Un acto de desesperación

Después del impacto provocado por Ifa “Soy una cajera del Tesco” Longoria y su fotografía pro-hirsutismo (desde aquí no sólo doy las gracias a Flowie, sino que además propongo un Especial Hirsutas), no puedo resistirme a colgar una foto de Teri “Me lavo los dientes con lejía” Hatcher.

Teri es otro de los sex symbols catódicos a los que ves en Wisteria Lodge o en la entrega de los Falos de Oro o whatever y te da la impresión de que está estupendísima a sus cuarentaytantos. Pues he aquí otra foto de la verdad, donde Teri se nos presenta tal cual es, con su camiseta naranja, completamente bra-less -tampoco es que le haga mucha falta sostener nada, a decir verdad-, y con unos shorts de deporte de extraño estampado y una enorme mancha coloreada en la entrepierna. Lo terrorífico de la imagen no es, en modo alguno, su atuendo, que parece sacado de cualquier casa de Miami.

Porque a estas alturas os habréis fijado en las piernas de Teri, ¿no? Serio desorden alimenticio, lo llamaremos.

Lots of love.

Famosos:

La marca Bonham- Carter

Queridos, a estas alturas ya estaremos todos de acuerdo en que el estilo no puede comprarse, se tiene o no se tiene. Puedes gastarte lo más grande en un Chanel o en un Valentino, pero como mucho conseguirás estar decente. El concepto estilo siempre me ha parecido más interesante que el de elegancia precisamente porque transgrede la norma. Es más original, más intelectual y más transgresor. Menos convencional.

Pero, centrémonos en el tema que nos ocupa. Habiendo nacido en una familia de alta alcurnia, uno puede seguir dos caminos. El primero es convertirse en el paradigma de la elegancia convencional. El segundo es el camino de la excentricidad. O sea, roughly, si eres de la familia real monegasca, puedes ser Carolina o puedes ser Estefanía.

Nuestra invitada de hoy nació en una distinguida familia británica, tal y como lo demuestran su ilustre apellido compuesto y su acento increíblemente posh, pero en lugar de ir a la caza del zorro y de colocarse una pamela en Ascott, decidió hacerse actriz. Conste que como actriz me parece maravillosa… pero no, no es eso lo que queremos saber. Helena Bonham- Carter, imágenes de una outsider.

Helena ya aparecía en las pantallas cuando era poco más que una adolescente. En Lady Jane, Hamlet de Zefirelli (el de Mel Gibson) o Una habitación con vistas, por ejemplo, tenía menos de veinte años y algunos la llamaban ‘belleza de época’. Bueno. Si ustedes se empeñan.

Ahí tenemos unas imágenes de Helena que nos demuestran su tendencia al hirsutismo. Observad el grosor de las cejas y la sombra sobre el labio superior. Lo peor del asunto es que, incluso con un maquillaje de película de Merchant- Ivory, Helena tiene pinta de ser peluda. No sé si me explico.

Cuando Helena tuvo aquel infame affaire con Kenneth que todos nos negamos a recordar, empezó a parecerme más desagradable. Posaba para las revistas poniendo cara de guarra y todo lo demás, en plan no soy una dama del XIX. Aquí los filtros y los cuidados de un buen hairdresser la favorecen bastante.

Pero claro, el colmo vino cuando se convirtió en la protagonista de El Planeta de los Simios aka Jacko, donde uno no se daba muy bien cuenta de dónde empezaba y dónde terminaba el maquillaje. Desde entonces, Helena sale con Tim Burton y ha empezado a desatar su primal fug instinct, que tiene tela. Ved, ved.

La premiere de El Planeta de los Apios (guiño a mi amiga Lui) nos muestra a Helena moderada, dentro de lo que cabe. Con un poco de estilo, su concepto podría haber sido genial, pero se queda en el horror que es. Intentad transmutar ese vestido (me da la impresión de que lo compró en Oxfam por cinco libras, porque además le hace super grannie) por un vestido negro de encaje en condiciones. Ahora imaginad el equivalente elaborado de esa gargantilla que debió de comprar en Primark. Una de esas preciosas gargantillas de azabache con quinientas vueltas, que son muy Nicole Kidman o Vanesa Paradis. Y por supuesto, el pelo. El corte, la diferencia de color en raíces y puntas, la partición, el brushing y el decapado, todo junto, un espanto. Y esa florecilla a un lado del pelo, ¿no os da la impresión de que la ha trincado de un bouquet floral que había en una de las mesas de la gala, en un arrebato etílico cualquiera?

