La fiesta del MET

Aunque Blackwell haya muerto, las famosas siguen compitiendo por ver quien es la más hortera y la peor vestida. La fiesta del MET es sólo una excusa barata por ver quien puede ser la más mamarracha.

A los famosos les gustan las fiestas porque hay alfombras rojas, y a nosotros nos gustan las alfombras rojas porque así­ los posts nos salen como churros.

De vez en cuando el museo Metropolitan de Nueva York hace alguna exposición relacionada con la moda, van los diseñadores, las modelos y los famosos en general. Normalmente suelen ir bastante decentes, pero parece que hay algo en el agua de Manhattan que está afectando a los famosos.

¡Aparcacoches! Nada de hacer el fitipaldi, y sepa que llevo las monedas contadas
¡Aparcacoches! Nada de hacer el fitipaldi, y sepa que llevo las monedas contadas
Un homenaje al merengue
Un homenaje al merengue
¡J-O-D-E-R!
¡J-O-D-E-R!

¿Por donde empezar? í‰stas son solo algunas de las perlas que pudieron verse la pasada noche. El negro hiperbólico es André Leon Talley (o como coño se escriba) y me ha dejado sin palabras, de hecho, cuando me recupere del shock le dedicaré un post.

Pero vamos a entrar en materia.

¡Hics!¿Dóngde está el ssshofer?
¡Hics!¿Dóngde está el ssshofer?

¡Alguien se lo ha pasado de puuuta madre en la limousina! A mi se me ha caido un mito, ¡Rose Byrne, con lo apañada que vas de ejecutiva agresiva en Damages!. Selma y Anne también se han pasado tres pueblos

Aquí­ hay tela pa' cortar
Aquí­ hay tela pa' cortar

¿De qué sirve ir a clases de Pilates si luego te pones una bolsa de basura? No lo entiendo. Ojo con mirar a la de amarillo más de 3 segundos, puede caeros una maldición.

Longwhoria
Longwhoria

¿Soy yo o cada vez se parece más a una rata?

¡Seguridad!¡Acaban de entrar dos perturbados!
¡Seguridad!¡Acaban de entrar dos perturbados!
Tommy Hilfiger, sus piños y su esposa
Tommy Hilfiger, sus piños y su esposa

La señora Hilfiger en realidad se llama, atención, Dee Ocleppo. Me inclino a pensar que es una coña privada. Como Pua.

¡Guau!
¡Guau!

¿Puede una hermana Olsen ir bien vestida a una fiesta? La respuesta es sí­. Ashley Puede.

O quizás no
O quizás no

Hasta aquí­ lo “normal”. Ahora si, estamos llegando al hueso, y si, solo faltó Tilda Swinton.

¿Qué coño  has hecho con Bleeir Gí¼aldorf?
¿Qué coño has hecho con Bleeir Gí¼aldorf?

Espero que ésto solo haya sido un traspiés.

1241511974_extras_albumes_0
¿De qué sirve ser la editora de Vogue si vas con un traje del SEPU?
Es tan antiguo que hasta podrí­a estar de moda
Es tan antiguo que hasta podrí­a estar de moda
¡Major!
¡Major!

¡Así­ si!¿Ves como con la boca cerrada estás menos fea?

¡Que no!¡Que los ochenta han muerto!¡Superadlo!
¡Que no!¡Que los ochenta han muerto!¡Superadlo!
Joer mama, yo quiero estar en casa subiendo fotos al Badoo y hablando con el Bola
Joer mama, yo quiero estar en casa subiendo fotos al Badoo y hablando con el Bola
¿Brooke Shields o Paca La Piraña?
¿Brooke Shields o Paca La Piraña?
Aplí­cate el cuento, Tyra, ¿O deberí­a llamarte Tyron?
Aplí­cate el cuento, Tyra, ¿O deberí­a llamarte Tyron?

Por último, en toda fiesta que se precie tiene que haber algún chalado que se autoinvite y provoque vergí¼enza ajena. ¿Adivináis quien fue el de esta fiesta?

A la mañana siguiente a Lourdes Maria le dieron pal' pelo en el instituto
Madonna, haciendo lo que mejor sabe, hacer que hablen de ella sin tener nada interesante que contar.

Gala fug de los Oscar 2009

Lo mejor de la gala de los Oscar Academy Awards 2009 concentrado en un post riquí­simo con mogollón de fotuelas de la red carpet, fiestas satélites ¡y un ví­deo exclusiví­simo y completely inédito, queridas! Pinchad, pinchad.

Si hay un ritual que amamos sobre todos los demás, ese es el de la Oscar Academy Awards red carpet. Fug And Busted asiste cada año a la ceremonia, igual de fugger cada año, con las mismas caras, viejas glorias y nervios.

