Avalancha

Estos días hemos tenido una tremenda avalancha de famosos mal vestidos. Sabemos que lo hacen para salir en nuestra página así que no les vamos hacer esperar más.

Empezaré por Sarah Jessica Parker. La verdad es que esta chica se ha pensado que ser icono de estilo y glamour es excusa para ponerte cualquier crimen encima y creer que puedes salir airosa. Este vestido me recuerda a la tortilla de patata deconstruida que probé una vez en un restaurante de absurd cuisine, es decir, es la deconstrucción de SJP en sí misma junto con la de lo escocés, lo hortera, lo barroco y lo fug todo junto.

Pero tenemos a Emmy Rossum hecha un horror disfrazada de no se…Satán iría vestido así.

Pero si queremos really fugly people ¡quién mejor que John Galliano! Es quien más se acerca al abismo fug, llegando al temido extremo heinousness:

La mezcla es indefinible, es una fusión entre un pirata, Sofía Loren, Gina Lollobrigida, Lana Turner, Bowie e infinitos millones de cosas que no pegan ni con cola pero que sólo él sabe.

Y no sabía si incluir a Lindsay Lohan porque he llegado a un punto de no-discernimiento de lo que es bonito o feo en este holocausto fug que estamos viviendo pero creo que lo poco que me queda de cordura me dice que este vestido es horroroso

Creo que todas estas petardas deberían aprender de Jennifer Lopez, fabulosa, que acudió al mismo evento hecha una vestal, con un vestido y un aspecto fastuosos.

En otro orden de cosas tenemos a Paris Hilton recién salida del solarium, churruscada como un pajarraco, con ese pelo rubio pollo y esa piel a punto de empezar a prender a lo bonzo

Está clarísimo que Paris no conoce la mesura. Lo quiere todo para ella, y eso incluye todo el moreno de California. Confiamos en que la razón de ese color sea una sesión triple de autobronceado de manguerazo y no un bonouvas entero gastado en media hora porque sino va a acabar con un cancer de piel del tamaño de Beverly Hills.

Para concluir quiero informaros de que Jessica Simpson SE HA PUESTO COMO UNA VACA. No sabemos muy bien que le pasa pero está siguiendo los mismos pasos que Britney Spears o Janet Jackson. ¡¡¡Es una epidemia!!! Observad:

En esa foto parece como si se le hubiera ladeado la compresa pegándosele el reverso en la pepitilla (es lo que tiene engordar como una ceporra y ponerte las mismas bragas que llevabas cuando pesabas 8 kilos, que no controlas tus carnes.)

Lo cierto es que se ha puesto fina de comer en los últimos tiempos, con el cuerpazo que tenía parece mentira. Espero que se de cuenta y no acabe echada a perder como Britney.