Be skinny!

Después de haberse leí­do este libro tan instructivo  cuya portada  os mostramos a continuación, nuestras famosas preferidas pugnan por seguir reinando en los ránkings de Fug and Busted. Y qué mejor manera de seguir llenando nuestro espacio que haciendo suya la famosa consigna “Be skinny”.

anorexic_1.jpg
“Si queréis os lo prestamos”

10. KATE BOSWORTH, haciendo como que es natural, como que no se nota, como que nadie se ha dado cuenta de que está en los huesos:

1.jpg

9. ASHLEE SIMPSON, recién llegada al proceloso y emocionante mundo de las que no prueban bocado:

2.JPG

8. CELINE DION, aunque ya tienes una edad, bonita (es un decir, lo de bonita):

3.jpg

7. NIKKI HILTON, también recién llegada a nuestras listas, pero saltando directamente a un más que honroso séptimo puesto:

41.jpg
“Adivinad qué reportero de Fug and Busted aparece en esta foto”

6. VICTORIA BECKHAM, porque siempre tendrá un hueco en nuestros corazones de  maricas malas…Major!:

51.jpg52.jpg
“Strike a pose!”

5. AMY WINEHOUSE. Dirí­amos que necesita caldo a cañonazos, aunque tal vez sólo necesite cañonazos, a ver si nos deja de dar la turra, por antiestética y pedorra!!:

6.jpg

4. NICOLE RITCHIE, no podí­a faltar en este ránquing, aunque quedándose fuera de los primeros puestos debido a su reciente embarazo:

7.jpg

3. Medalla de bronce para KEYRA KNIGHTLEY. Otra que repite, ocupando en esta ocasión puesto de honor, pero es que nos era imposible dejar fuera esta simpática instantánea:

broncer.JPG

2. Medalla de plata para ANGELINA JOLIE.  Los que somos  del club Angelina, tendremos que rendirnos a la siguiente evidencia:

plata.jpg

1. Medalla de oro para….¡JENNA JAMESON!. Antiguamente estrella del porno. Actualmente ESTO:
oro.jpg

Besitos de silicona a nuestros asiduos  lectores y especialmente a Alberto Herrera!

P.D. Y sabemos que en este ránquing habéis echado de menos a alguien…

070910_spears_vmed_6p_widec.jpg

…Como toda cara tiene su cruz, en próximas ediciones, el ránquing de gordas…

Ranking: Fug boobs

Hola queridos!

Hoy os vamos a presentar una clasificación muy diver que es lo que se lleva en todo blog que se precie, que sabemos lo que os encantan los ránking y además sois unas  perras que sólo queréis carne. Pues aquí­ lo tenéis, el ránquing de “los diez peores pares de pechos del mundo Fug”, o, por hacer una rima fácil, “los diez bustos más busted”.

En el puesto número 10 hemos “colocado” (agag!) a KATE MOSS y sus tetillas de preadolescente, que son las siguientes:

102.jpg
101.jpg

En el puesto número 9, la nadadora de esta clasificación, KEIRA KNIGHTLEY, alias “nada por delante, nada por detrás” (jaja, qué ocurrente estoy y qué graciosa):

92.jpg
93.jpg
94.jpg

En el número 8, la absurda de KIRSTEN DUNST, que no sabemos qué es más caótico, sus dientes o sus pechines:

81.jpg
82.jpg
83.jpg

En el puesto número 7, la inevitable BRITNEY SPEARS. Somos conscientes de que es completamente intrascendente que esta clasificación  verse sobre tetas, ya que si tratase sobre coños, celulitis o pelos en el culo, Brit iba a estar igualmente en ella:

72.jpg
71.jpg

En el puesto 6…¡¡VICTORIA BECKHAM y los implantes que toda prostituta querrí­a tener!!:

62.jpg
64.jpg
61.jpg

A veces no tenéis la impresión de que debajo de la ropa Victoria se pone ESTO?
63.jpg

En el número 5: las dos COURTNEY LOVE, la de antes y la de ahora ¿cuál preferí­s?:

52.jpg
51.jpg
53.jpg

En el puesto número 4, la cantante JEWEL enseñando escotarro. O engordas o te dedicas sólo a la música, querida mí­a:

41.jpg

Y ahora, vamos con el glorioso PODIUM   de nuestra clasificación:  

MEDALLA DE BRONCE para KATE BOSWORTH y su  bautizado por  el Abad de Carfax  como “pectum excavatum”:

31.jpg
32.jpg
Eooooo…!! Hay alguien ahí­…?

MEDALLA DE PLATA para TARA REID por mantener la sonrisa incluso habiendo sido operada por el mismí­simo Doctor Frankenstein, ¿recordáis estas bellas estampas?:

23.jpg
22.jpg

Luego vosotras os quejáis de los kilos de más, observad el coraje y naturalidad de nuestra Tara(da):
21.jpg
Olé sus ovarios!!

