Nightmare busted III: Jocelyn Wildenstein

En Fug And Busted sabemos, redactores y lectores, que no nos tenemos que operar. Y, si lo hacemos, ¡que nos opere Monereo (o el doctor Chams xD)! Nightmare busted se ideó para mostrar a nuestros lectores que hay un lí­mite, para dar a conocer casos en los que el bottox y el colágeno han convertido una cara fea en una cara diabólica:

Mostrar imagen

Jocelyn Wildenstein  era una vulgar señora casada que viví­a una vida de ricachona normal, hasta que su marido,  Alec  Wildenstein,  la aborreció y se fue a Kenia a follar antí­lopes y a acariciar gatos como el malo de ‘Inspector Gadget’. Entonces, Jocelyn, una noche que veí­a ‘Crónicas marcianas‘, se propuso llamar al cirujano de  Loli ílvarez y se propuso rejuvenecerse para reconquistar a Alec. Como no funcionó la idea, se sentó en su tresillo estampado a pensar. Pero ya era tarde, el colágeno habí­a contaminado su última neurona. La idea que parió la cabrona fue la siguiente: “si a mi churri le fascinan los gatetes, ¡me operaré la cara como un gatete! Qué listorra soy, madre mí­a“:

Mostrar imagen

Mí­a mé, igualicaquel Simba, aij jiaj jiaj jiaj, ¡ajj!

Sí­, como lo véis, se transformó en Catwoman, así­ su marido podrí­a tener una leona y una mujer a la vez. Una de estas cosas que se te ocurren cuando te deja el pariente; en lugar de comprar crema de cacahuete viendo el programa de Barbara Waters o llamar a sus amigas operadas para comentar su último viaje en transatlántico (esas cosas que hacemos todos cuando nos dejan), ella se transformó en un gatí­n.

Entonces, aunque parezca que Jocelyn está loca, parece que su marido lo está más aún, pues, a partir de esta operación tan dramática, ¡lo reconquistó! Y así­ ella pudo ser feliz once again. Y así­ ella volví­a a su vida social:

Mostrar imagen

Mostrar imagen

No me preguntéis qué coño le pasa en el ojo. Tampoco me preguntéis si su marido folla con los ojos cerrados o es zoofí­lico, son datos que aún no tenemos.

Pero Jocelyn, aunque no lo parezca, ha sido aceptada socialmente. Quizá porque está podrida de pelas, porque, de no ser así­, no podrí­a hacerse un hueco en el mundo de la moda, haciéndose fotos con Lloyd Klein  o desfilando para él en la  Dubai Fashion Fiesta:

Mostrar imagen

Mostrar imagen

Ella sí­ puede permitirse unos leopard prints con honor, ya que a Jocelyn le encanta el african style y todo lo que tenga que ver con el la cultura africana orientada a la ostentación, de ahí­ que coleccionase joyas de Cartier en plan broche con forma de tigre blanco de 100.000 dólares, un chimpancé de diamantes de 150.000… Y su casita no se queda atrás:

Mostrar imagenMostrar imagen

Aunque os pueda llegar a la cabeza la mezcla entre Tyra Banks y la duquesa de Alba (pedazo de combinación), a mí­ me vienen a la cabeza las imágenes de Carmencita en África:

Carmencita en el Africa

Ah, y no os penséis que esa casa la tiene en cualquier finquita keniata, ¡una polla!, ¡es un piso que tiene en Manhattan!

Pero, una vez más, repetimos que ser rico no da la clase. Y Jocelyn es rica, pero a la hora de comer, es una Olsen más:

Mostrar imagen

Si tenéis estómago para algo más hardcore, existe un gif animado de esta imagen.

En fin, nos declaramos fans de esta mujer. Tan fans, que hemos buscado en el cajón de nuestras fotos personales para mostraros esta foto de una redactora de Fug And Busted vestida de Jocelyn:

Mostrar imagen

Déjame modificar tu plugin y me harás feliz, meow!

Memorias de África: Carmencita viaja a Kenia

Bueno, pues volvemos con una clásica de este blog. ¿Quien no se acuerda de la maravillosa pelí­cula “Memorias de África”?. De esa genial Meryl Streep, de ese fantástico Robert Redford y de esa maravillosa banda sonora?. Pues otra pareja memorable ha vuelto a asolar visitar el continente perdido, que después de estas fotos estamos seguros que más perdido si que querrí­a estar … Las imágenes chillan hablan por si solas

Pipo tiene razon

¡¡¡¡¡ Soy the Hipopotaman !!!!!!

Carmencita en el Africa

….. Y yo una pantera

Eso si, Carmencita, la pedicura, impecable

Carmencita la mah grandeh

“Volveré”

Eso era precisamente lo que nos estábamos temiendo

Lo más fug del año

Bree Walker

Britney Spears

Paulina Rubio

Chloe Sevigny

Cindy Crawford

Carmen Martinez Bordiu

Eva Longoria

Pete Doherty

Ana Obregón

Hulk Hogan

Pete Doherty

Jackie Stallone

Jodie Marsh necesita aire

Julia Roberts

Madonna

Britney Spears cunt - El coño de Britney Spears

Mariah Carey

Micaela Romanini

Olsen homeless

Nicole Richie corre hacia una hamburgueseria

Carmen Martinez Bordiu y José Campos

Paris Hilton digging - Rascándose la pepitilla, vamos

Paris Hilton

Tarada Reid

Britney Spears

Estos han sido los momentos más fug and busted que hemos vivido durante nuestro primer año de vida. Lo sé, faltan mucho, falta Tetarlett Yojanson, las Olsen comiendo como cerdakas y muchí­simas instantáneas sobrecogedoras, pero por razones obvias de espacio y tiempo no han tenido cabida.

