A mí­ también me llaman La Pezones

Después de presentar a nuestro público las tetas de Jodie Marsh, os presentamos a Jordan, su compañera de talla. Esta señorita es una loca de la telerrealidad rollo Anna Nicole que sale cada semana en el Ok! y que es famosa por… Añadir en los comentarios.

A Jordan también la conocen en el Udaco y alrededores de su barrio como Lape (La Pezones).

Mostrar imagen

Me levanto el top, enseño las domingas y ese señor con corbata de ahí­ detrás me mete un fajo de billetes en el tanga. ¡Soy una furcia!

Mostrar imagen

Vaya par de melones, ¡la virgen! Me acabo de dar cuenta de que tengo las tetas más gordas de todo Hertfordshire o donde coño viva“.

Mostrar imagen

Y esta última foto es donde sale posando para la nueva campaña publicitaria de quesicos de la marca Philadelphia, ¡mmmmmm! Buení­sssimo.

Detenemos el artí­culo aquí­, para evitar caer en chistes sobre tetas y bajar más todaví­a el pobre nivel de esta página. Ponemos tetas porque no tenemos esencia. Ya se sabe, sin tetas no hay… esencia. O algo así­.

Famosos:

MÍRAME FIJAMENTE A LOS OJOOOOOOOSSSSSS

Sí, hoy hablaremos de tetas, pero antes, no puedo abstenerme de compartir con vosotros esta estampa:

¿Es un peinado/homenaje a Harpo Marx?

Cuando yo voy a la pelu, nunca sé explicar cómo quiero que me dejen el pelo. Más bien me planmteo hacerme fotos de cada vez que me dejan mal para decirles “así es como no quiero que me dejes” ¿Debería meter esta foto en mi antibook? Por un lado, el pelo le queda muy propio con us lindo modelo, pero por otro… es que no hay quien la salve, con ese color diarrea de su ropa y esos volantes… por no hablar del escote anticanalillo. Este modelete se lo regalaba yo a Terelu, mira, aunque sólo sea porque es lo más antilujurioso que he visto en años.

***

No sé cómo habéis podido sobrevivir hasta ahora sin la inclasificable Tracy Scoggins. Sí, os suena el careto, pero su atuendos deslumbran tanto que impiden recordar que salía en los Colby. La tipa tiene parece no cumplir años, pero parece que a cambio ha hecho la promesa de ir hecha un SIM a cualquier sitio. No me digáis que en esta foto no parece que un personaje de este juego. La camiseta, las medias de rejilla, las botazas… es “de lo más antitodo”.

Tras contemplar las sucísimas botas de Tracy, que cada vez se parece más a nuestra Diana de “V” y señalar, sólo me queda pedir firmas para que nos permita ir a su casa a echarle un vistazo a su armario, porque si esto es lo que se pone ¿cómo será lo que deja porque no se ve tan mona?

Cabe destacar un detalle: las uñas, tan tan naturales como el maquillaje de Cristina García Ramos. Desde que ví unas uñas similares en manos de la “más allá de lo f&b Sara Montiel”, me pregunto cómo estas mujeres hacen lo que los médicos llaman “vida normal”. Una puede tener una Agripina o como se llame la hermana de la SubMonty esta para que le haga muchas cosas, pero hay cosas que sólo uno mismo puede hacer. Iré al grano ¿cómo usan el papel higiénico con unas uñas de semejante porte? Lo sé, soy una burbuja de glamour, pero a mí que me lo expliquen.

***

HABLEMOS DE TETAS…

Jessy ¿Qué te han hecho? ¿Qué está descolocado ahí abajo? Ya vemos que la peluca está bastante bien pegada, no como la de Tyra, pero ¿y ese palabra de honor? Por otra parte, te recomiendo que leas revistas de alto standing, como Pronto, Teleindiscreta o Mía, donde explican que nunca una pelirroja debe vestir de naranja.

***

Charlotte Church tiene pinta en esta foto no sólo de vestirse en un sex-shop, sino de que le están haciendo efecto los yogures de José Coronado ¿Cuánto tiempo hace que no véis una diadema en público?

***

Por un día dejaremos a nuestra super-nanny favorita, Brainny “Oops, me he dejado al niño en el coche a 40º” Spears, que como vemos, pasa como de puntillas por nuestra sección, con la cara del que se da cuenta tarde de que está pasando justo en medio de un grupo que posa para hacerse una foto y el fotógrafo en cuestión. Tranqui, Brini, que hoy no me meto contigo.

