de ORO es para…para…¿Creí­ais que en el número UNO ibamos a sacar a semejante engendra?

10-beth-ditto.jpg

¿Y esta quién es? ¿Sólo por tener obesidad mórbida se supone que eres “cool”? Pues que  te saquen en Je ne sais pop, porque como aquí­ no somos modernas de mierda, nuestro número UNO es para…VAL KILMER!!

fat_228í—336.jpg

Se lo merece, ¿que no?…

Besitos con sabor a chorizo desde Fn’B!!

Yo fui un fug adolescente

Queridos, todos sabemos cuán fácil es crear un ídolo televisivo uniendo los conceptos “bata médica” y “macizo”. Al fin y al cabo contamos con antecedentes (léanse George Clooney y Goran Visnjic en ER, Julian McMahon en Nip/Tuck y hasta, y esto es relativo, Hugh Laurie en House).

Pero quien nos ocupa hoy es el protagonista de uno de los mejores makeovers masculinos de los últimos tiempos. Así a priori podemos decir que Patrick Dempsey , el macizo-con-bata-médica de Grey’s Anatomy, es el típico macho dark and brooding. Pectorales amplios, brazos fornidos, culo prieto, whatever. Además, en las fotos promocionales cultiva un look un poco edgy que especialmente a las mujeres de cuarentaytantos les pone mogollón. Cuero negro, jeans con hebilla, testosterona, barba de dos días.

Pero Patrick no siempre fue así. Que en los ochenta lo colocaran de adolescente geeky en Can’t buy my love no es una casualidad. Recordémoslo en una imagen de la película, donde los comentarios actuales sobre su persona del tipo “ese hombre exuda sexo” quedan un poco al margen.

Creemos que Patrick apuntaba cualquier cosa menos maneras de sex symbols en posados como el que sigue.

Vamos, que se lo curra mucho mejor ahora.

Creemos, también, que el proceso fue progresivo. Le intuimos una ortodoncia en el mejor estilo Tom Cruise, quizá un poco de cirugía en la nariz y desde luego los cuidados de un buen hairdresser’s. Y si no mirad.

A la vista de la siguiente foto, a ver quién iba a bailar el tango con Patrick en los 80 (la de al lado es Kirstie Alley, que entonces estaba delgada y no tenía el trasero del tamaño de la extinta URSS).

Así que ya sabéis, queridos. Si fuisteis fug en vuestra adolescencia, no os deprimáis. Pensad que en el futuro podéis llegar a ser hunk instead of fug. Pero, ojo, también al revés. Todos sabemos que las animadoras rubias y monísimas se convierten en unas gordas llenas de estrías en el futuro.

Lots of love, como siempre.