Gala fug de los Oscar 2009

Lo mejor de la gala de los Oscar Academy Awards 2009 concentrado en un post riquí­simo con mogollón de fotuelas de la red carpet, fiestas satélites ¡y un ví­deo exclusiví­simo y completely inédito, queridas! Pinchad, pinchad.

Si hay un ritual que amamos sobre todos los demás, ese es el de la Oscar Academy Awards red carpet. Fug And Busted asiste cada año a la ceremonia, igual de fugger cada año, con las mismas caras, viejas glorias y nervios.

Lo más delicioso de la ceremonia, no es la ceremonia en sí­, claro está. Nos da francamente igual que Penélope se lleve el chocolate, y nos come el coño las absurdas actuaciones de Ellen o Hugh Jackman. Lo realmente divertido es lo que se cuece no sólo en la red carpet, sino en las fiestas satelitales que florecen poco antes del evento. Fiestas absurdas que complementan la fiesta principal e intentan atrapar un poco del halo que desprende la ceremonia de las ceremonias.

¿Dónde quedó el glamour? Es todo lo que podemos reflexionar después de leer este especial.

Grace Kelly en los Oscar Academy Awards

We miss you, Grace.

Red carpet

No nos defraudan. Año tras año, los mismos errores, y los mismos estilos indeseables. El premio al leopard print lo recoge este año la fugger profesional Whoopi Goldberg. Casi que le queda mejor el traje de Mary Clarence con un rosario colgado:

Whoopi Goldberg en los Oscar Academy Awards 2009

Sin cambiar de color, pasamos a otro clásico que tampoco defrauda, Queen Latifah:

Queen Latifah en los Oscar Academy Awards 2009

Más mesa camilla que nunca, aunque este año ha acertado un poco más con el modelí­n. Claro, que si huyes de cenar dedo de postre, nunca conseguirás lucir un trajecito de esos con garbo.

Y lo mismo le decimos a la loca esta que, por cierto, está en altí­sima calidad, abrid la imagen y veréis:

Beyoncé en los Oscar Academy Awards 2009

No falla el modelo de jarrón cada año, cada vez más y más hortera. Y si te plantas en jarras, te cantamos por soleás:

Beyoncé en los Oscar Academy Awards 2009

Y, hablando de posar en jarras, Virginia Madsen lo empeora aún más enseñando la pierna por la raja de su falda, esta debió empezar como extra en algún videoclip de Estopa, porque no nos lo explicamos:

Virginia Madsen en los Oscar Academy Awards 2009

Otro gran clásico son los espectros esqueléticos de piel lechosa y apariencia fantasmal. Los mejores casos los han protagonizado Anne Hathaway, Evan Rachel y Tilda Swinton:

Anne Hathaway en los Oscar Academy Awards 2009
¡Quédate loca!

Evan Rachel en los Oscar Academy Awards 2009

Tilda Swinton en los Oscar Academy Awards 2009

En otro apartado están las viejas glorias, que sólo salen de su embalsamamiento una vez al año para desfilar por aquí­ y vuelven a su sarcófago al terminar la gala.

Sophia Loren en los Oscar Academy Awards 2009

Buena idea por si tus esclavos han olvidado hacerte la cera en la sobaca, es ponerte los manguitos en los sobacos, en lugar de en las muñecas. Gran idea, Sophia.