Lo más delicioso de la ceremonia, no es la ceremonia en sí­, claro está. Nos da francamente igual que Penélope se lleve el chocolate, y nos come el coño las absurdas actuaciones de Ellen o Hugh Jackman. Lo realmente divertido es lo que se cuece no sólo en la red carpet, sino en las fiestas satelitales que florecen poco antes del evento. Fiestas absurdas que complementan la fiesta principal e intentan atrapar un poco del halo que desprende la ceremonia de las ceremonias.

¿Dónde quedó el glamour? Es todo lo que podemos reflexionar después de leer este especial.

Grace Kelly en los Oscar Academy Awards

We miss you, Grace.

Red carpet

No nos defraudan. Año tras año, los mismos errores, y los mismos estilos indeseables. El premio al leopard print lo recoge este año la fugger profesional Whoopi Goldberg. Casi que le queda mejor el traje de Mary Clarence con un rosario colgado:

Whoopi Goldberg en los Oscar Academy Awards 2009

Sin cambiar de color, pasamos a otro clásico que tampoco defrauda, Queen Latifah:

Queen Latifah en los Oscar Academy Awards 2009

Más mesa camilla que nunca, aunque este año ha acertado un poco más con el modelí­n. Claro, que si huyes de cenar dedo de postre, nunca conseguirás lucir un trajecito de esos con garbo.

Y lo mismo le decimos a la loca esta que, por cierto, está en altí­sima calidad, abrid la imagen y veréis:

Beyoncé en los Oscar Academy Awards 2009

No falla el modelo de jarrón cada año, cada vez más y más hortera. Y si te plantas en jarras, te cantamos por soleás:

Beyoncé en los Oscar Academy Awards 2009

Y, hablando de posar en jarras, Virginia Madsen lo empeora aún más enseñando la pierna por la raja de su falda, esta debió empezar como extra en algún videoclip de Estopa, porque no nos lo explicamos:

Virginia Madsen en los Oscar Academy Awards 2009

Otro gran clásico son los espectros esqueléticos de piel lechosa y apariencia fantasmal. Los mejores casos los han protagonizado Anne Hathaway, Evan Rachel y Tilda Swinton:

Anne Hathaway en los Oscar Academy Awards 2009
¡Quédate loca!

Evan Rachel en los Oscar Academy Awards 2009

Tilda Swinton en los Oscar Academy Awards 2009

En otro apartado están las viejas glorias, que sólo salen de su embalsamamiento una vez al año para desfilar por aquí­ y vuelven a su sarcófago al terminar la gala.

Sophia Loren en los Oscar Academy Awards 2009

Buena idea por si tus esclavos han olvidado hacerte la cera en la sobaca, es ponerte los manguitos en los sobacos, en lugar de en las muñecas. Gran idea, Sophia.

Más viejas glorias. ¿Qué es una alfombra roja sin Mickey Rooney? Cada año más decrépito, bajito e irreconocible. Pero ahí­ está, al pie de la alfombra:

Mickey Rooney and his wife en los Oscar Academy Awards 2009

También está el viejo que trae una exótica novia a la que dobla la edad y que tiene un nombre impronunciable. Este año, es el doctor Lecter y su acompañante, la señorita Stelle Arroyave:

Anthony Hopkins y Stelle Arroyave en los Oscar Academy Awards 2009

No se ha quedado solo, alguien le supera. Si cuesta recordar Arroyave, a ver quién se acuerda de Chau-Giang Thi Nguyen, la novia exótica de Brian Gazer:

Brian Grazer y Chau-Giang Thi Nguyen en los Oscar Academy Awards 2009

Luego están los personajillos estrambóticos. La agencia que nos ha cedido estas fotos no ha sabido identificar a la acompañante de las cortinas de salón que ha traido Seth Rogen, con esas gafas que le hacen so nerd pero nos lo follarí­amos igualmente:

Seth Rogan and wife en los Oscar Academy Awards 2009

Y de personajes estrambóticos, a personajes horteras, de esos que visten de una forma que más que asustar, lo que da es rabia, y queremosque algún segurata les patee el trasero y les confisque la petaca y el paquete de Golden American. Este no es sitio para gente como tú, Mickey Rourke:

Mickey Rourke en los Oscar Academy Awards 2009

Ahora vamos con las estrellas que nos chiflan. Lisa Rinna, con labios desafiantes, posando orgullosa el trabajo de su cirujano plástico:

Lisa Rinna en los Oscar Academy Awards 2009

En el labio superior, su cirujano tení­a espacio para tatuar su dirección y teléfono de contacto. Por cierto, vaya musculitos que trae la tí­a, ¿de dónde los saca?

Y la más acertada de la noche, sin lugar a dudas, Jennie. La adoramos porque Lara Croft nada tiene que hacer con Rachel Green, mirad qué majuela es la mujer:

Jennifer Aniston en los Oscar Academy Awards 2009

Y se subió al escenario a presentar un premio, que ya podrí­a haber sido el de la peli de su ex, habrí­a tenido un morbo que te cagas. Lo odiamos por estar con esa lagarta, que además tiene cara de lagarta, ¡miradla!:

Angelina Jolie and Brad Pitt en los Oscar Academy Awards 2009

Y vamos a sacarle los colores, aquí­ la tenemos en un primerí­simo plano:

Angelina Jolie en los Oscar Academy Awards 2009

Está cada dí­a más desfavorecida, la piel más blanca y flácida y una frente que crece a una velocidad sospechosa. El vestido… Lo dejamos en que no nos gusta.

