The return of the staff

Hi again!

Tras este largo verano de vacaciones y desenfreno, bronceados y rutilantes afrontamos la vuelta a la escuela con más ganas que nunca. Aunque nos ha producido cierto estupor el hecho de que vosotros, sagaces lectores, que presumí­ais de estar al dí­a en Perezhilton, The Superficial, popsugar y demás, os hayáis estado preguntando en nuestra página que habí­a sido de nosotros…¿quéreis alguna pista? Os imaginábamos más perspicaces…

¿Acaso nadie ha caí­do en la cuenta de que Nosolomusica y Sun han estado en Los Angeles?

Eso sí­, mientras Nosolo le hací­a la estancia más agradable a la todaví­a recién llegada Victoria Beckham, prestándole su hombro en los momentos depressed, entre Frapuccinos y pedicuras francesas:

victoriahansel.jpg

Sun se dejaba aconsejar por Paris Hilton sobre lentillas de colores, sales McEnzie y alimentos bajos en formol. Apuesto a que nadie ha descubierto al apuesto Sun junto con Paris en esta foto de la cola de entrada a uno de los locales más cool de Sunset Boulevard

paris-josh-dia-de-san-patricio.jpg

Igualmente, al otro lado del charco, ha estado La Pichi de vacaciones en las playas de Malibú junto a su gran amiga Lindsay Lohan, que tras la rehabilitación se encuentra con fuerzas renovadas para seguir dando guerra en esta nueva temporada de Fn’B:

inf_lohan_070824_ms.jpg

Ya en el viejo continente, los paparazzis han podido inmortalizar a Floh junto a nuestra musa, Chlí¶e Sevigny, durante su estancia en la Costa Azul, dejándose ver como la pareja más cool del momento, entre Martinis y puestas de sol en el Mediterráneo:

chloe.jpg

Y en las Islas Británicas, nuestra Guinevere se ha paseado por la alfombra roja junto con su Fug Icon, Helena Bonham-Carter, con la que suele tomar el té mientras le da consejos acerca del uso del anti-frizz capilar:

guinevere.jpg

Mientras tanto, la Chise ha pasado sus últimos dí­as en Londres antes de volverse definitivamente a España, en compañí­a de Pete Doherty, al que ha acompañado a declarar a numerosos juzgados, como muestra esta simpática instantánea (A alguno de los miembros de Fn’B le tení­a que tocar)

pete_doherty_ap_238137g.jpg

Y en España…¿quién ha pasado sus vacaciones en España? os preguntaréis. Pues fiel a su cita en Palma de Mallorca ha acudido Odyss:

1158752321.jpg

Y sí­, esta fotografí­a carece de texto, pero ¿a alguien se le ocurre qué diablos podrí­a estar diciendo la Infanta Elena en ese momento?

Así­ que, tras este esclarecedor testimonio que espero acalle todos los rumores acerca de nuestras muertes violentas, desapariciones inquietantes o escisiones internas, doy por inaugurada la nueva temporada de Fug and Busted.

Lots of Love!!

En la línea de fuego

Queridos, ya sabéis que aquí en FnB somos cualquier cosa menos políticamente correctos. Así pues, y en vista de que hemos permanecido demasiado tiempo en silencio, repasemos un concepto que ya avanzó Nosolie en su último post. El de retarded celebrity, también conocido como borderlines.

El concepto retarded lo utilizamos en su día en referencia a Sandra Bullock. Sandie puede posar todo lo casual que quiera, pero en imágenes sin preparar sabemos que se evidencia su personalidad borderline.

Es muy difícil sobrevivir a la tarea de encarnar on screen a un borderline y luego no parecerlo para el resto de tus días, como muy bien sabe Tom Hanks.

Este, también, es el caso de Britanny Murphy. Veamos cuán retarded podía llegar a ser en Clueless, Fuera de onda.

Y no podíamos dejar de mencionar a Helena Bonham-Carter, especialmente una vez vista en Kenneth Branagh’s Frankenstein interpretando a La Novia. Si un papel acentúa tu lado borderline, no podrás evitar que el público lo vea reaparecer en ciertos momentos. Como este.

Otra de nuestras favoritas no tiene más que subirse a un escenario para superar sus cualidades interpretativas como borderline en Kalifornia. Juliette es mucho más al natural.