Más viejas glorias. ¿Qué es una alfombra roja sin Mickey Rooney? Cada año más decrépito, bajito e irreconocible. Pero ahí­ está, al pie de la alfombra:

Mickey Rooney and his wife en los Oscar Academy Awards 2009

También está el viejo que trae una exótica novia a la que dobla la edad y que tiene un nombre impronunciable. Este año, es el doctor Lecter y su acompañante, la señorita Stelle Arroyave:

Anthony Hopkins y Stelle Arroyave en los Oscar Academy Awards 2009

No se ha quedado solo, alguien le supera. Si cuesta recordar Arroyave, a ver quién se acuerda de Chau-Giang Thi Nguyen, la novia exótica de Brian Gazer:

Brian Grazer y Chau-Giang Thi Nguyen en los Oscar Academy Awards 2009

Luego están los personajillos estrambóticos. La agencia que nos ha cedido estas fotos no ha sabido identificar a la acompañante de las cortinas de salón que ha traido Seth Rogen, con esas gafas que le hacen so nerd pero nos lo follarí­amos igualmente:

Seth Rogan and wife en los Oscar Academy Awards 2009

Y de personajes estrambóticos, a personajes horteras, de esos que visten de una forma que más que asustar, lo que da es rabia, y queremosque algún segurata les patee el trasero y les confisque la petaca y el paquete de Golden American. Este no es sitio para gente como tú, Mickey Rourke:

Mickey Rourke en los Oscar Academy Awards 2009

Ahora vamos con las estrellas que nos chiflan. Lisa Rinna, con labios desafiantes, posando orgullosa el trabajo de su cirujano plástico:

Lisa Rinna en los Oscar Academy Awards 2009

En el labio superior, su cirujano tení­a espacio para tatuar su dirección y teléfono de contacto. Por cierto, vaya musculitos que trae la tí­a, ¿de dónde los saca?

Y la más acertada de la noche, sin lugar a dudas, Jennie. La adoramos porque Lara Croft nada tiene que hacer con Rachel Green, mirad qué majuela es la mujer:

Jennifer Aniston en los Oscar Academy Awards 2009

Y se subió al escenario a presentar un premio, que ya podrí­a haber sido el de la peli de su ex, habrí­a tenido un morbo que te cagas. Lo odiamos por estar con esa lagarta, que además tiene cara de lagarta, ¡miradla!:

Angelina Jolie and Brad Pitt en los Oscar Academy Awards 2009

Y vamos a sacarle los colores, aquí­ la tenemos en un primerí­simo plano:

Angelina Jolie en los Oscar Academy Awards 2009

Está cada dí­a más desfavorecida, la piel más blanca y flácida y una frente que crece a una velocidad sospechosa. El vestido… Lo dejamos en que no nos gusta.

Sarah Jessica Bradshaw vino acompañada de un tipo que le calienta el colchón y le enciende el cigarro después del polvo. Como cada cuarentona, intenta luchar contra su propia edad apretándose las tetas hasta provocar una estampa que hasta Pamela Anderson calificarí­a de escándalo:

Sarah Jessica Parker en los Oscar Academy Awards 2009

Su vestido es la moda de este año, que es el rollo boda. Muchas eligieron el modeli de dama de honor, pero ella y Penélope han optado por ir de novia. Vamos con la estrella del año, nuestra Pennie:

Penélope Cruz en los Oscar Academy Awards 2009
Penélope Cruz en los Oscar Academy Awards 2009

En 2000 y 2001, fue con un Ralph Lauren. Cuatro años después, iba de í“scar De La Renta. En 2007 escogió un Versace. En 2008, un Chanel, y ahora va de Balmain. Al menos, se ha acordado de su patria y ha mostrado humildad en su largo discurso, que nos recoge Cristina Garcí­a Ramos de la mano de Forehead Comedy, con ví­deo exclusivo de una jovencita Pe en los Oscar de ‘Belle époque’:

Y esto es lo que dio de sí­ la gala:

Beyoncé en los Oscar Academy Awards 2009

Fiestas satélite

Como hemos dicho antes, lo mejor se concentra en las fiestecillas de medio pelo que se organizan por ahí­ con los Oscar como excusa. Como hizo Elton John con su Elton John’s AID Foundation, que dio una fiesta pre Oscar con invitados de su estilo:

Eva Longoria en Elton John AIDS foundation

Parecí­a aquello una fiesta de Halloween más que una AID Foundation party. Eva vestida de protagonista de ‘Los otros’, Dita de muñeca de porcelana diabólica:

Dita Von Teese en la fiesta Elton John AIDS foundation

El novio de Elton con una sonrisa más diabólica aún y la reina del sarao, Morticia Adams (creo que el juego de apellido y nombre no ha podido ser más acertado, caramelo para el redactor):

Victoria Beckham en la fiesta de la Elton John AIDS foundation

Se desplazaba flotando a pocos centí­metros del suelo, deslizando la cola de su atuendo tan creepy.

