Autobombo de Fugandbusted

Hola, lindos lectores. Como habéis visto, hay buenas nuevas en Fug And Busted, aunque esas buenas nuevas, traen malas (nuevas, también).

Como diría La Pichi, vayamos al grano. Aunque Fug And Busted se inauguró en marzo, las estadísticas comenzaron en abril, y estamos orgullosos de comunicaros que, desde ese mes, hemos recibido prácticamente 24.000 visitas, unas 4.000 visitas al mes.

Después de España, venís de países como Estados Unidos, México, Venezuela, Suecia (what?), Argentina, Reino Unido, Colombia, Alemania o Perú, por este orden.
Las palabras que usáis para encontrarnos son palabras como Lindsay Lohan, descalza, Vicky Martín Berrocal, Pierre Casiraghi, labios operados, coño, botox y demás guarradas.

Tenemos tal éxito que, incluso, un/a hijo/a de puta ha tenido el detalle de registrar el dominio Fugandbusted.com pero, no os preocupéis, porque vais a uniros a nosotros para hacer el siguiente ejercicio, que consiste en redactar este correo:

Destinatario: soluciones@MarketingTotalsa.com

Asunto: Hijos de puta

Texto: hola, soy una lectora (o lector) de la página Fugandbusted.blogspot.com y me gustaría comunicarles que sus oficinas en

P.O. Box 556. Main Street.
Charlestown, West Indies, KN

van a ser objeto de un atentado terrorista por parte de los lectores de esa página en Estados Unidos, que consistirá en un grupo masivo de lectores armados con kubatones, ballestas y pistolas starter, armas con las que asesinarán a todos sus empleados y, a continuación, rociarán todas las instalaciones con bebidas alcohólicas cuya gradación alcohólica volumétrica supere el 70%. Acto seguido, obligaremos a su presidente a tragar un cartucho de dinamita, el cual harán estallar remotamente los responsables de Fug And Busted desde España.

Si no quieren pasar por ese mal trago, por favor, devuelvan el dominio www.fugandbusted.com al ICANN y métanse las pezuñas en el ano en próximas ocasiones.

Un cordial saludo,
aquí tu nombre.

Aparte de eso, queremos agradeceros vuestros comentarios y vuestras constantes visitas. Pensábamos que éramos más redactores que lectores, pero ya hemos invertido las cifras. Muchas gracias y que siga la crueldad (acordáos de lo del correo).