Pero sin duda, mi caso favorito es el de Joaquim Phoenix. Que yo sepa, nunca le han dado ningún papel de retarded, y sin embargo lo hace así de bien.

Lots of love, como siempre

En la lí­nea de fuego

Queridos, ya sabéis que aquí­ en FnB somos cualquier cosa menos polí­ticamente correctos. Así­ pues, y en vista de que hemos permanecido demasiado tiempo en silencio, repasemos un concepto que ya avanzó Nosolie en su último post. El de retarded celebrity, también conocido como borderlines.

El concepto retarded lo utilizamos en su dí­a en referencia a Sandra Bullock. Sandie puede posar todo lo casual que quiera, pero en imágenes sin preparar sabemos que se evidencia su personalidad borderline.

Es muy difí­cil sobrevivir a la tarea de encarnar on screen a un borderline y luego no parecerlo para el resto de tus dí­as, como muy bien sabe Tom Hanks.

Este, también, es el caso de Britanny Murphy. Veamos cuán retarded podí­a llegar a ser en Clueless, Fuera de onda.

Y no podí­amos dejar de mencionar a Helena Bonham-Carter, especialmente una vez vista en Kenneth Branagh’s Frankenstein interpretando a La Novia. Si un papel acentúa tu lado borderline, no podrás evitar que el público lo vea reaparecer en ciertos momentos. Como este.

Otra de nuestras favoritas no tiene más que subirse a un escenario para superar sus cualidades interpretativas como borderline en Kalifornia. Juliette es mucho más al natural.

Pero sin duda, mi caso favorito es el de Joaquim Phoenix. Que yo sepa, nunca le han dado ningún papel de retarded, y sin embargo lo hace así­ de bien.

Lots of love, como siempre

Secretos espeluznantes

Queridos, después de documentos de impacto como la peluca de Beyoncé, en FnB nos habíamos propuesto desvelar los secretos más espeluznantes, aquellos que os harán correr a la peluquería más cercana en un ataque de pavor implorando un hair-do que sobreviva a cualquier apocalipsis.

Empecemos con emociones fuertes.

“¿Qué pasa?, estamos en los ochenta”

Si en los ochenta tenías más de diez años, lo más probable es que alguien tenga una foto tuya con un nido de ratas en la cabeza. Lo habéis adivinado. Teri “Me he lavado los dientes con lejía” Hatcher, cuando decidió que para salir en McGyver debería hacerse un peinado capaz de eclipsar al de Richard Dean-Anderson. Nótese que entonces aún no se había lavado los dientes con lejía. Es más, ni siquiera se los había arreglado. Como Tom Cruise.

Continuamos con un clásico del bad hair-do y del fug en general. Gwenstefani, queremos verte sin maquillaje y sin tinte.

“¿A que yo soy todavía más 50’s que la Yojanson?”

No se vayan todavía, aún hay más.

“Fabrizio, por fin me has dejado el pelo que quería. Vibrante y natural, porque yo lo valgo”

Ciertamente, a Kirsten Dunst podríamos incluirla en cualquier especial. El hecho de que hoy toque el especial pelos no nos va a frenar. Desde aquí la imaginamos lamiéndose la palma de la mano y colocándose su pobre flequillo amarillento sobre su protuberante frente. Oh, Kirsten. Danos un respiro.

“Hello again, FnB!”

Claro que para bobs mal hechos, el de Keira BadHairEveryday Knightley. Del vestido y de la cara de borderline también podemos hablar, pero hoy nos sentimos benevolentes. La noticia es que no lleva cinturón.

Y la que no podía faltar es Jélena.

“¡Ahora no vale! ¡Que me habéis pillado fatal, jo!”

Probablemente mi premio al peor hair-do masculino es para Jude Law, a quien en la siguiente imagen podemos ver corriendo a la peluquería después de haberse levantado con esos pelos, de tal modo que hasta se olvida de ponerse los pantalones. Tchck, Jude. Te hemos visto peor otras veces, tampoco era para tanto.

La que sabe cómo montárselo es Julia Ormond (¿alguien se acuerda de cuando hacía pelis con Richard Gere y Sean Connery?). ¿Que tienes un bad hair day? Ponte un gorro. Nota al pie: si no tienes un gorro, basta con la labor de ganchillo de la vecina Rose-Marie.

