Una auténtica diva nunca pierde la dignidad

Queridos, alguien está jugando con la dignidad de nuestro icono fug favorito.

Nótese que Brit sigue atenta a su cigarrillo, como si estuviera superacostumbrada a que cualquier ajeno decida subirle el g-string hasta la campanilla.

Por otra parte, en FnB aplaudimos la persistencia de esa fug en ciernes que es Sienna Miller. No sólo se ha plantado una nueva cortina y aún más horrible que las anteriores, sino que además ha reaccionado mal al alcohol. Nos encanta el detalle del guardaespaldas poniéndole una manaza en la espalda en plan “vale, Sienna, pero ahora métete en el coche que vas a salir en Heat”.

Increíblemente, Joss Stone estaba sobria cuando decidió aparecer en público con esto.

El nuevo hair-do acentúa su cara de travestorra, pero lo que nos tiene de verdad intrigados es el vestido. Es que ni en Oxfam. Quizá haya encogido hasta poder embutirse los vestidos de Barbie, pero es que hasta Barbie ha dejado de llevar eso. Aunque, un momento, ahora que caigo a lo mejor es que se ha hecho amiga de Gwen Stefani.

Otra que ha cambiado de estilo es Gwyneth Paltrow, y si Chris Martin la abandona por ello me parecería muy bien porque ya lo estoy visualizando con su colección de guitarras colgadas de los pezones. However, la conversión de Gwynnie de loca macrobiótica a goth wannabees un poco preocupante. A lo mejor lo que necesita es abrazar la Cienciología.

Y, para terminar, nuevas imágenes de nuestra protegée Maralla. No sabemos quién diseñó el infame poncho (¿o es una manta de viaje?) que lleva puesto, pero nos encanta.

Por supuesto, agradecemos que Mimi se embuta en una chaqueta de la talla cero y que debajo sólo lleve su wonderbra. Es que Maralla es una diva de verdad.

Lots of love