La que está buena y la que no

paristiedup1.JPG

Con este interesante tí­tulo se nos presenta Paris Hilton en las pantallas una vez más, haciendo de Cristabel, la chica más popular del instituto de la cual Nate lleva años enamorado. Para conseguir su amor, tendrá que conseguirle novio a una tia horrorosa.

hiltonguyx17_450í—512.jpg

La pelí­cula está abocada al fracaso. No tiene un sólo actor que merezca la pena, a Paris la tenemos hasta en la sopa, y además, nadie la aguanta. La gente fue a ver House of Wax para verla morir, con lo cual no hay mucho más que añadir.

Pero lo peor no es que salga en una cutre pelí­cula, como ya hizo cuando salió en Zoolander dos segundos, o en Pledge This, malí­sima, de la cual yo no pude ver más de 15 minutos seguidos y que fue directamente al videoclub del siglo XXI (el eMule), sino que en su empeño por ser una actriz (dice que lleva 2 años estudiando intepretacion con la profesora de Charlize Theron y otras), su mayor obsesión es protagonizar la pelí­cula sobre el culebrón “Dallas” en el papel de Lucy Ewing.

Como toda mujer ociosa, no sabe qué hacer con su tiempo. Hay muchas horas a la semana, y muy pocas son necesarias para broncearse, ir a la peluquerí­a y mirarse al espejo, y las noches no cuentan porque se las pasa de fiesta, con lo cual, ella quiere llenar ese enorme vací­o que se abre en su vida.

Ya intentó ser cantante, y a nadie le gustó su voz de niña tonta ni sus canciones más aburridas que los descartes de Dannii Minogue.

Por eso, preferimos que siga siendo como hasta ahora, que veamos cómo se va de crucero, como sale de fiesta por St. Tropez, como va de glamourosa a las fiestas, y que de vez en cuando protagonice algún escándalo. Para eso sirve, igual que sirvió en su dí­a Vacaciones en el Mar o Dinastí­a, para ponernos los dientes largos.  Pero en el cine no.

paris-hilton-102.jpg

Famosos: