El sujetador: ese gran amigo

Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan frecuentemente nuestras ‘fuggers’, es acudir a algún evento o simplemente salir a la calle sin ese gran avance de la ingeniería llamado sujetador. Queridas, no os equivoquéis: el sujetador no es malo. Todo lo contrario, el sujetador puede convertirse en un gran amigo no sólo si los pechos son naturales, sino también cuando a los implantes les da por hacer de las suyas y llevar vida independiente.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que puede ser muy cómodo, pero que con determinadas camisetas olvidarse el sujetador destroza la vestimenta más común:

La primera es Britney (cómo no), que sigue empeñada en que las ‘lolas’ le cuelguen como si fuese la vaca que ríe (con veinte años que tiene) y la segunda es nuestra Tara Reid, que pese a estar operada debería tener cuidado de que los pechos no le llegasen al ombligo.

Hablando de la loca de Tara Reid, y para informar a nuestros lectores ávidos de noticias, debemos decir que seguimos ignorando el nombre del carnicero que le colocó los implantes y le dejó el pezón de aquesta manera:

Aunque no sufráis mucho por ella, porque está feliz. Al fin y al cabo al quedarle el pecho insensible le importa un bledo que se le caiga el vestido o no. Total, no se entera… (puede que el alcohol tenga algo que ver).

Otra que no se entera es nuestra pequeña Lindsay Lohan. No sé qué problema tendrá esta chica con los escotes, el caso es que desde que le han salido las tetitas (supongo que en un quirófano, como a todas) suelen asomarle bastante a menudo:

Y a quien nunca se le haya escapado un pezón con un escote ‘Halter’ que tire la primera piedra. Pero es que yo pensaba que las tetas de silicona eran más fáciles de controlar. Parece ser que no. Y parece ser que todas estas ignoran que hay mil modelos de sujetadores para cada tipo de escote. Pero nada, ellas empeñadas en ir por libre.

Aunque claro, teniendo en cuenta el tipo de ropa que usa esta gente, hay ocasiones en las que no hay sujetador que valga. Porque a ver quién es la guapa que encuentra sostén para los siguientes estilismos:

La Christina Aguilera sigue siendo una hortera se ponga lo que se ponga, sólo hay que ver lo que se le ha ido la mano con el ‘autobronzant’. Así que con esa peluca, ese esmóking y esa especie de faja blanca, qué más da que se le escape la tetilla si es en lo que menos vamos a fijarnos. Y J.Lo. va vestida con una túnica que no la querría ya ni Betty Missiego, pero bueno, a ella la salvamos porque es divina y por ese pelo estupendo que tiene. Y porque (aunque lo esté) parece que no está operada.

Por último, para olvidarnos un poco de la silicona y para acabar con una imagen mucho más cotidiana, os dejo con esta instantánea que nos podrían haber sacado a cualquiera de nosotras (yo misma, de hecho, tengo una foto similar):

Como siempre, empiezo y acabo con ella, cómo no.

Retransimitió La Pichi recomendando el uso responsable del sujetador.