***

Sigamos con el tema “tetas”, que tanto da de sí… Debbie no debería hacer caso a quien le diga que un modelo balconette con relleno hace más pecho. Al menos hay que saber la talla de una. ¡Ah! Y cuando vayas a Pontejos, pide que te vendan unos metros más de flecos, que lo veo un poco pelao el tema, y más bien parece que te hayas colocao una tira de esas de decoración navideña que ponen en octubre en la frutería a la que voy, justo al lado de “TENEMOS LOTERÍA”.

Aseguro que hay modelos que me hacen imaginar cómo son las bragas que una se pone (si se da el caso) para acompañar a semejante indumentaria.

***

En plan “todo tengo, todo muestro” nos viene la insoportable Scarlett Johansson. No puedo con ella, con ese aire de “¡qué culpa tengo yo de que me hayan dibujado asín!”, pues sí, nena, no te soporto, y mucho menos con esa pose que me lleva siempre de estar por encima de lo divino y de lo humano. Tirarse a Benicio del Toro estando él pedo no es como para ir con esos aires, linda flor, y menos para ponerse ese mostrador, que dan ganas de pasar la VISA a ver cómo andamos de saldo ¿Qué clase de conversación se puede tener con una tía que va así vestida? ¿Pretendes que le dé una embolia a cualquier macho de tu especie que te dirija la palabra? La pose patizamba entiendo que es temporal, y aunque no es que sea muy correcta, es de agradecer que en algún momento hayas juntado las piernas. Se agradece el esfuerzo.

Pero si la foto anterior os ha dado dolor de tetas, ni os cuento lo que os va a provocar la siguiente, de una granhermana australiana. Es que hay cosas que duelen sólo de verlas. Por un lado me pregunto porqué este ser no tiene pezones, que se sepa, y por otro, me planteo cómo llegó a la conclusión de ponerse una especie de cinturón ancho que le queda como la moña de un regalo comprado en un chino.

No podemos negar que entre las dos han logrado dar un nuevo significado al concepto “dolor de tetas” y sólo me queda rogar para que alguna vez entablen amistad y vayan juntas de compras, lo que daría una larga vida a esta página. Eso sí, que vayan en coche, porque como tengan que parar un taxi… se les sale el temario completo.

***

Para naturalidad, la de la chica de esta foto, ferviente seguidora de las pelis de prehistóricos. Curiosamente, más aún que la presunta falda, la segura peluca (tiene un brillo de pelo de Nancy que tira de espaldas), las tetas recauchutadas, la pose “Ana Obregón” y las botas ¡esas botas que tan bien conjuntan con el resto!.. bueno, pues más aún que todo eso me hace alucinar el hecho de que la foto esté tomada en una librería. Esta chica también entraría en la categoría de SIM de Scoggins, pero me cuesta identificar su raza.


***

A la siguiente no tengo el gusto de conocerla, pero me quito el sombrero ante el valor que demuestra al presentarse así vestida en público. Hace falta mucho valor no ya para elegir semejante indumentaria, sino para pasar por caja con ella, llevarla a casa, ponertela otra vez, decirte a tí misma “¡qué mona voy!”.. y presentarte en público de esta guisa, en un ambiente donde nadie pesa más de 45 kilos. Sonríe y me hace sentir que me ponga lo que me ponga en los días que me quedan, nunca estaré ni la mitad de horrible ni la mitad de feliz que ella. Olé tus huevos, bonita.

***

Claro, que si hablamos de felicidad, a juzgar por la natural sonrisa…

Poco importa que nos muestres tu DNI por la raja de tu falda, guapa, porque llevas una sonrisa que cualquiera diría que llevas puestas las bolas chinas o has venido a la fiesta siguiendo la línea blanca.

***

Abandono ya el tema “tetas” para reflexionar sobre qué clase de animal ha anidado en la cabeza de Sharon. No sólo la frente le llega mucho más atrás de lo que nunca Lacan pudo imaginar en sus peores fantasías, sino que parece no haber visto un peine desde que la recosieron.

***

Os preguntaréis quién es la elementa que posa bajo estas líneas… pozí, es ella, la espantosa Celine Dion, cuya voz me pone de los nervios. ¿Por qué no se parece a sí misma? Pues porque está sobre la faz de la tierra para que otras veamos que da igual de qué base una parta, por mala que esta sea, porque si pones pasta, te operas, te dejas podar las cejas (cada una de distinto padre, como se aprecia en la foto) y demás, puede que llegues a parecer hasta pasable.

***

Por hoy me despido, no sin antos ofreceros una foto de uno de mis posados, tan naturales:

No es que me apriete el corsé, es que os estoy hipnotizando ¿no notáis ya cómo os pesan los párpados? De aquí a doblar cucharas, hay sólo un paso.