“Yo también adoro Oxfam!”

Pero como sabemos que lo estáis deseando, aquí tenéis el documento de impacto verdadero. Nicole con su marido de A.A y esa cosa indescriptible en la cabeza. ¿Calvicie incipiente? ¿Raíces secas? ¿Raíces no teñidas? ¿Pelo deshidratado? ¿PELUCA? Esperamos vuestros comentarios.

Lots of love.

La familia Monster

Si éste fuera un blog de bajo standing no dudaría en incluir el archivo midi con el opening theme de Los Monsters. Pero, queridos, tendréis que cantarlo mentalmente (o en voz alta, según os venga en gana) en preparación del siguiente set de imágenes.

Elle UK lo avisaba el mes pasado. Robert Smith como improbable icono del estilo (Robert, aquí te queremos casi todos, que lo sepas). Pero una cosa es ser goth y cool y otra cosa es ser un espantajo.

Porque lo de Lindsay no se limitaba a vestirse de brujazorra en Halloween, no. He aquí una imagen que demuestra que se está adentrando en la senda de supergoth. Aunque de momento no es que se haya dejado crecer dos brazos y dos piernas más, nos sentimos obligados a aclarar. Después del tan cacareado momento mimigate, Lindsay parece a punto de protagonizar un nipplegate (como si nos importara a estas alturas).

La Yojanson decidió ir de discreta en Halloween, como ya nos contó Chise en su día. Pero el otro día, para compensar, su estilista decidió vestirla de momia, por supuesto, con reminiscencias años 50. Nótese lo horrendo del corte de su vestido, que consigue a la vez aplastarle las tetas y crearle una capa de grasa (ficticia o no, no lo sabemos, pero aquí en F’n’B queremos creer que es real) alrededor de la cintura.

Hasta la fecha, por cierto, no recuerdo que Pe haya aparecido en nuestro blog como máximo Producto Nacional Fug. Pero se lo venía mereciendo, y no nos podemos contener al verla vestida de Mister Scrooge en algo que no era una fiesta de Halloween. Lástima que se olvidara de quitarse las sandalias, lo único que no encaja del todo en el disfraz. Speechless nos deja.

Personalmente, la siguiente imagen de MaryK me da un yuyu que te pasas. Parece que va a empezar a deslizarse en plan Star Wars. Y atención a la pose. Diríase que no le da vergüenza haber salido a la calle así. Por lo menos, reconozcamos que esta vez se ha peinado.

Claro, que para goth no podía faltar Jélena. No sabemos quién es la individua que aparece con ella. ¿Madre? ¿Extra de los Addams? ¿La prima de Tim Burton?

Queridos, dadas las circunstancias me he sentido obligada a incluir una foto de los señores Manson-Von Teese. Conste que el señor Manson me parece muy respetable, pero fug es un rato. Al menos él tiene la decencia de rodearse de objetos de buen gusto, como Dita Von Teese.

Lots of love, como siempre

La marca Bonham- Carter

Queridos, a estas alturas ya estaremos todos de acuerdo en que el estilo no puede comprarse, se tiene o no se tiene. Puedes gastarte lo más grande en un Chanel o en un Valentino, pero como mucho conseguirás estar decente. El concepto estilo siempre me ha parecido más interesante que el de elegancia precisamente porque transgrede la norma. Es más original, más intelectual y más transgresor. Menos convencional.

Pero, centrémonos en el tema que nos ocupa. Habiendo nacido en una familia de alta alcurnia, uno puede seguir dos caminos. El primero es convertirse en el paradigma de la elegancia convencional. El segundo es el camino de la excentricidad. O sea, roughly, si eres de la familia real monegasca, puedes ser Carolina o puedes ser Estefanía.

Nuestra invitada de hoy nació en una distinguida familia británica, tal y como lo demuestran su ilustre apellido compuesto y su acento increíblemente posh, pero en lugar de ir a la caza del zorro y de colocarse una pamela en Ascott, decidió hacerse actriz. Conste que como actriz me parece maravillosa… pero no, no es eso lo que queremos saber. Helena Bonham- Carter, imágenes de una outsider.

Helena ya aparecía en las pantallas cuando era poco más que una adolescente. En Lady Jane, Hamlet de Zefirelli (el de Mel Gibson) o Una habitación con vistas, por ejemplo, tenía menos de veinte años y algunos la llamaban ‘belleza de época’. Bueno. Si ustedes se empeñan.