Esta imagen es de otra premiere, y permitidme que os diga que ya quisiera Chloe Sevigny. No sé por dónde empezar. El vestido, de nuevo de Oxfam o de Save the Children, la torera de terciopelo negro (momentazo Dinastía), los zapatos de raso rojo chillón, el… bolso (no sabría siquiera si describirlo así). Y por supuesto, el peinado y el maquillaje. ¿No es como si hubiera liado el pelo alrededor de la cabeza, momento la novia de Frankenstein? Y hasta ha tenido la decencia de pintarse los labios de rojo a juego con los zapatos. El collar de perlas, no nos quepa duda, probablemente saliera de una de esas máquinas de insert coin que hay en los bares de carretera.

A raíz de esta imagen, una reflexión. Estamos tan mediatizados que juzgamos a los famosos en función de cómo aparecen en las pantallas de nuestros ordenadores o televisiones, o en las fotografías de las revistas. Pero os animo a hacer un ejercicio sorprendente: intentad sacar al famoso de la fotografía. Imaginaos que os lo cruzáis así por la calle, en plan individuo de a pie. Y ahora, visualizad a Helena vestida de esta guisa en el aparcamiento más cercano y decidme que no es scary.

En esta imagen tan love me tender, Helena se abraza a Tim Burton y nosotros comentamos de paso su modelo. Ni Barbie Cristal, ¿eh? Fijaos en el peinado, mechas descoloridas y aquella especie de recogido- cardado.

La foto anterior apareció en varios tabloides de las Islas. Sí, el gesto es poco natural, pero lo que me interesa, de nuevo, es la coiffure de Helena. Fijaos en la cinta de terciopelo y en la rosa que lleva adherida a él, que parece robada de cualquier banquete de comunión. Me encanta la combinación entre la torera de paillettes y la falda de flores, de nuevo comprada en Oxfam por dos libras.

Pero Helena también sabe ir discreta. Un sencillo LBD, un pellejo… y ese bolso. God, help us.

En fin, Helena. Gracias por instruirnos con tu estilo entre trash y gótico. La siguiente imagen, que nos sirva de despedida, es de la Mostra de Venecia, donde llevaba estas gafas que ya quisiera Chloe para sí.

See you, Jélena. Y take care.

Angelyne es fug

Angelyne for governor

Si hay una diva fug (no diosa, sino diva), esa es AngelyneAngelyne tiene un modo de vida que todos adoramos: ella es celebrity por su cuenta. Me explico. Angelyne se ha hecho celebrity a sí­ misma, del modo más natural y adorable que existe: comprando billboards (vallas publicitarias). No sólo billboards, sino cualquier soporte publicitario que permita que Angelyne sea famosa y, por supuesto, así­ es. Angelyne es famosa en toda California (CA, U.S.A.), sólo por haberse pagado su publicidad. En realidad, nadie sabe nada de ella, ni de su vida. Se rumorea que tiene cerca de 60 años, pero sólo puede salir de la boca de gente really fug (este concepto tendrá su propio manifiesto cuando a Floh le venga bien).

Angelyne Corvette

Y es tan fug, que aquí la vemos en una boutique a lo Mini Precio, escarbando entre la ropa de saldo, ¡con sus adorables zapatillas de estar por casa (o eso parecen)! Nos encanta ese montón de ropa dentro de una caja llamada SALE, con su bolso totalmente glam-trash, y su vestido morado, que no se ve bien, pero estamos seguros de que lo ha comprado en esa misma tienda. Es más, chicos, si miráis lo que hay justo encima de la cabeza de Angelyne, ¡veréis colgados varios modelos como el que ella lleva! Y, por supuesto, en su mano derecha tiene una prenda rosa que acaba de sacar de montón, decidida a llevársela.

