Lo que ha unido el hombre, que no lo separe el Botox

Siguiendo la fiebre de bodas acontecidas en las últimas semanas (recordemos que esto NO es un journal) hoy traemos la boda de Marcia, donde descubrimos un peligro del Botox en el que aún no habíamos caído: al final, tu marido 4 años mayor parece tu padre.

Seguramente por sí solo Tom Mahoney es un amor. Pero al lado de la carita de porcelana de Marcia, sencillamente, esos pliegues y repliegues de piel y esa rojez son bastante inquietantes.

Marcia, que es muy maja, invitó a sus compañeras de serie. Teri declinó educadamente porque pensar en comer más allá de una croqueta del aperitivo le daba vértigo. Pero Felicity y Eva acudieron (esta última maquillada, of course) y hasta fue la mujer esa que hace de muerta y a la que sólo se le oye la voz (suponiendo que no veas la serie doblada).

Realmente somos fanes de Felicity, pero en esa foto sale matadora, talmente como vuelve mi madre de la playa: con su batita fresca y su cara lavá. Peiná ya no sé, porque ni se le ve el pelo en la foto…

Consejo del día: jamás poses en una foto al lado de una adicta al Botox y una chavala veinteañera. Tienes las de perder.