También hubo una fiesta que organizó Vanity Fair con los mismos de siempre, mucho famoseo de primera pero poco género tran brillante como ¡Joan Collins y su hermana!

Joan and Jackie Collins at the Vanity Fair Oscar Academy Awards 2009 party

Fastuosas.

Damas de serial

Lo tuvieron todo entre los 70 y 80 y ahora solo quedan en el recuerdo colectivo de los teleadictos del planeta. Han tenido que enfrentarse al olvido y a la caida desde lo más alto, algunos con mayor fortuna que otros, desde luego.

Morgan Fairchild aka Jordan de dí­a, Mónica de noche (Falcon Crest).

morganfairchild1.jpgmorganfairchild3.jpg

Miren ustedes qué cuello!!

La eficiente abogada con desorden múltiple de personalidad  de Richard Channing es un milagro de la naturaleza. Su cara y su cuerpo han sido conservados como si el tiempo no existiera para ella, y ella misma confiesa que le encanta operarse y que tiene en su agenda a varios cirujanos plásticos que se encargan de mantenerla en perfectas condiciones. Entre sus aciertos, no haberse puesto labios, al igual que Joan Collins, ya que un lifting puede ser una maravilla y quitarte 30 años de encima pero si tus labios parecen los de Isabel Garcí­a Marcos se te quedará cara de señora vieja estirada y rellenada como un pavo í  la Linda Evans.

Además, le encanta hacer ejercicio todos los dí­as y eso, se nota, que no todo es tan fácil como operarse. Contra la flaccidez se lucha cada dí­a sudando la camiseta.

Linda Evans aka Krystel Carrington (Dinastí­a).

krystel-carrington.jpg  levans.jpg

e002dh06.jpg  

De acuerdo con Joan Collins, su verdadera rival en la vida real, “Linda Evans tiene los labios de colágeno más extraños que he visto en toda mi vida. Epitomiza la expresión ‘labios de trucha’. Es una lástima mirar a la cara de una mujer que fue tan bella y ver esa sonrisa de gárgola“. Bien dicho Joan. Atácala ahí­, en su talón de aquiles, por cerda y por mala.

La verdad sobre Linda Evans es que lo primero, ella nunca fue la inocente y santurrona mujer que nos hizo creer en Dinastí­a. En la vida real ella es peor que el demonio y se ha dedicado a hacerle la vida imposible a Joan Collins en los últimos años, algo que ha sido denunciado públicamente por ésta última.

Además, Linda es especialista en cirugí­a mucho antes de empezar con los liftings y el colágeno para labios. En Dinastí­a ya estaba recauchutada de arriba a abajo. Su nariz ya estaba operada,   y sus angulosos pómulos no eran de verdad, no hay más que ver cualquier imagen de ella en los años 60 para darse cuenta y qué demonios, ni siquiera. Ya en Dinastí­a cantaba a la legua que esa cara habí­a sido cosida un par de veces.

Deborah Adair aka Tracy Kendall (Dinastí­a)

deborah-adair2.jpg

deborah-adair.jpg

¿Quién se ha comido a Deborah Adair?

La que hiciera de ambiciosa, sexy y trepadora secretaria de Blake Carrington abandonó el mundo de la interpretación para convertirse en un ama de casa con hijos. A veces uno se plantea si le dan a elegir entre acabar con la cara de Linda Evans o acabar abandonada fí­sicamente por qué opción decantarse… yo lo tengo claro, y vosotros?