Y la MEDALLA DE ORO es para…para…para…¡¡¡ELLA!!

11.jpg

Hasta pronto maris!

Michael Jackson is not dead

Queridos, en FnB sabemos quién es el icono fashion de la temporada. Algunas de las A-list celebrities ya han empezado a copiarle con descaro. Puede que Helena Bonham-Carter en El Planeta de los Apios fuera la inspiración para este comeback, pero está claro que Michael Jackson is alive. Y es un gurú de la moda.

Lindsay Lohan se lo ha montado para que no se note, pero el hair-do y las sunglasses son clara inspiración Jacko. Pronto, si LiLoh sigue metiéndose coke, hasta podrá conseguir su nariz.

El parecido de la siguiente imagen es espeluznante. ¿Ha conseguido Jacko, por fin, un blanco natural? No nos engañemos. Mary-Kate Olsen, como buena fashion victim, también ha sucumbido a la tendencia. Es un poco scary que las estaturas de ambos sean similares, y probablemente también sus apéndices nasales.

Keira sabe que ponerse el cinturón debajo de las tetas está out total, así que la única solución es plantarse una fedora para caminar por las calles de Londres. En FnB nos da la impresión de que de un momento a otro se va a poner a caminar hacia atrás cantando Billie Jean is not my lover.

Posh era noticia hace unos días por sus pezones de silicona, que sigue llevando, como bien podemos contemplar en esta imagen. Un inciso para señalar que la piel de Posh es superchunga y que necesita dejar de perfilarse los labios y ponerse el brillo de Pacodicarlodiroma para aparentar tener un pout a la Johansonn. ¿Por qué no se ha puesto colágeno permanente en cantidades astronómicas si es lo que desea? Esperamos vuestros comentarios.

However, lo importante es que Jacko ha ofrecido su casa a los Beckham (que se van a Los Angeles, no podemos imaginar un mejor destino para una pareja que suma un CI inferior a 50, y aprovecho para saludar a nuestros lectores en LA que no tienen culpa de nada). Si ambos son verdaderas fashion victims seguro que se instalan en Neverland. Por lo pronto, la nariz, las gafas y el pout de Victoria son superJacko.

¿Quién es el culpable de todo esto? Detectamos cuál va a ser el futuro de la casa Chanel. Si Karl Lagerfeld lo dicta…

Lots of love.

Divas

Queridos, en los tiempos que corren cualquier avestruz hija de un magnate hotelero se autodenomina diva. Afortunadamente, nosotros sabemos distinguir un auténtico divismo entre un cúmulo de despropósitos.

Hace falta más que enseñar el mimi al bajarse del coche para tener una auténtica actitud de diva. También hace falta más que tirarse a Benicio del Toro en un ascensor y subirse las tetas hasta la garganta, claro. Una actitud de divorra va más allá de ponerse unas gafas de sol tamaño jumbo y ponerle cara de chocho a los fotógrafos.

He aquí varios ejemplos de pretendidas divas con una actitud tan obviamente no-de-diva que casi sobran los comentarios.

Paris, si no te dejan entrar en la fiesta es porque eres una fracasada. A una diva de verdad se la picaría mucho, y además nunca se dejaría fotografiar por la prensa en tal estado de patetismo.

Courtney. NO. Eres lo más busted del grungismo. Métete en la cabeza que no se puede ir de star alternativa, de estrella del porno busted y de pseudoasesina de Kurtco todo a la vez. No way.

Keira, si realmente te planteas ser una diva, cambia de maromo. Intenta que por lo menos tenga más pinta de macho que Orlando Bloom, que tan difícil no es. Y, Goodness gracious, sal a la calle con make up y con un outfit digno.

Britney. Dos palabras. Ponte sujetador.
P.S. Ponte también bragas.

En cuanto a las engendras de las Pussycat Dolls, creo que se merecerían un post aparte. Tomemos como ejemplo a la cantante (ju, ju). ¿Qué lleva puesto? ¿Dónde trabajó antes de ser una pussycat whatever? ¿En una tienda de disfraces de Halloween? She is so wrong.

Y he aquí a Scarlett, la amiga de las Pussycat Dolls, con otras dos rubias sluts. Asimilemos la idea, Scarlett se equivocó de carrera.

Y ahora, dos ejemplos que nos encantan.

Esta es Beyoncé, con una actitud tan de divismo que en el pasado ya la cazamos con peluca, en la premiere de su última peli, Dreamgirls. Probablemente se había puesto algún tipo de cellotape en los pezones, pero eso no es óbice para que en este primer plano se le vea el nacimiento de ambos.

