El doctor de Michael Jackson, posible culpable de su muerte

En este momento, se comienzan a dar los primeros posibles datos oficiales del fallecimiento, apuntando a una sobredosis. En unas declaraciones a CBS News, el abogado Brian Osman afirma que “advirtió sobre el uso de la medicación prescrita y a las personas que le permití­an la ingesta de estos medicamentos” y “durante los últimos años les dijo a sus familiares que se estaba medicando en exceso”:

Siguiendo en la lí­nea, Uri Geller, mentalista y amigo í­ntimo de Jacko, afirmaba:

No soy médico, pero sólo puedo pensar que estaba bajo una inmensa presión y estrés, y, le puedes preguntar a cualquier médico, el estrés es asesino

Estas declaraciones las ha fraseado el locutor Paul Gambaccini, que añadió:

Me parecí­a que se exigí­a demasiado para el cuerpo enfermo de un hombre de 50 años

Según TMZ, la sobredosis podrí­a haber sido del fármaco Demerol, fármaco muy similar a la morfina al que Michael era adicto (según CNN). Michael comenzó a tener una débil respiración hasta llegar al paro cardí­aco. El doctor que viví­a en la casa con él y que pudo haberle facilicitado la inyección, actualmente está intentando ser localizado por la policí­a local de Los Angeles, ya que no hay pista de él en este momento.

Por otro lado, la familia de Jacko, con la que jamás se ha llevado bien, se ha ofrecido para cuidar a los tres hijos que ha dejado. En este momento, el portal TMZ habla de la posible adopción de los hijos por parte de su madre biológica, Debbie Rowe. Debbie, según pactó con Michael, no tení­a ninguna responsabilidad sobre sus hijos pero, legalmente, nunca renunció a ellos, así­ que tiene la posibilidad de hacerse cargo de ellos legalmente si así­ lo decide.

Actualización (23:34):

El portal TMZ lanza nuevas informaciones: el doctor que le cuidaba, Conrad Robert Murray, abandonó el domicilio cuando Michael fue encontrado sin respiración. Es entonces cuando el asistente de Michael llamó al 911, y TMZ ha conseguido una cinta con la llamada:

http://www.youtube.com/watch?v=3kxLm3LwSco

El asistente, muy nervioso, hablaba con el médico con gran celeridad:

Tenemos un hombre que necesita ayuda. No está respirando, no está respirando. Hemos intentado una reanimación pero no responde. Tiene 50 años.

El médico, con mucha tranquilidad, dio algunas instrucciones al asistente durante la llamada, a lo que el asistente respondió que “hay un médico en la casa, pero ya no se encuentra”.

Médico: ¿Está en el suelo? ¿Dónde está ahora?

Asistente:  no,  está en la cama. Está en la cama.

M: bien, déjelo en el suelo. ¿Hay alguien con él?

A: sí­, tenemos un médico personal con él, señor.

M:  ¿está el doctor ahí­?

A: sí­, pero no responde (Michael) al CPR (reanimación) ni a nada.

M: […] ¿estaba alguien con él cuando sucedió?

A: No, sólo el doctor, señor. El doctor es el único que estaba con él.

M: bien, ¿el médico vio qué le pasó?

El asistente traslada la pregunta a Conrad, que contesta de fondo, pero en ese momento el médico le contesta que ya está la ambulancia de camino.

Tras esta información, el mismo portal lanza una nueva noticia: Michael debeí­a la cantidad de  $101,926.66, más de 72.000 euros, en concepto de fármacos con receta.

Actualización (1:40):

Primera fotografí­a de Conrad Robert Murray, el médico personal de Michael Jackson, actualmente desaparecido. Foto de TMZ:

Conrad Robert Murray, Michael Jackson's doctor

Famosos: