Un día de perros

Queridos, en FnB seguimos preguntándonos qué hace que las celebrities salgan a la calle cuando saben que tienen un mal día.

O sea, por ejemplo, si eres Demi Moore y todo el mundo habla de lo espectacular que estás pasados los cuarenta, por qué la cagas dejándote ver sin maquillaje y con un pelo rollo UglyBetty total.

O si eres Billie Piper y se supone que eres un sex symbol de la tv brit, por qué sales a la calle con tu mejor cara de retarded y las gafas y la boina del abuelo. Lo más que se permite Billie es ponerse un top escotado, como si sus tetas fueran a distraer a cualquier incauto de su total fugliness.

O si eres Kate Hudson y hace un par de meses saliste en la portada de Elle UK en plan covergirl, para qué sales a la calle sin un fond de teint que una piel espantosa clama al cielo, y encima ayudas a los fotógrafos con el gesto de retarded.

Tenemos que diferenciar entre un mal día y una tendencia irreversible. Por ejemplo, Rose McGowan siempre ha sido pelín goth (antes de Dita Von Teese ella era la señora Manson), pero en FnB nos hemos perdido el momento en el que Joan Collins empezó a ser un icono goth. Que alguien nos lo explique, por favor.

Atención a los puffy eyes de Rose. ¿Exceso de eyeliner o exceso de coke? Who knows.

Otra tendencia irreversible es la de Posh, que ha salido a la calle vestida de orangután, sintetizando magistralmente lo que todos pensamos de ella.

Ya sabemos cuál es la reacción que os provoca Posh. However, lo que no nos mata, nos hace más fuertes.

La siguiente imagen nos arroja la verdad a la cara. El animalejo que lleva Iva nos recuerda a una rata. Las similitudes faciales entre Iva y el animalejo son más que notables.
Ya que hemos citado a Nietzsche, también podemos plantearos un silogismo.

Josh Hartnett siempre tiene bad hair days así que no sabemos si incluirlo en el apartado tendencias irreversibles. Si alguno de nosotros tuviera una peluquería en Hollywood, ya le estaríamos enviando nuestra dirección a Josh.

Observar a Tori Spelling siempre me ha dado un poco de dolor de cabeza. Contemplemos la siguiente imagen como un puzzle con la siguiente información. Tori lleva dos coletas. Tori está embarazada. Tori lleva el pregnant outfit más fugly de los últimos tiempos. El de la derecha es el padre de la criatura.

Good heavens.

A Julia Roberts todo le empezó a tocar un pie hace tiempo.

Aunque claro, todas tienen mucho que aprender de Britney.

Lots of love.

Un dí­a de perros

Queridos, en FnB seguimos preguntándonos qué hace que las celebrities salgan a la calle cuando saben que tienen un mal dí­a.

O sea, por ejemplo, si eres Demi Moore y todo el mundo habla de lo espectacular que estás pasados los cuarenta, por qué la cagas dejándote ver sin maquillaje y con un pelo rollo UglyBetty total.

O si eres Billie Piper y se supone que eres un sex symbol de la tv brit, por qué sales a la calle con tu mejor cara de retarded y las gafas y la boina del abuelo. Lo más que se permite Billie es ponerse un top escotado, como si sus tetas fueran a distraer a cualquier incauto de su total fugliness.

O si eres Kate Hudson y hace un par de meses saliste en la portada de Elle UK en plan covergirl, para qué sales a la calle sin un fond de teint que una piel espantosa clama al cielo, y encima ayudas a los fotógrafos con el gesto de retarded.

Tenemos que diferenciar entre un mal dí­a y una tendencia irreversible. Por ejemplo, Rose McGowan siempre ha sido pelí­n goth (antes de Dita Von Teese ella era la señora Manson), pero en FnB nos hemos perdido el momento en el que Joan Collins empezó a ser un icono goth. Que alguien nos lo explique, por favor.