Laura Johnson aka Terry Hartford Ranson (Falcon Crest)

terry1.jpglaurajohnson.jpg

Esta bella mujer, la verdaderamente mala y sin escrúpulos hermana de Maggie Gioberti, ha optado por el proceso humano natural de maduración, sin conservantes ni colorantes y está fantástica. Podrí­a estar más joven pero también tendrí­a cara de señora ricachona de la jet-set marbellí­, lo cual le quita todo sex-appeal a esa juventud artificialmente lograda, sobre todo si se inyectan los labios, como hizo Linda Evans.

Joan Collins aka Alexis Morrell Carrington Colby Dexter Rowan (Dinastí­a)

alexis.jpg  joan.jpg

Otro ejemplo de mujer fabulosamente conservada, que  jamás ha intentado parecer una quinceañera sino que sabe que siempre ha tenido y tendrá rostro de mujer de mediana edad y lo sabe  potenciar y sacar partido.

Diahann Carroll aka Dominique Deveraux (Dinastí­a)

250px-diahanncarroll-dominiquedeveraux.jpg  

diahann-carroll2.jpg

Aunque está bien conservada, le ha quedado la clásica cara de “ir en moto“. Aún así­ no la vamos a  crucificar por ello, ya quisieran muchas ser y haber sido tan guapas como ella.

Pamela Sue Martin aka Fallon Carrington Colby (Dinastí­a)

250px-fallon2.jpg

 fallon2.jpg

Me encanta  esta chica. La verdadera Fallon (olvidemos a Emma Samms) ha pasado de ser una preciosa jovencita a ser una preciosa mujer. No me atreverí­a a decir que su excelente estado sea natural o artificial, casi me inclinarí­a por lo primero, pero he de decir que me encanta verla así­.

Espero que os haya resultado edificante el post, seguro que tení­ais ganas de ver en que condiciones se encontrarí­an algunos de vuestros í­dolos de ese fabuloso género que es el serial, y un humilde servidor ha hecho el trabajo por vosotros.

Como regalito la escena perpetrada por los guionistas de ‘Los Colby’ (Dinastí­a) en la que a Fallon la secuestran unos ovnis y se la llevan de la serie. Y es que los guionistas no tienen suficiente con matar a sus personajes cuando les conviene, sin contar con los sentimientos de la audiencia, de cambiar a los actores sin previo aviso, de inventarse las excusas más absurdas para sacar hijos y hermanos de donde no los hay, sino que cuando se les acaban las ideas y no saben como deshacerse de un personaje, recurren a los extraterrestres.

Viva el serial.

 http://www.youtube.com/watch?v=XyWmuMoGCPA

Un día de perros

Queridos, en FnB seguimos preguntándonos qué hace que las celebrities salgan a la calle cuando saben que tienen un mal día.

O sea, por ejemplo, si eres Demi Moore y todo el mundo habla de lo espectacular que estás pasados los cuarenta, por qué la cagas dejándote ver sin maquillaje y con un pelo rollo UglyBetty total.

O si eres Billie Piper y se supone que eres un sex symbol de la tv brit, por qué sales a la calle con tu mejor cara de retarded y las gafas y la boina del abuelo. Lo más que se permite Billie es ponerse un top escotado, como si sus tetas fueran a distraer a cualquier incauto de su total fugliness.

O si eres Kate Hudson y hace un par de meses saliste en la portada de Elle UK en plan covergirl, para qué sales a la calle sin un fond de teint que una piel espantosa clama al cielo, y encima ayudas a los fotógrafos con el gesto de retarded.

Tenemos que diferenciar entre un mal día y una tendencia irreversible. Por ejemplo, Rose McGowan siempre ha sido pelín goth (antes de Dita Von Teese ella era la señora Manson), pero en FnB nos hemos perdido el momento en el que Joan Collins empezó a ser un icono goth. Que alguien nos lo explique, por favor.