Espero que este nuevo año nos de peores instantáneas todaví­a que os mostraremos con toda nuestra ilusión aunque, recordad, esto no es un journal.

El imperio contra Carmen

Pues bueno, resulta que hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana había una muchacha que se creía princesita, porque era la nieta favorita del malvado Emperador que dominaba las galaxias, que luego se convertirían en autonomías y mas tarde en realidades nacionales, unas verdaderas y otras pintoresque …. Y obligaba a toda una señora couturier retirada como era Balenciaga, Cristóbal, a diseñar el traje de Carmencita, la nieta preferida

Esta princesita se fue con su marido a vivir en Suecia, si, la patria de Victoria y Magdalena, se divorció cuando vino la democracia y se casó con un anticuario en París mientras el resto del país donde anteriormente su abuelito había sido malvado emperador se escandalizaba, se hacía cruces y se preguntaba si el tal levantara la cabeza que diría mientras devoraban insaciablemente las cienes y cienes de exclusivas que Carmencita ofrecía al BOE del coeur, el HOLA!.

Mientras ella conseguía la nulidad matrimonial canónica por la tremenda (su marido, Borbón para más señas, moría, en Aspen, Colorado, dicen que las malas lenguas decapitado por un cable en una pista de esquí). Carmencita se divorciaba del anticuario, después de parir a una niña y se liaba con un arquitecto, yéndose a vivir a Sevilla, donde la lluvia es una maravilla. En Sevilla se compra un cortijo, y el novio arquitecto le construye una capilla… y entonces a Carmencita se le acaba el amor. Y decide casarse con Pedro Picapiedra, que en su reencarnación de los tiempos actuales toma forma de Jose Campos, empresario santanderino.

Y esa es la historia hasta aquí. Amor, pasión, dos matrimonios y tres relaciones, lujo, sexo (suponemos, dicen que estuvo liada con Patxi Andión mientras estaba casada con el Duque de Cádiz) Roma, Paris, Nueva York… en fin, un no parar. Y todos los spins offs que para si quisiera el difunto Aaron Spelling Los hombres de Carmencita, algunos con muerte trágica, Luis Alfonso, pretendiente (al trono de Francia), Luis Alfonso se casa (y me casco una mantilla con escote que te mueres), Mamá nos complica la vida (operándose y pareciendo mi hermana)-… En fin, que tonta, tonta, tonta no es, aunque ella se lo haga, pero es la mejor relaciones públicas de su propia firma.

Claro que, a partir de aquí, la historia roza el despropósito. Veamos

Acto Número Uno. Que tres Jolie que soy y que chandalera, que me visto de gama de colores imposibles.

Pues si, esta es Carmencita asistiendo con su flamante fiancee a una cosa de arte menor. Nada más que añadir salvo que el tatuaje del escorpión, de rabiosa actualidad entre chandaleras y seguidoras de Mel C

Junto a eso, la gama de colores chándal Meyba (paleta descubierta por el Abad en un reciente post sobre Güen).

Y por supuesto, por si no te has dado cuenta, la Divina Ordoñez estaba presente en cuerpo y alma, o mas bien en óleo y barniz ….


Acto Número Dos: Andivina con quien vamos a cenar esta noche, mamá.

Y aquí introducimos el concepto de predecesora de Carmencita que es …. Carmencita, su madre, que también se casó vestida de Balenciaga y que tras distintos pasos por el cirujano plástico ha conseguido parecer la hermana mayor de su hija, rollo anuncio cruzado mágico, de Playtex … y según el día que tenga Carmencita-cita, la hermana menor también.
La cara del fiancée de absoluto mesmerizamiento por la suegra es digna de elogio.

El comentario cursi del HOLA! también, que reproducimos escaneado como prueba evidente de que alguien escribe siendo más cursi que un guante o que yo mismo cuando me pongo, si eso fuera posible ….

Y la tercera en lo fug, junto con la cara del novio y el comentario del HOLA! es la actitud de la viejita chupacamaras que no sabe que hacer para aparecer en el cuché

Acto Número Tres Planeta Rocio

La breve visita de Carmencita al planeta Rocío da mucho de si ….


Llamo la atención sobre la cara de exasperación de Carmen, que se puede adivinar cuando suJóse la toma en brazos
No puedo dejar de comentar el modelito rociera yeyé. No sabemos si la flor que lleva en el pelo (que en la foto se funde mágicamente con el edificio de atrás con lo que la flor parece el doble de grande) la llevó a los botos, o si el volante era de una de sus sobrinas y dijo que qué bien combinaba con todo eso. Lo que no nos explicamos, de ninguna de las maneras, es la riñonera. Ni la cantidad de medallas que lleva suJóse

Y vimos otras extraterrestres …

A tu izquierda tienes a Carolina Adriana Herrera, esposa del Litri, hija de Carolina Herrera, supertrendy generalmente, pero parece que esta vez falla en tratar de hacer una fusión entre el estilo setenta y el traje de faralaes. A la izquierda, Vicky Martin Berrocal, ex de El Cordobés, vestida tan tan de rigueur, que de la parte de abajo parece un personaje de Asterix, y ese pelo repeinado y esa flor en to lo arto, parece una antena de moviles de esas de las que los vecines recogen firmas para quitar. Asi que, cuidado …

Acto Número Cuatro: El traje de la novia


O … el Imperio contra Carmen. Yo ya no comento más este traje, que luego dicen que me repito.

Chanel Nº Cinco. Despedida de Soltera III

Pues ahí la tenéis, con un bolso que recuerda un pequinés, un escote vertiginoso, los zapatos con lazos y, por supuesto, un gran “asi no se sale de casa, bonita” ….