Anatomí­a de Kardashian

Hasta hoy, nunca habí­amos hablado de Kim, la más guarrona del clan Kardashian. Y no habí­amos hablado, por la sencilla razón de que no es nadie, nadie sabe por qué es famosa.

No viene a cuento, pero ¿alguna vez os habéis preguntado cómo entró Tamara Seisdedos en los medios de comunicación? El caso Tamara da para una investigación profunda, puesto que es un caso único de persona que se hace literalmente famosa por arte de magia. Ni concursos, ni familia famosa, ni romance famoso, ni carrera famosa… Nada, Tamara apareció por primera vez, si no nos falla el archivo, en el programa ‘Historias de hoy’ (con Paloma Ferre). A partir de ahí­, se abrió una brillante etapa con nuevos personajes que tuvieron su propia historia y varios años de fama.

Pues el caso Kardashian es un nuevo caso de tamarismo. Primero, antes de entrar en materia, veamos a la cerda en cuestión:

Mostrar imagen

No sabemos de dónde habrán salido estas maneras tan pornográficas de comer, eso de trinchar una cereza con un tenedor y llevártelo a la boca como si fuera una polla suena, a primeras, muy cerdo, pero en la foto dices “¡coño! si es hasta elegante”. Pues sí­, si empezáis a percibir ondas pornográficas a través de esa foto, vais por buen camino.

Y es que Kim tuvo un pasado así­, pornográfico. Se folló al hermano de Moesha, Ray J, y lo grabó en ví­deo. Evidentemente, ni que decir tiene que el ví­deo se hizo público (¿por qué no nos sorprende esto?) y la pobre Kim se hizo la ofendida interponiendo una demanda contra la distribuidora que lo hizo público. ¿Y qué pasó? Pues que la distribuidora le metió por el coño un maletí­n con 5 millones de dólares y nuestra Kimmie se puso más contenta que con unas castañuelas. Y a la mierda lo que piensen los demás. Sí­, mi dignidad vale 5 millones de dólares, ¿algún problema?

Mostrar imagen

Así­ es como la chupa. Ya le da igual que su polvo con un rapero de mierda lo haya visto hasta su panadero, a ella en realidad le encanta, porque es tan guarra que se hizo un Playboy y todo.

Pero la cosa no queda aquí­. Kim aprovechó la riqueza que generó su inesperada fama y ¿qué fue lo primero que hizo? ¡Perra gorda para nuestro lector fiel! Sí­ señor, se fue al Dorsia de debajo de su casa y se operó entera, de arriba a abajo. Entró así­:

Mostrar imagen

Y, dejando atrás su bonita naturaleza armenia, salió así­:

Mostrar imagen

En efecto, pidió una cara de guarra nueva, un par de tetas y, eso, lo de siempre. Bueno, no, no lo de siempre. Kim fue donde pocas han ido:

Mostrar imagen

¿De dónde sale ese ojete? ¿Cómo? ¿Que es natural? ¿Que no es tan exagerado? Vamos a contrastar su trasero de perfil:

Mostrar imagen

Mostrar imagen

¡Pero si parece que se haya implantado una puta sandí­a! Es el culo más artificial, antiestético y grande que hayamos visto.

Para demostrar que Kim es un producto de laboratorio, vamos a comparar su genética personal con la familiar. Observemos a su ¿hermana? Khloe:

Mostrar imagen

Mostrar imagen

¿Dónde está el parentesco? Misterio. No sabemos si son familia, pero sí­ se lo pasan bien juntas estas Kardashian, así­ nos saludan a la cámara:

Mostrar imagen

Lo que pasa es que deben tener cuidado, porque resulta que Kirstie Alley pasaba por la acera de enfrente, y pensó que iba para ella, así­ que lo devolvió:

Mostrar imagen

Mira quién habla ahora.