Atención a los puffy eyes de Rose. ¿Exceso de eyeliner o exceso de coke? Who knows.

Otra tendencia irreversible es la de Posh, que ha salido a la calle vestida de orangután, sintetizando magistralmente lo que todos pensamos de ella.

Ya sabemos cuál es la reacción que os provoca Posh. However, lo que no nos mata, nos hace más fuertes.

La siguiente imagen nos arroja la verdad a la cara. El animalejo que lleva Iva nos recuerda a una rata. Las similitudes faciales entre Iva y el animalejo son más que notables.
Ya que hemos citado a Nietzsche, también podemos plantearos un silogismo.

Josh Hartnett siempre tiene bad hair days así que no sabemos si incluirlo en el apartado tendencias irreversibles. Si alguno de nosotros tuviera una peluquería en Hollywood, ya le estaríamos enviando nuestra dirección a Josh.

Observar a Tori Spelling siempre me ha dado un poco de dolor de cabeza. Contemplemos la siguiente imagen como un puzzle con la siguiente información. Tori lleva dos coletas. Tori está embarazada. Tori lleva el pregnant outfit más fugly de los últimos tiempos. El de la derecha es el padre de la criatura.

Good heavens.

A Julia Roberts todo le empezó a tocar un pie hace tiempo.

Aunque claro, todas tienen mucho que aprender de Britney.

Lots of love.

Un dí­a de perros

Queridos, en FnB seguimos preguntándonos qué hace que las celebrities salgan a la calle cuando saben que tienen un mal dí­a.

O sea, por ejemplo, si eres Demi Moore y todo el mundo habla de lo espectacular que estás pasados los cuarenta, por qué la cagas dejándote ver sin maquillaje y con un pelo rollo UglyBetty total.

O si eres Billie Piper y se supone que eres un sex symbol de la tv brit, por qué sales a la calle con tu mejor cara de retarded y las gafas y la boina del abuelo. Lo más que se permite Billie es ponerse un top escotado, como si sus tetas fueran a distraer a cualquier incauto de su total fugliness.

O si eres Kate Hudson y hace un par de meses saliste en la portada de Elle UK en plan covergirl, para qué sales a la calle sin un fond de teint que una piel espantosa clama al cielo, y encima ayudas a los fotógrafos con el gesto de retarded.

Tenemos que diferenciar entre un mal dí­a y una tendencia irreversible. Por ejemplo, Rose McGowan siempre ha sido pelí­n goth (antes de Dita Von Teese ella era la señora Manson), pero en FnB nos hemos perdido el momento en el que Joan Collins empezó a ser un icono goth. Que alguien nos lo explique, por favor.

Atención a los puffy eyes de Rose. ¿Exceso de eyeliner o exceso de coke? Who knows.

Otra tendencia irreversible es la de Posh, que ha salido a la calle vestida de orangután, sintetizando magistralmente lo que todos pensamos de ella.

Ya sabemos cuál es la reacción que os provoca Posh. However, lo que no nos mata, nos hace más fuertes.

La siguiente imagen nos arroja la verdad a la cara. El animalejo que lleva Iva nos recuerda a una rata. Las similitudes faciales entre Iva y el animalejo son más que notables.
Ya que hemos citado a Nietzsche, también podemos plantearos un silogismo.

Josh Hartnett siempre tiene bad hair days así­ que no sabemos si incluirlo en el apartado tendencias irreversibles. Si alguno de nosotros tuviera una peluquerí­a en Hollywood, ya le estarí­amos enviando nuestra dirección a Josh.

Observar a Tori Spelling siempre me ha dado un poco de dolor de cabeza. Contemplemos la siguiente imagen como un puzzle con la siguiente información. Tori lleva dos coletas. Tori está embarazada. Tori lleva el pregnant outfit más fugly de los últimos tiempos. El de la derecha es el padre de la criatura.

Good heavens.