Atención a los puffy eyes de Rose. ¿Exceso de eyeliner o exceso de coke? Who knows.

Otra tendencia irreversible es la de Posh, que ha salido a la calle vestida de orangután, sintetizando magistralmente lo que todos pensamos de ella.

Ya sabemos cuál es la reacción que os provoca Posh. However, lo que no nos mata, nos hace más fuertes.

La siguiente imagen nos arroja la verdad a la cara. El animalejo que lleva Iva nos recuerda a una rata. Las similitudes faciales entre Iva y el animalejo son más que notables.
Ya que hemos citado a Nietzsche, también podemos plantearos un silogismo.

Josh Hartnett siempre tiene bad hair days así­ que no sabemos si incluirlo en el apartado tendencias irreversibles. Si alguno de nosotros tuviera una peluquerí­a en Hollywood, ya le estarí­amos enviando nuestra dirección a Josh.

Observar a Tori Spelling siempre me ha dado un poco de dolor de cabeza. Contemplemos la siguiente imagen como un puzzle con la siguiente información. Tori lleva dos coletas. Tori está embarazada. Tori lleva el pregnant outfit más fugly de los últimos tiempos. El de la derecha es el padre de la criatura.

Good heavens.

A Julia Roberts todo le empezó a tocar un pie hace tiempo.

Aunque claro, todas tienen mucho que aprender de Britney Spears.

Lots of love.

El mantra de Scarlett

Queridos, sabemos que muy recientemente las tetas de Scarlett Yojanson han sido nombradas las mejores de Hollywood. Desde aquí oímos los berridos de indignación de Salma Hayek, que quedó en tercer lugar.

“Si no dices que las mías son mejores, te rompo el Campari en la cabeza”

Aquí vemos la cara de decepción de Keira Knightley al enterarse de que ella ni siquiera estaba en la lista.

“¿Y si me pusiera unas tetas nuevas?”

Para celebrarlo, Scarlett decidió acudir a la ceremonia de los Globos de Oro (en FnB sabemos que el nombre no es pura coincidencia) en ropa interior, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados, y saludó a todos sus admiradores de este modo tan efusivo.

Los esfuerzos de Scarlett finalmente se han visto recompensados. En FnB creemos que Scarlett (a quien a partir de ahora podremos llamar Tetarlett sin ningún complejo, a iniciativa de Nosolie) merecía ese premio. Sobre todo después de un duro año de promociones.

Recordémosla jugando al hundir la flota con su novio Josh Hartnett.

No hace falta decir que Scarlett necesita, claramente, un top con refuerzos laterales. El pobre Josh se ve sobrepasado por el ímpetu yojansoniano, que además le acaba de romper la nariz con su rodilla.

Pero el momento que claramente la situó en la lista de preferidas fue éste.

En FnB nos preguntamos varias cosas. ¿Cuántos minutos aguantó la Yojanson sin respirar? ¿Cuántas veces repitió Scarlett el mantra “os voy a demostrar que tengo tetas”? La sonrisa de satisfacción que luce nuestra protagonista es el preámbulo al premio. Este fue el momento en que todos los que contemplaron a Scarlett se dieron cuenta de sus atributos femeninos, por si quedaba alguna duda.

A partir del título, Scarlett debería sentirse mucho más relajada. No nos parece que sea el caso. Nos sigue dando la impresión de que su estilista la sigue embutiendo demasiado y le recomienda tejidos y colores letales, como este lamé dorado tan zorril. Que si no fuera porque está firmando autógrafos ya me diréis si no parecería una extra cualquiera de Pretty Woman.

Nos preguntamos por qué el estilista de Scarlett sigue tan empeñado en vestirla como a una furcita de los años 50. ¿Creerá que las reminiscencias 50 recubren de glamour a cualquiera? ¿O es que sin el rollo Hollywood dorado Scarlett parece todavía más vulgar?

Lots of love, como siempre