Eso sí, nuestra favorita sigue siendo Maralla y su actitud Total Whatever que en FnB nos mantiene fascinados. Esta, ladies and gentlemen, es la ganadora a las mejores piernas según Venus de Gilette. Nos encantan su vestido amarillo, sus sandalias de plataforma, su perro accesorio y su gesto de divorra. Gracias, Maralla.

Lots of love, como siempre.

El mantra de Scarlett

Queridos, sabemos que muy recientemente las tetas de Scarlett Yojanson han sido nombradas las mejores de Hollywood. Desde aquí oímos los berridos de indignación de Salma Hayek, que quedó en tercer lugar.

“Si no dices que las mías son mejores, te rompo el Campari en la cabeza”

Aquí vemos la cara de decepción de Keira Knightley al enterarse de que ella ni siquiera estaba en la lista.

“¿Y si me pusiera unas tetas nuevas?”

Para celebrarlo, Scarlett decidió acudir a la ceremonia de los Globos de Oro (en FnB sabemos que el nombre no es pura coincidencia) en ropa interior, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados, y saludó a todos sus admiradores de este modo tan efusivo.

Los esfuerzos de Scarlett finalmente se han visto recompensados. En FnB creemos que Scarlett (a quien a partir de ahora podremos llamar Tetarlett sin ningún complejo, a iniciativa de Nosolie) merecía ese premio. Sobre todo después de un duro año de promociones.

Recordémosla jugando al hundir la flota con su novio Josh Hartnett.

No hace falta decir que Scarlett necesita, claramente, un top con refuerzos laterales. El pobre Josh se ve sobrepasado por el ímpetu yojansoniano, que además le acaba de romper la nariz con su rodilla.

Pero el momento que claramente la situó en la lista de preferidas fue éste.

En FnB nos preguntamos varias cosas. ¿Cuántos minutos aguantó la Yojanson sin respirar? ¿Cuántas veces repitió Scarlett el mantra “os voy a demostrar que tengo tetas”? La sonrisa de satisfacción que luce nuestra protagonista es el preámbulo al premio. Este fue el momento en que todos los que contemplaron a Scarlett se dieron cuenta de sus atributos femeninos, por si quedaba alguna duda.

A partir del título, Scarlett debería sentirse mucho más relajada. No nos parece que sea el caso. Nos sigue dando la impresión de que su estilista la sigue embutiendo demasiado y le recomienda tejidos y colores letales, como este lamé dorado tan zorril. Que si no fuera porque está firmando autógrafos ya me diréis si no parecería una extra cualquiera de Pretty Woman.

Nos preguntamos por qué el estilista de Scarlett sigue tan empeñado en vestirla como a una furcita de los años 50. ¿Creerá que las reminiscencias 50 recubren de glamour a cualquiera? ¿O es que sin el rollo Hollywood dorado Scarlett parece todavía más vulgar?

Lots of love, como siempre

Secretos espeluznantes

Queridos, después de documentos de impacto como la peluca de Beyoncé, en FnB nos habíamos propuesto desvelar los secretos más espeluznantes, aquellos que os harán correr a la peluquería más cercana en un ataque de pavor implorando un hair-do que sobreviva a cualquier apocalipsis.

Empecemos con emociones fuertes.

“¿Qué pasa?, estamos en los ochenta”

Si en los ochenta tenías más de diez años, lo más probable es que alguien tenga una foto tuya con un nido de ratas en la cabeza. Lo habéis adivinado. Teri “Me he lavado los dientes con lejía” Hatcher, cuando decidió que para salir en McGyver debería hacerse un peinado capaz de eclipsar al de Richard Dean-Anderson. Nótese que entonces aún no se había lavado los dientes con lejía. Es más, ni siquiera se los había arreglado. Como Tom Cruise.

Continuamos con un clásico del bad hair-do y del fug en general. Gwenstefani, queremos verte sin maquillaje y sin tinte.

“¿A que yo soy todavía más 50’s que la Yojanson?”

No se vayan todavía, aún hay más.

“Fabrizio, por fin me has dejado el pelo que quería. Vibrante y natural, porque yo lo valgo”

Ciertamente, a Kirsten Dunst podríamos incluirla en cualquier especial. El hecho de que hoy toque el especial pelos no nos va a frenar. Desde aquí la imaginamos lamiéndose la palma de la mano y colocándose su pobre flequillo amarillento sobre su protuberante frente. Oh, Kirsten. Danos un respiro.

“Hello again, FnB!”

Claro que para bobs mal hechos, el de Keira BadHairEveryday Knightley. Del vestido y de la cara de borderline también podemos hablar, pero hoy nos sentimos benevolentes. La noticia es que no lleva cinturón.