Angelyne es más que fug
Angelyne es más que fug

Aquí la vemos a ella vestida de lo más fug, pero fug petarda arreglada. No es fug del todo, pues va arreglada, ¡pero su falda es fug! Lo mejor de todo, es que ella va vestida like a bitch, pero nadie puede confundirla con una real bitch, cosa que tiene su mérito. ¿Por qué no podemos pensar que es una bitch? Pues porque va muy bien vestida, bitch, pero elegante. Eso sin contar la presencia de su estupendo pink Corvette, con su propio nombre (Anglyne, por aquello de la limitación de caracteres) en la matrícula. Y ahí está, con una falda de bee y los mismos zapatos que en la pic anterior, con un odioso abrigo de spanish-teen, pero rollo petardo, porque es de terciopelo fucsia, que va totalmente con su oxygenblond hair.

Ella merece algo más que un post, aunque su página, angelyne.com, hace poco que desapareció, aunque tampoco había apenas información de ella. Aparte de tener un apartado desaparecido en Lamesacamilla.com, fue protagonista de uno de los reportajes del programa ‘Nosolomusica’, donde le hacían una entrevista en la que revelaba que es consciente de lo que implica ser rubia. Angelyne posando junto a su Corvette, delante de los reporteros:

“¿Ves? Otro momento de rubia total, no puedo recordar si estaba así o así. (…) Los Angeles es una ciudad peligrosa. Te puedes encontrar a gente como yo”.

Esperamos que Angelyne vuelva a ser noticia fuera de California, como aquella vez que llegó a ocupar unos segundos de todas las televisiones mundiales, cuando se presentó a candidata para gobernar California, aunque fue vencida, por desgracia, por Arnold Governator.

Angelyne for governor

Have lucky and fug, Angelyne.

Famosos:

Begins Fug And Busted!

Zitney Spears

Como todo gran proyecto, Fug N’ Busted comienza con una gran musa inspiradora. Esta es Chloë Sevigny. Hemos pasado del odio al amor en segundos hacia esta mujer pero primero concretemos qué son los términos FUG and BUSTED! Son dos conceptos distintos pero relacionados no obstante. Nuestro commitment es crear un blog muy petardo donde desahogar nuestro petarderío recalcitrante

FUG viene de la palabra ‘fugly’ que es algo así como jodidamente feo, en inglés. (Frightfully ugly, fuckin’ ugly, or whatever).

En nosotros, el estado ‘FUG’ ha pasado de ser un estado de extrema fugliness que nos dejaba death in the bathtub, a ser algo digno de admiracion. La moda actual es un holocausto FUG. Es la antimoda, el espanto, el horror. Miles de trapos colocados uno encima de otro de procedencia diversa (pañuelos de la abuela mezclados con bolsos de Louis Vuitton y vaqueros destrozados de 350 euros combinados con unos infames ‘tank tops’ (camisetas de tirantes) y unas gafas del H&M que tapan toda la cara. Esto podria ser una perfecta descripcion de Mary Kate Olsen, tipa impresentable donde las haya, pero puede llegar hasta el extremo que nos ocupa, el EXTREMO HEINOUSNESS que culmina en Chloë Sevigny, musa del cine independiente americano de los años 90.

Por eso esta introducción necesita de Chloe para ilustrar el concepto:

Chloe Sevigny
Chloe en actitud de Extreme Heinousness
Chloe Sevigny
Chloe en actitud de Extreme Heinousness

Y por si no ha quedado claro, pondremos una foto de Britney Spears en estado de extreme fugliness:

Britney Spears fumando embarazada
Britney Spears fumando embarazada
Britney Spears fumando embarazada
Britney Spears fumando embarazada

 

Una verdadera diva FUG es alguien conocido a nivel mundial, es decir, una celebrity que es capaz de salir a la calle tan pichi con una coleta-palmera en mitad de la frente, un chandal con manchas de tomate, la cara llena de GRANOS untados con Clearasil y un pareo encima del chandal, y reirse en el gepeto de los paparazzis, en una pose de eternal heinousness como Britney Spears o Chloe Sevigny.

Zitney Spears
Britney Spears con acné

Zitney (como se la conoce en America: Zit = espinilla) sacandose los mocos.

Britney Spears es demasiado para nosotros. Es jodidamente fugly y esta jodidamente LOCA. Ha pasado de ser una pop princess a convertirse en una hideous & heinous maruja estadounidense fumadora empedernida, comedora de hamburguesas y cheetos que se pasea a lo largo y ancho de los Estados Unidos descalza y con una gorra de beisbol.