Ahí tenemos unas imágenes de Helena que nos demuestran su tendencia al hirsutismo. Observad el grosor de las cejas y la sombra sobre el labio superior. Lo peor del asunto es que, incluso con un maquillaje de película de Merchant- Ivory, Helena tiene pinta de ser peluda. No sé si me explico.

Cuando Helena tuvo aquel infame affaire con Kenneth que todos nos negamos a recordar, empezó a parecerme más desagradable. Posaba para las revistas poniendo cara de guarra y todo lo demás, en plan no soy una dama del XIX. Aquí los filtros y los cuidados de un buen hairdresser la favorecen bastante.

Pero claro, el colmo vino cuando se convirtió en la protagonista de El Planeta de los Simios aka Jacko, donde uno no se daba muy bien cuenta de dónde empezaba y dónde terminaba el maquillaje. Desde entonces, Helena sale con Tim Burton y ha empezado a desatar su primal fug instinct, que tiene tela. Ved, ved.

La premiere de El Planeta de los Apios (guiño a mi amiga Lui) nos muestra a Helena moderada, dentro de lo que cabe. Con un poco de estilo, su concepto podría haber sido genial, pero se queda en el horror que es. Intentad transmutar ese vestido (me da la impresión de que lo compró en Oxfam por cinco libras, porque además le hace super grannie) por un vestido negro de encaje en condiciones. Ahora imaginad el equivalente elaborado de esa gargantilla que debió de comprar en Primark. Una de esas preciosas gargantillas de azabache con quinientas vueltas, que son muy Nicole Kidman o Vanesa Paradis. Y por supuesto, el pelo. El corte, la diferencia de color en raíces y puntas, la partición, el brushing y el decapado, todo junto, un espanto. Y esa florecilla a un lado del pelo, ¿no os da la impresión de que la ha trincado de un bouquet floral que había en una de las mesas de la gala, en un arrebato etílico cualquiera?

Esta imagen es de otra premiere, y permitidme que os diga que ya quisiera Chloe Sevigny. No sé por dónde empezar. El vestido, de nuevo de Oxfam o de Save the Children, la torera de terciopelo negro (momentazo Dinastía), los zapatos de raso rojo chillón, el… bolso (no sabría siquiera si describirlo así). Y por supuesto, el peinado y el maquillaje. ¿No es como si hubiera liado el pelo alrededor de la cabeza, momento la novia de Frankenstein? Y hasta ha tenido la decencia de pintarse los labios de rojo a juego con los zapatos. El collar de perlas, no nos quepa duda, probablemente saliera de una de esas máquinas de insert coin que hay en los bares de carretera.

A raíz de esta imagen, una reflexión. Estamos tan mediatizados que juzgamos a los famosos en función de cómo aparecen en las pantallas de nuestros ordenadores o televisiones, o en las fotografías de las revistas. Pero os animo a hacer un ejercicio sorprendente: intentad sacar al famoso de la fotografía. Imaginaos que os lo cruzáis así por la calle, en plan individuo de a pie. Y ahora, visualizad a Helena vestida de esta guisa en el aparcamiento más cercano y decidme que no es scary.

En esta imagen tan love me tender, Helena se abraza a Tim Burton y nosotros comentamos de paso su modelo. Ni Barbie Cristal, ¿eh? Fijaos en el peinado, mechas descoloridas y aquella especie de recogido- cardado.

La foto anterior apareció en varios tabloides de las Islas. Sí, el gesto es poco natural, pero lo que me interesa, de nuevo, es la coiffure de Helena. Fijaos en la cinta de terciopelo y en la rosa que lleva adherida a él, que parece robada de cualquier banquete de comunión. Me encanta la combinación entre la torera de paillettes y la falda de flores, de nuevo comprada en Oxfam por dos libras.

Pero Helena también sabe ir discreta. Un sencillo LBD, un pellejo… y ese bolso. God, help us.

En fin, Helena. Gracias por instruirnos con tu estilo entre trash y gótico. La siguiente imagen, que nos sirva de despedida, es de la Mostra de Venecia, donde llevaba estas gafas que ya quisiera Chloe para sí.

See you, Jélena. Y take care.