Y la que no podía faltar es Jélena.

“¡Ahora no vale! ¡Que me habéis pillado fatal, jo!”

Probablemente mi premio al peor hair-do masculino es para Jude Law, a quien en la siguiente imagen podemos ver corriendo a la peluquería después de haberse levantado con esos pelos, de tal modo que hasta se olvida de ponerse los pantalones. Tchck, Jude. Te hemos visto peor otras veces, tampoco era para tanto.

La que sabe cómo montárselo es Julia Ormond (¿alguien se acuerda de cuando hacía pelis con Richard Gere y Sean Connery?). ¿Que tienes un bad hair day? Ponte un gorro. Nota al pie: si no tienes un gorro, basta con la labor de ganchillo de la vecina Rose-Marie.

“Yo también adoro Oxfam!”

Pero como sabemos que lo estáis deseando, aquí tenéis el documento de impacto verdadero. Nicole con su marido de A.A y esa cosa indescriptible en la cabeza. ¿Calvicie incipiente? ¿Raíces secas? ¿Raíces no teñidas? ¿Pelo deshidratado? ¿PELUCA? Esperamos vuestros comentarios.

Lots of love.

Keira y su extraña obsesión

Queridos, es una verdad universalmente conocida que todo el mundo tiene una prenda fetiche, si no varias. Por ejemplo, Helena Bonham Carter podría confesarse adicta a los vestidos de grannie que compra en Oxfam, Nicole Kidman a los vestidos de encaje que se confunden con el color de su piel y que le hacen cara de Bette Davis en ‘Qué fue de Baby Jane’, Scarlett Johansonn a cualquier cosa que le permita enseñar tetas y así sucesivamente.

La prenda fetiche de Keira son los cinturones.

La extraña obsesión de Keira empezó a hacerse pública hace varios meses, cuando ella aún no se había plantado las extensiones y aparecía en público con Daniel ‘007’ Craig. Por cierto, prestad atención a la expresión tepartolaboca de Craig.

Podríamos ser muy crueles para con Keira y decir, por ejemplo, que todavía no se ha visto un par de jeans que le favorezcan y que no sabemos qué demonios lleva colgando por encima del top, un foulard o una rebeca, o qué, y también suplicarle que cambie de una vez su pose fruncelabios, que ya nos tiene a todos hasta el mimi, pero vamos a obviarlo y a centrarnos en el elemento dominante de su outfit. ¿Por qué Keira se ha plantado ese cinturón debajo del esternón? Sospecho que la razón es ceñirse un poco el top a la cintura, o a cualquier parte, y darle un poco de forma a su cuerpo de spaghetti.

En la siguiente fotografía descubrimos a nuestros viejos conocidos de la imagen anterior… No sólo el cinturón en si mismo, sino también los colgajos (léase accesorios). Pero esta vez combinados con uno de esos vestidos polka dots que a mí, personalmente, me dan escalofríos, pero debe de ser porque me connotan más Lola Flores que Jackie Kennedy (que, por cierto, siempre me pareció una petarda). En fin, al margen de que los polka dots sean un gran no-no, Keira se planta el vestido con unas botas ugg y se queda tan pancha.

La siguiente imagen nos muestra a Keira en una actitud supernatural, o sea. La parte de debajo de su atuendo es obvia e increíblemente desfavorecedora, pero la parte de arriba es un misterio. Nos da la impresión de que lleva un top negro, otro gris absolutamente informe y una chaqueta de lana super grannie. Como toda la vestimenta está combinada sin seguir las leyes del layering (algunas creen que si te pones a superponer vas a ir divina anyway), para marcar formas Keira recurre a (¿lo adivináis?) un cinturón… Perdonadme, pero ni Keira tiene formas que marcar ni hay lógica alguna en ese cinturón en ese momento determinado. Y además, no se puede llevar un bolso de asa corta con todas esas capas que lleva, para parecer un tonel informe. Cogno.

Pero ese cinturón, y esa chaqueta de grannie, y esa bangle dorada multiplicada por dos, y ese bolso de asa corta, aparecen en nuestra siguiente imagen, donde Keira aparece hablando con un Orlando lookalike cruzado con el primo de Willy DeVille. Lo preocupante es esa cosa floreada que lleva Keira. Si hubiera sido un vestido hubiéramos tolerado su atuendo, incluso a pesar de las medias oscuras y tupidas y las sandalias de plataforma. Pero es que, horror, ¡es un mono! ¡Un mono floreado! Ved como se ciñe a sus muslos. ¿Qué diseñador en su sano juicio puede crear eso en el siglo XXI? Keira, ¿has vuelto a ir a Oxfam a revolver en el cajón de las grannies? For God’s sake, y la muy petarda sigue colocándose el cinturón.