No se nos puede olvidar mencionar la adiccion que tiene Britney Spears a los lavabos publicos de las gasolineras. Podemos encontrar sinfín de fotografías que demuestran que britney tiene una extraña relación con los lavabos públicos de dichos establecimientos.

Además, su mayor pasión es conducir descalza y con el niño encima, y como podemos observar en la siguiente fotografía (obra de arte fug, merecedora del premio Pulitzer), no le importa lo mas minimo pisar el suelo descalza y lo q es peor, el suelo del vater de la gasolinera, lleno de pises y potenciales enfermedades.

La fotografia es genial. Britney aguantandose el pis (gesto de apretarse el chichi). Mano de Britney aproximandose a la puerta. Mano de persona sorprendida haciendo sus necesidades cerrando la puerta tras ver focos y flashes de paparazzis y a ni mas ni menos que Britney Spears amenazando con abrir y pillarle “in fraganti” haciendo caca. La Niña-las-coletas inoportuna a mas no poder pidiéndole un autógrafo a la diva mas trash:

Britney Spears bathroom

Una vez explicado lo que es fug, pasaremos a nuestro otro concepto preferido: BUSTED!

BUSTED es un grado de decrepitud extrema al que muchas celebrities han llegado y que copan los blogs y foros de chascarrilos viles. Famosos adictos a la cirugía charcuteril, viejas glorias relamiendo los tarros de Botox, alcohólicas, drogadictas, vistas desde una óptica muy petarda. El término BUSTED fue acuñado por nuestro miembro cofundador Sunsie despues de oir el tema de Shampale Cartier “Bodega Queen – Busted” en el que una jinetera dominicana increpa a otra de manera cruel: “Listen to me mama. I’ma tell you like it is: You look BUSTED! Your face is busted! your saggin’ ass is BUSTED! and your silicon implants for ya hips are slipped down to ya ankles mama!! Tú me oigo, si, right??? Yea mama you, aha, yea that’s right!
Don’t you dare come and stand on my corner lookin’ all motherfuckin busted and shit!

You got that cheapass Madonna wig with a ponytail and mama that’s very plain ok Puertorican girls cannot have BLONDE AMBITIONS!

En definitiva, una puta le esta diciendo a otra que esta hecha un cristo (busted), que se piensa que va ideal pero que de eso nada, que parece una travesti barata y que le va a espantar a los clientes.

Etimológicamente, Busted es una manera slang de usar el verbo “to burst” que significa estallar, explotar. Busted tiene muchas acepciones, por ejemplo cuando llevas lentillas de colores y llega el listo de turno y dice “aa-ha, u wearing blue contacts!!”. Acabas de ser busted (descubierto) aunque a ti te la sopla porque para eso las llevas. Bust tambien significa “cagarla” o “haberla cagado” (I’m busted!), por ello, Bree Walker por ejemplo es doblemente busted, ya que no solo la ha cagado poniendose esa cara sino que el resultado es muy busted (esta hecha un cristo de medinaceli).

Como podemos observar en la foto, no solo le han dejado cara de ir en moto debido al lifting, sino que parece que le ha picado una avispa en los morros. En el proximo lifting va a parpadear con los labios. Pero no pasa nada porque lo que verdaderamente importa es que ella se ve mucho mas guapa siendo propietaria de una boca tropical.

Bree Walker lips

Una vez aclarado el concepto, ejemplos de divas busted son Jackie Stallone, Farrah Fawcett, Courtney Love (también diva FUG), Lil’ Kim (muy fug tambien) y un sinfin de ellos que iremos publicando a lo largo y ancho de nuestro nuevo blog.

Ilustraremos el concepto con una fotografía de la ex-hotness Yasmine Bleeth, de los vigilantes de la playa cuando la fichó la policia por conducir bajo los efectos de la cocaína y el alcohol.

Yasmine Bleeth then and now
Yasmine Bleeth old hotness VS Older and busted

Por cierto, el idioma del blog va a ser el idioma de los fundadores Floh, Lore54, Nosolie y Sunsie, el Spanglishcutrismo.