Famosos que la comen bien

No es suficiente con saber chuparla. También hay que saber comerla, y vamos a mostrar quiénes son los que mejor saben del tema. Auténticos devoradores entre los que se encuentra, de nuevo, ¡Annalynne McCord!

En el McDonald's

¡Bocataaaaaaaaaaaaarl!

Como habí­a mucho material, he decidido dividir el asunto en dos artí­culos. Este es algo menos sorprendente que el anterior, puesto que es poco interesante ver a Sandra Bullock con peluca y gafas llevándose un dátil a la boca:

Sandra Bullock

Por eso he pensado que me podrí­a arriesgar más sacando a Paris Hilton lamiendo un pincho de frutas ensartadas. Claro, te dan el palitroque para hacer la gracieta, y con los fotógrafos sacándote fotos “a tó meter”, a ver cómo te las ingenias para catar el invento. Pues con destreza y cara de viciosilla:

Paris Hilton

Es el turno de los bocadillos. Vamos a empezar por Kelly Clarkson, que se pasó un poco con el king size del chiringuito. Es de estas cosas que no sabes por dónde cogerlas y que, si las pides con salsa, es hasta divertido que te vean comerlo. ¿Nunca os pasa que hay bocadillos, pitas, sandwiches y demás inventos que los coges y te superan de lo difí­ciles que son de comer? Pues esto le pasaba a Kelly, pero el hambre lo puede todo. Hasta la foto tiene una sombra que parece que es la boca que se le ensancha:

Kelly Clarkson

¡Teeenemos hambre, hambre! ¡Teeenemos hambre, hambree!

Pero lo divertido es ver ¡que Annalynne McCord vuelve a nuestras vidas! Si flipásteis viendo cómo se ensartaba una banana agarrándose el pescuezo, no perdáis ojo de ésta. Esta tí­a comiendo es todo un espectáculo, parece que se va a meter el bocadillo entero en la boca de un empujón como hizo con la banana:

Annalynne McCord

¡Rrrrraca!

Yo creo que es de las que, en las reuniones de amigos, se come los gajos de naranja tirándolos al aire y cazándolos con la boca. Verla comer es todo un circo.

Y el circo da hambre, especialmente el circo polí­tico, que entre mí­tin y congreso, hay que reponer fuerzas. Y como los polí­ticos no se callan ni debajo del agua, pues les pasa como a Hillary, que se traga hasta la servilleta, si hace falta:

Hillary Clinton

Pásamuna Pessi aracuandopuedasijo, melfavor. Diostelopague.

Qué mala suerte es darle al bocata y que haya un fotógrafo delante, es tener mala pata, porque te corta el rollo que no veas. Pero si eres catetillo, pues te comes la comida en público como el que se saca los mocos o se rasca las pelotas:

George Bush

Si ya tienes poco prestigio, verte en público safando una masorca como si fueras un mono es menos apropiado.En realidad, me parece poco apropiado comer una masorca en público. ¿A vosotros no os parece?

Y ahora, la imagen más fuerte:

Chloë Sevigny

¡Santí­sima! ¿Es Ninette? ¿Es un señor de Murcia? ¿Es Javier Gurruchaga travestido? ¿Alguien identifica a la musa de esta página en la instantánea? ¿Qué ha pasado con el labio inferior? ¿Por qué no se pinta las cejas en plan Billie Piper y ya lo remata?

Queremos respuestas.

Dont you wish your girlfriend was a freak like me?

Queridos, he de reconocer mi fascinación por los videoclips como forma estética. Desde que alrededor de 1986 Morten Harkett se colara en las páginas de un cómic en Take on me, no he podido evitar consumir videoclips de manera compulsiva.

However, hay una subvariante de los videoclips que crea la ilusión de transmutar nuestras capacidades perceptivas. Si Morten Harket o Simon LeBon eran los pinups de aquella época es porque su belleza era natural. Pero en FnB no nos creemos que Fergie, las Putacat Dolls, Beyoncé o Nelly Furtado sean las mismas que aparecen en sus vídeos. Y he aquí la razón.

La edad de Fergie sigue siendo twilight zone, pero si alguien todavía sigue pensando que tiene 28 que haga click en la imagen anterior. Fijaos en las arrugas del cuello y en los ojos abotargados. Nos parece entrañable su empeño en reconstruirse los ojos a base de eyeliner en plan chungo, pero mucho más scary nos parece el tema de las cejas. No sabemos si se las ha afeitado para dejarse un poco de espacio entre ojo y ceja o si ha intentado que se parezcan a las de Nicole en Moulin Rouge (en cualquier caso, she is very wrong). Ahora desviemos nuestra atención a sus dientes, que nos parecen de lo más fake. No sólo color, sino también forma. ¿Es posible que Fergie tenga dentadura postiza?

Por supuesto, la combinación chándal rosa, aros de oro y gafas de pasta en el pelo nos gusta todavía más.

Hablemos ahora de una newcomer, una tal Kelly Clarkson cuya música no nos la podría picar más. Lo que nos concierne es que Kelly es superfug, por mucho que lo intente disimular en la foto de la izquierda. No sabemos si se acaba de bajar de un avión en la imagen de la derecha, pero diríamos que tiene pinta de haberse pasado las últimas veinticuatro horas vomitando bilis. El abrigo y el hoodie que lleva son muy fuertes.

Las Pussycat Dolls (no puede haberse creado un nombre más zorril en un grupo pop, incluso aunque alguien ya se llame las Toronto Sluts or whatever, y aprovecho para saludar a nuestros lectores de Toronto) causaron sensación en uno de nuestros últimos posts.

En FnB no podemos permitir que todavía no conozcáis un grupo tan fug como las Puticat. Si después de esto los movimientos de cabeza de Nicole (la pussycat cantante) os persiguen hasta provocaros pesadillas, no es responsabilidad de la redacción.

“>

Las letras de su mayor éxito, Dontcha , además de darnos ganas de acercarles un manual de English Grammar, nos revelan secretos abrumadores:

Dont cha wish your girlfriend was hot like me
Dont cha wish your girlfriend was a freak like me
Dont cha, dont cha

Razón no les falta, queridos. Aproximémonos a la cara de Nicole (pussycat cantante). Por favor, reprimamos nuestros deseos de acercarse una Comodyne para ver qué hay debajo de su fond de teint. Puede que estuviera protagonizando Memorias de una Geisha. Un poco de respeto.


However, tenemos una imagen mejor donde, esta vez sí, podemos observar su precisión con el eyeliner, su inclinación por las pelucas de nylon y su adicción al colágeno. La nueva Micaela Romanini, Nosolie dixit.

Nicole no es la única pussycat scary. El nombre de la pussycat pelirroja (de bote) nos la suda tanto como las habilidades musicales de Kelly Clarkson. Con su edad estimada ocurre un poco lo mismo que con la de Fergie. Apreciamos el detalle eyeliner, querida.

Las demás pussycat son presumiblemente igual de freaks. Pero por hoy ya os hemos perturbado bastante.

Lots of love