Sarah Jessica Bradshaw vino acompañada de un tipo que le calienta el colchón y le enciende el cigarro después del polvo. Como cada cuarentona, intenta luchar contra su propia edad apretándose las tetas hasta provocar una estampa que hasta Pamela Anderson calificarí­a de escándalo:

Sarah Jessica Parker en los Oscar Academy Awards 2009

Su vestido es la moda de este año, que es el rollo boda. Muchas eligieron el modeli de dama de honor, pero ella y Penélope han optado por ir de novia. Vamos con la estrella del año, nuestra Pennie:

Penélope Cruz en los Oscar Academy Awards 2009
Penélope Cruz en los Oscar Academy Awards 2009

En 2000 y 2001, fue con un Ralph Lauren. Cuatro años después, iba de í“scar De La Renta. En 2007 escogió un Versace. En 2008, un Chanel, y ahora va de Balmain. Al menos, se ha acordado de su patria y ha mostrado humildad en su largo discurso, que nos recoge Cristina Garcí­a Ramos de la mano de Forehead Comedy, con ví­deo exclusivo de una jovencita Pe en los Oscar de ‘Belle époque’:

Y esto es lo que dio de sí­ la gala:

Beyoncé en los Oscar Academy Awards 2009

Fiestas satélite

Como hemos dicho antes, lo mejor se concentra en las fiestecillas de medio pelo que se organizan por ahí­ con los Oscar como excusa. Como hizo Elton John con su Elton John’s AID Foundation, que dio una fiesta pre Oscar con invitados de su estilo:

Eva Longoria en Elton John AIDS foundation

Parecí­a aquello una fiesta de Halloween más que una AID Foundation party. Eva vestida de protagonista de ‘Los otros’, Dita de muñeca de porcelana diabólica:

Dita Von Teese en la fiesta Elton John AIDS foundation

El novio de Elton con una sonrisa más diabólica aún y la reina del sarao, Morticia Adams (creo que el juego de apellido y nombre no ha podido ser más acertado, caramelo para el redactor):

Victoria Beckham en la fiesta de la Elton John AIDS foundation

Se desplazaba flotando a pocos centí­metros del suelo, deslizando la cola de su atuendo tan creepy.

También hubo una fiesta que organizó Vanity Fair con los mismos de siempre, mucho famoseo de primera pero poco género tran brillante como ¡Joan Collins y su hermana!

Joan and Jackie Collins at the Vanity Fair Oscar Academy Awards 2009 party

Fastuosas.

A creepier shade of pale

Hace un par de meses leí en alguna parte que Anne Hathaway, esa penca que aparecía en Brokeback Mountain, iba a interpretar a Jane Austen en un biopic. Y eso a pesar de su origen cien por cien americano y de sus dudosas cualidades como actriz. La prensa brit estaba caldeada. Y no es para menos, porque la Hathaway no sólo es americana, sino que además es fug que te pasas.

No sabría explicar lo que hay de creepy en ella, pero su presencia me causa sudores fríos. Que la hayan comparado con Audrey me deja un poco de piedra, y eso que nunca fui gran fan de Audrey. El nacimiento de pelo de la Hathaway es, perdonadme, un jodido espanto, pero si lo unimos con el maquillaje y el vestido llegaremos a una conclusión indiscutible. Anne, cielo, necesitas un asesor de color . Hay ciertos personajes que no deberían usar jamás un rouge de labios como el que lleva Anne, si no quieren acabar pareciéndose a Jack Nicholson en el primer ‘Batman’.

Anne es la megaestrella de ‘El diablo se viste de prada Prada’, y en la premiere se presenta vestida de rojo. A primera vista parece que le ha copiado cualquier modelo a nuestra , pero cruzada con Jélena, o sea, parece que se ha comprado un retal de tela roja en cualquier Oxfam y se lo ha cosido ella misma con cualquier patrón de Burda.

La tercera imagen corresponde a una entrega de premios, en la que Anne se presenta con este modelazo.

Anne fue a visitar a su tía en Nueva Inglaterra y le robó las cortinas estilo napoleónico porque ella es gran fan del Burda. Prestad atención (sé que lo hacéis) a los detalles color verde chandal de Madonna y a su flequillo. La razón de existir de su flequillo, indudablemente, es cubrir su horrible nacimiento de pelo.

Y una vez visto esto, ¿os sorprende que Jack Gyllenhall sudara de ella en ‘Brokeback mountain’?

Podríamos haber seguido ignorándola si no fuera porque va a aparecer como Jane Austen, en algún punto de nuestras vidas.

Lots of love.

Famosos: