Me pongo tó cerda

En estas rosas páginas nos hemos preguntado muchas veces qué comen las celebrities. Bueno, de hecho nos hemos cuestionado si comen.

Pues sí. Por lo menos las Olsen sí.

Pero wait… Ese pelismo, esa pose estudiada, esa luz benigna, esos platos sin mácula, esa mirada perdida en la lontananza… ¿Pretenden engañarnos con semejante artificio? ¡No ha nacido la Olsen twin que pueda dárnosla con queso!

¿Veis? Así es como come una Olsen. Vestida de abueli pordiosera, con pelos de loca, y unas gafas enloquecedoras. ¡Si es que las puede usar de platos, coño!

Nicole Ritchie es otra de nuestras protegidas (sí, Nickie, te queremos). Por eso nos preocupan sobremanera estampas como estas:


Sí, es Nicole Ritchie manejando comida. Pero… ¿no os fascina el hecho de que es la única persona sobre la faz de la Tierra que parece que VOMITE la comida en vez de ingerirla?

Comparemos a Nicole con personas que sí que disfrutan de la comida:

Esa Cynthia Nixon que repliega su papadilla para hacer sitio al sabroso bocado, mientras cierra los ojos, golosona.

Esa Heidi Klum que desencaja su mandibulita para cascarse una burger (que parece hecha del mismo plástico que las de las Olsen de antes).

Esa Giselle Bunchen que encarna lo de ‘ponerse tó cerda’, tanto por la pasión que le pone a la pizza como por su batuqui de pilingui.

¿Veis? ¡Si es que en FnB somos buenos!

Bueno, por lo menos hasta ahora…

Terminamos con una imagen bastante desagradable (y esto lo digo en serio, supongo que los lectores más veloces con el scroll ya habrán visto lo en serio que voy).

Nada que ver con la tierna estampa con la que iniciábamos este post, aquí tenemos a Keanu Reeves vomitando. Sexy, sexy!