A Julia Roberts todo le empezó a tocar un pie hace tiempo.

Aunque claro, todas tienen mucho que aprender de Britney Spears.

Lots of love.

El mostacho de Tyra

No sé si a alguno de vosotros le gustará Tyra Banks. Respeto su opinión.
Pero a mi no me gusta nada.

Es esta modelo que surgió ya hace unos años que fue anunciada como la nueva Naomi Campbell y que me produce un horrible repelús cada vez que la veo. Es que a ver. Tiene una frente kilométrica, una cara de lo más banal y chica, aunque tenga los ojos color miel, no deja de tener un mostacho inaceptable.

Esto es inaceptable. ¿No tiene una modelo el dinero y el acceso a un estilista, una amiga al menos que le diga que TIENE MOSTACHO? Es que además se le ve en todas las fotos.

Pues en la siguiente foto, aparte del bigotazo tiene una extraña cosa pegajosa en la frente, arriba del todo. Se admiten teorías.

Esta chica tiene un reality que no se muy bien de que va, es una especie de mezcla entre ‘The Oprah Winfrey show’ y ‘The Simple Life’, que es la nueva manera de ganarse los diamantes en la industria del famoseo de America. La gente que sobra (porque hay tropecientas modelos) y no tienen talento para absolutamente nada más, sólo les queda hacer un reality, y con el dinero que ganan se compran vestidos como este:

Podría encabezar la lista de 1)las peor vestidas 2)las mas ordinarias 3)las más travestis

Además, Tyra… ¡¡con ese color de piel maravilloso que la naturaleza te ha dado, quién te da derecho a estropearlo echándote autobronceador barato?? Otra que es naranja. Yo sinceramente, a veces utilizo autobronceador cuando me aburro de darme lámpara y no entiendo como las famosas que tienen acceso a los mejores productos van naranjas por la vida. Yo utilizo el de Lancôme y es casi más natural que mi propio bronceado. En fin que Tyra, hija, eres fug and busted. Te vamos a dar un premio.

Hace unos días ponía unas fotos de Jessica Simpson hecha un ceporro y, al igual que Janet Jackson, lo han adelgazado todo. No sabemos cómo lo hacen, pero lo consiguen. Está delgadísima otra vez. Pero… ¡la hemos pillado “en deshabillé”!

Y en deshabillé no es solo con una ropa infame (mirad la parte de arriba del chándal…me recuerda a los estampados que estaban en boga en la época de “Diseño Pryca”)
Aunque hay que reconocer que es guapa sin maquillar, yo pensaba que sería peor la chica. Y parece mucho más natural que cuando se maquilla, que parece totalmente de plástico. (Podéis agrandar las imágenes pulsando encima de ellas.)

Pero ¡¡fijaos quien va a su izquierda!!

¡¡Lo que queda de Victoria Principal!! ¿Cómo pueden haberle dejado esa cara? De verdad me asustan esos liftings sucesivos que te dejan como una máscara de kabuki. Y no conocía su amistad con J-Sim.

Hablando de actrices de serial, Joan Collins también va un poco fugly últimamente, observad:

Me da dolor de cabeza ver esa chaqueta larga de la derecha. Además, ¿nadie le ha dicho que no se lleva nada estar blanca? No se lleva estar blanca desde que mi bisabuela bailaba la zarzuela en las fiestas de la paloma. ¡¡Qué menos que estar naranja!! En casos así es incluso aceptable estar naranja.

Por último, como siempre, tratar de reivindicar y engrandecer a aquellas personas que yo considero elegantes y bien vestidas, que todavía conservan el buen gusto y el estilo con alguna foto que nos devuelva la fe en la ropa. ¡Addoro este vestido que algunos calificarían como fug pero que no lo es en absoluto! Es atrevido y elegante a la vez. Me recuerda Eva Herzigova a Terry Hartford la rubia malísima de Falcon Crest (guiño a FugFloh 😉 😀

Besitos de silicona.